Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 TOROS www. abc. es toros VIERNES 29- -2- -2008 ABC Rendición absoluta al toreo de seda y piedra de José Tomás LA MAGDALENA Plaza de toros de Castellón. Jueves, 28 de febrero de 2008. Quinta corrida. Lleno de no hay billetes Toros de Jandilla, desiguales de presencia; muy chicos 2 y 3 muy nobles en conjunto. Luis Francisco Esplá, de azul pavo y oro. Estocada al encuentro y descabello (petición y saludos en los medios) En el cuarto, dos pinchazos, estocada corta tendida, aviso y cinco descabellos (silencio) José Tomás, de tabaco y oro. Metisaca en los bajos, estocada corta atravesada y dos descabellos (ovación) En el quinto, estocada (dos orejas) Salió a hombros. Matías Tejela, de sangre de toro y azabache. Estocada (oreja) En el sexto, dos pinchazos y media atravesada y desprendida (silencio) ZABALA DE LA SERNA CASTELLÓN. Hacía años, y no me atrevería a calcular cuántos, si es que alguna vez sucedió, que el gentío no desbordaba en jueves de feria la plaza, como ayer en pos de José Tomás. La normalidad dice que rejones y Victorino eran el mejor reclamo. Hasta la fecha. El mismo día de su puesta a la venta, se agotó el boletaje, en siete horas cuentan unos, y en cinco los más avezados en Delibes. La cabalgata tomista ha comenzado pronto, y el ídolo ha arrancado fuerte. No todos viajan a los ruedos convencidos y entregados, pues han leído que J. T. es muy mal torero y muy torpe. Lo que pasa es que cuando contemplan el temple de seda de Multitudinaria salida a hombros de José Tomás por la puerta grande de Castellón sus muñecas o la quietud de piedra, como en el quinto, se olvidan de las lecturas y se rinden sin condiciones al toreo de José Tomás. Probablemente, todavía recuerden las gaoneras impertérritas, limpias e inhiestas en un palmo de terreno o los diez o doce estatuarios (no exagero el número) clavada la planta e inamovible la verticalidad de la plomada en los medios. En esos dos momentos, los tendidos estallaron en pie como un golpe de pintura contra el lienzo. El toro de Jandilla se desplazaba muy largo, y EFE Así fue la faena al quinto jandilla, dormida la derecha, dorada la izquierda, clamorosas las orejas Las rendiciones totales traen lapsus, pero no hay que olvidar la pobre presencia de segundo y tercero permitía al torero de Galapagar colocarse perfectamente y ligar los redondos con un temple y una curvatura majestuosos; el toro de Jandilla que, por cierto, tapaba con su normalidad de presencia la impresentable apariencia del abecerrado primero de su lote. Las rendiciones absolutas también es lo que acarrean: lapsus. Y está fenomenal que la inmensidad de una faena borre los recuerdos negativos, ya que la memoria, demostrado está, es selectiva. Pero el crítico no se puede permitir ese lujo. Ab- surdo pecado torero, por rebasar los límites de lo permisible. Y máxime cuando se cuenta con los suficientes redaños para hacer el toreo con una pureza inaudita. Así fue la faena al penúltimo toro, de seda y piedra, dormida la derecha, dorada la izquierda, a medio compás y flexible la figura, a pies juntos y juncal la cintura. El acero se sumó a los elementos para conquistar dos clamorosas orejas. No sé si las mismas, o una al menos, hubiera conseguido del derrengado torete anterior, cuando la zurda de José Tomás hizo el milagro de sostenerlo con una suavidad magnífica, un trazo exquisito, apenas con los vuelos, embraguetado de veras, siempre con la muleta y el pecho por delante. El horrible metisaca y una estocada ineficaz se cargaron todo. No con más trapío, pero sí más colocadito de pitones, fue el tercero, de una calidad superior. Matías Tejela se compuso y corrió la mano, con fases tan estéticas como escasamente apretadas. Su forma de colocarse ha cambiado: retrasa siempre la pierna de salida y, como mantiene el vicio de abrir los toros, la distancia que los separa no es, precisamente, la que conecta con los públicos. Aun así, como vendió plasticidad- -las dobladas últimas fueron estupendas- -y mató con solvencia, cortó una justa oreja. Y otra podía haber obtenido del sexto, con faena de igual corte y confección, si no marra en la suerte suprema. Esplá construyó una medida obra con el noble toro que abrió la buena corrida de Jandilla; muletazos ligeros y series alegres le pusieron a las puertas de un trofeo que la presidencia denegó. Monocorde y en tono bajo fue la siguiente faena. www. zabaladelaserna. com DOS BOHEMIOS EN PALACIO Más de cien medios se han acreditado en Vistalegre para cubrir hoy la reaparición de Morante de la Puebla, mano a mano con El Pana ROSARIO PÉREZ MADRID. Un acontecimiento único anuncian los carteles: Morante de la Puebla reaparece hoy en Vistalegre, mano a mano con El Pana, que se presenta en España. Dos bohemios en el redondel, que hoy será foco informativo: más de un centenar de periodistas se ha acreditado para cubrir el evento. El ambiente es muy grande declara Julio Norte, gerente del coso. Ambos matadores se citan en el Palacio con las ilusiones del principiante. Me siento como un novillero que va a debutar comenta El Pana, quien acudirá a la plaza en calesa. Regreso con toda la ilusión y espero que para siempre asegura Morante, quien vuelvecon una millonaria exclusiva de 25 corridas tras cortar la temporada 2007. Y lo hace en la antigua Chata por ser el escenario ideal Tiene solera y, al ser cubierta, no molestan el viento ni la lluvia Morante de la Puebla ABC Rodolfo Rodríguez y José Antonio Morante se profesan admiración mutua. El Pana cuenta con una personalidad arrolladora afirma el sevillano. Morante es una persona sencilla y un torero fantástico dice el mexicano. La novelesca vida de El Pana ha despertado gran interés: torero pintoresco, antaño trabajó como panadero y sepulturero. De niño soñaba con ser como esas figuras que se rodeaban de gachís y, a sus 56 años, se define como un ser mitológico, aunque lo cierto es que no sé bien ni lo que soy Un enigma, como esta tarde: el genio de La Puebla del Río y el brujo de Apizaco frente a frente. Dos románticos en el paseíllo, envuelto tal vez en el humo de un habano. El Cid indulta un toro en la vuelta de Cayetano en Écija El Cid indultó un toro de Juan Pedro Domecq en la corrida celebrada ayer en Écija (Sevilla) con motivo del día de Andalucía. Oreja y dos orejas y rabo simbólicos fue el balance del sevillano, autor de lo mejor de la tarde. Cayetano, que reaparecía tras verse obligado a cortar la temporada 2007 por su grave percance en Albacete, cortó una oreja. Talavante cosechó silencio tras aviso en ambos. En Atarfe (Granada) con toros de Román Sorando, Ponce, Manzanares y Juan Ramón Romero, en su alternativa, cortaron tres orejas cada uno.