Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES deESTRENO VIERNES 29 s 2 s 2008 ABC Las hermanas Bolena Gran Bretaña EE. UU. 2007 115 minutos Género- -Drama histórico Director- -Justin Chadwick Actores- -Natalie Portman, Scarlett Johansson, Eric Bana, Ana Torrent Portman, Johansson y el pillín de Enrique VIII E. RODRÍGUEZ MARCHANTE El atractivo de esta película no es histórico sino más bien geográfico, pues se ponen frente a frente dos de los mejores paisajes de la actualidad, el de Scarlett Johansson y el de Natalie Portman, dos actrices que se enfrascan en un cuerpo a cuerpo vistoso dentro de una historia que no aspira a la h mayúscula. El director Justin Chadwick se ha basado en la novela de Phillipa Gregory y se centra en un periodo concreto de la licenciosa vida de Enrique VIII, de quien ofrece un retrato vigoroso en lo físico (Eric Bana puede competir en pectorales con al menos una de las heroínas) y ciertamente enclenque en lo intelectual o espiritual. El par de Bolenas queda, en cambio, así distribuido: María (Johansson) es tierna, dulce, discreta y generosa, mientras que Ana (Portman) es lista, ambiciosa, despiadada y pérfida, lo cual quiere decir dos cosas: una, que esta película sabe más de aquel asunto que la Historia (que coloca a la dulce Ana en un lugar en el que la palabra promiscua es un eufemismo) y dos, que Natalie Portman se merienda a Scarlet Johanson, pues su papel de enredadora damucho más juego que el de mendruguillo de la otra. La película está hecha con afanes espectaculares y por lo tanto sin reparos de ningún tipo, ni económicos ni argumentales. Rodada con mucho aparato y narrada al trote de las intrigas y los vaivenes de una corte en la que, precisamente, el verbo rodar tenía un significado trágico ¡glup! Las hermanas Bolena es un producto entretenido, vistoso, endeble desde algunos puntos de vista, como el histórico o el dramático (se recrea demasiado en las alcobas sin que ocurra apenas nada muy llamativo en ellas, salvo un par de relamidas escenas como de local con jacuzzi y que por encima de todo lo demás ofrece la diversión añadida de ver a dos estrellas en un muy directo cara a cara. También aparece Ana Torrent, en el engorroso papel de Catalina de Aragón, y con un momento grande en el que es ella la que devora en la pantalla a ese par de Bolenas. Bien por Ana (Torrent, no Bolena) Scarlett Johansson (María) ayuda a su hermana Natalie Portman (Ana) justo por donde más le dolerá hacia el final de la película Las Bolena: tanto monta... Las hermanas Bolena que no es precisamente un musical, es uno de los títulos con el final más cantado de la historia, pero el director se las arregla, con ayuda de la novela de Philippa Gregory, para descubrirnos los trapos menos aireados de la familia F. M. B. MADRID. No consta que las hermanas fueran tan guapas como Scarlett Johansson y Natalie Portman. Por no constar, no consta casi nada de María, la otra Bolena condenada a desempeñar un papel secundario en la historia, siempre a la sombra de Ana, aunque Philippa Gregory parece haberse documentado hasta en las revistas del corazón de la época y llena los espacios en blanco con astucia y las dosis imprescindibles de imaginación. Justin Chadwick, un hombre que proviene de la televisión, ha sido el encargado de adaptar la novela y contar la relación entre las hermanas, pero, sobre todo, de contar cómo se turnaron ambas en sus frecuentes visitas al lecho real, donde primero fueron empujadas y al que acabaron, más pronto que tarde, por coger el gusto. La historia británica debería importar ese lema tan español de tanto monta... Incluso podrían encontrarle una rima en inglés. De poner el acento en la dignidad perdida de la familia se encarga Kristin Scott Thomas, quien recurre a toda su elegancia para dar vida a Lady Elizabeth, madre de las chicas. Lo malo es que el filme le da aún menos oportunidades que la historia para defender su postura, la única decorosa de todo el clan. Y de defender la dignidad de la reina mancillada se encarga Ana Torrent, que también está bastante vendida, aunque no tanto como las famosas hermanitas, que utilizaron sus encantos en aras de la prosperidad familiar, al menos según la versión que nos transmiten Gregory y Chadwick. Natalie, que hizo parada en España durante su gira de promoción de la película, dejó constancia de su liviana belleza y de su prudencia a la hora de responder. Por supuesto, tuvo que lidiar con las inevitables preguntas sobre su cacareada rivalidad con Scarlett. La protagonista de V de Vendetta aseguró que trabajar con gente grande te hace mejor. Siempre quieres a los mejores en el equipo, como en el fútbol Seguro que le han seguido apretando las tuercas, pero Natalie Portman: Trabajar con gente grande te hace mejor. Siempre quieres a los mejores en el equipo