Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos VIERNES 29- -2- -2008 ABC La ampliación del Prado también hace agua No se puede volver a producir un hecho como éste advierte Miguel Zugaza, quien decidió retirar las obras de una de las salas NATIVIDAD PULIDO MADRID. El agua y los museos lleva camino de convertirse en tema de tesis doctoral. España se seca, mientras nuestras principales pinacotecas no cesan de hacer agua. A mediodía de ayer, el remozado Museo del Prado sufrió un contratiempo en su flamante ampliación, que provocó el cierre temporal de sus nuevas salas de exposiciones, que actualmente acogen una muestra de obras del siglo XX, de los propios fondos del Prado. Según anunciaba por la tarde el museo a través de un comunicado, se produjo un fallo en el sistema de climatización. La avería afectó a dos salas (A y C) aunque se decidió cerrar los tres nuevos espacios expositivos diseñados por Rafael Moneo. Dos de las salas (A y B) reabrieron al público a las 17.30 horas, mientras que la tercera (la C) previsiblemente hará lo propio hoy a las 9.00 horas, cuando abra sus puertas el museo. La explicación de lo sucedido, según el comunicado, es la siguiente: Un fallo en el sistema de climatización provocado por una interrupción momentánea de la fuente de alimentación ha generado un incremento de la humedad relativa por encima de los niveles aceptables de las salas de exposiciones temporales de la ampliación del Museo, que se ha manifestado en forma de condensaciones en las líneas de impulsión del aire La dirección del museo decidió el cierre de las salas hasta que se subsanara el problema. Tras el reajuste del sistema y la estabilización de las condiciones ambientales a los niveles adecuados se produjo la reapertura de las dos salas principales (A y B) que han permanecido cerradas entre las 13.30 y las 17.30 horas El museo aclara que en ningún momento las obras de arte expuestas se han visto afectadas por la filtración de agua procedente de la condensación, aunque, como medida preventiva ante el cambio de las condiciones de temperatura y humedad relativa observado, la Dirección ha decidido desmontar las obras expuestas en las sala C al haberse manifestado en esta un nivel de humedad más alto Miguel Zugaza, director del Prado, explica a ABC que el personal de climatización del museo nos advirtió de que un corte de corriente disparó la humedad relativa a más de un 60 por ciento cuando los niveles normales aconsejan entre un 52 y un 55 por ciento. Aclara Zugaza que no se produjo un desalojo del museo, como se llegó a decir en los medios en un primer momento, ya que se permitió que los visitantes pudieran terminar la visita. Después, dice, se cerraron las salas: La humedad se condensó en los sistemas de impulsión de aire, que están empotrados en el techo de las salas y cayeron sólo algunas gotitas al suelo en el centro ¿No cayó agua sobre ninguna obra? No dice rotundamente. Nuevos protocolos y ajustes Aunque afirma que fue un problema técnico accidental, dice con igual rotundidad que no se puede volver a producir un hecho como éste en el Prado. Ya le hemos pedido a la empresa instaladora de la climatización que se tomen las medidas oportunas, como establecer nuevos protocolos y ajustes que impidan que se produzcan estas descompensaciones en la humedad En las decisiones tomadas hoy en el museo ha primado por encima de todo la protección de las obras. Hemos extremado al máximo las medidas de seguridad añade el director del museo. Ello provocó que se retiraran los cuadros y esculturas instalados en la sala C, en la planta superior de la ampliación, que registró los mayores niveles de humedad. Las tres nuevas salas de exposiciones del Prado albergan en estos momentos las obras Una de las salas de la ampliación que exhibía obras del siglo XIX se desmontó ayer por precaución maestras del siglo XIX de la colección del museo (95 pinturas y 12 esculturas) ocultas en los almacenes durante una década a causa de las obras del Casón. De las salas, la que no ha sufrido estos problemas de humedad (aunque también se cerró por prudencia) es la que acoge las grandes obras maestras, como Fusilamiento de Torrijos Juana La Loca o Los amantes de Teruel También se reabrió ayer por la tarde la sala A, que alberga, entre otras, importantes obras de Goya. La que concentró mayor humedad fue la C, que cierra la muestra. Instalada en el piso superior (una linterna de luz que parte del claustro la atraviesa) reúne piezas de Sorolla, Fortuny o Beruete, que fueron retiradas como medida de precaución. A pesar de lo ocurrido, Miguel Zugaza, que ayer dio la cara ante la prensa y movilizó a todos los especialistas del museo, se muestra muy satisfecho de cómo ha reaccionado todo el personal del museo; lo ha hecho con una gran profesionalidad Este suceso se suma a otro que tuvo lugar, también en la zona de la ampliación del Prado, el pasado mes de enero. Apenas dos meses después de la inauguración, la pinacoteca se ha visto obligada a restituir algunas baldosas que se habían deteriorado considerablemente en los suelos de las nuevas salas. El museo advirtió que la aparición de coqueras era previsible por las características de la piedra. Recordemos que fue el propio arquitecto, Rafael Moneo, quien tuvo un especial empeño en utilizar la piedra de Colmenar en la ampliación del Prado. Se trata de una piedra caliza procedente de la localidad madrileña de Colmenar, Dos de las tres salas cerradas reabrieron ayer por la tarde; la tercera lo hará esta mañana Cayeron sólo algunas gotitas al suelo afirma Miguel Zugaza, quien confirma que no cayó agua sobre ninguna de las obras