Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID VIERNES 29 s 2 s 2008 ABC La Biblioteca Nacional conmemora la Guerra de la Independencia Los grabados de Goya protagonizan la exposición que ayer se inauguró TULIO DEMICHELI MADRID. Ciento ochenta y cuatro piezas de muy diversa naturaleza: grabados, decretos, libelos, folletos y periódicos, obras teatrales, cartas, mapas de campaña junto con otros documentos permiten estas Miradas sobre la Guerra de la Independencia cuyo eje central lo constituyen Los desastres de la guerra de Goya, y que se desarrollan temáticamente a lo largo de ocho capítulos entre 1808 y 1824. Para el comisario de la exposición, el catedrático de Historia del Arte Valeriano Bozal, se ha tenido muy en cuenta el sufrimiento padecido a causa de los acontecimientos bélicos, y muy especialmente, cómo Goya reflejó en sus grabados los efectos de la barbarie y la violencia en la población civil algo que se expresa en grabados como el número 30, titulado Estragos de la guerra Puede verse- -afirma Bozal- -cómo se descuadran y caen las vigas de una casa, precipitándose una mujer desde el piso superior sobre varios cadáveres que se apilan en la habitación inferior. Es la primera vez en la historia que un artista trata el tema de un bombardeo La exposición pasa revista en sus dos primeras secciones a los grandes protagonistas como Carlos IV Manuel Godoy, Fernando VII, Napoleón y su hermano, el Rey José I; y nos introduce en los precedentes de la guerra: el motín de Aranjuez que trajo la destitución del Príncipe de la Paz, la abdicación de Carlos IV y la proclamación de Fernando VII. El tercer apartado ya muestra La guerra. Los hechos con numerosos grabados, mapas y documentos en los que se ilustran los sucesos del 2 de mayo en Madrid, los sucesivos levantamientos de algunas ciudades, así como los horrores de Tarragona y Barcelona. Algunas estampas muestran la ferocidad de la lucha popular contra el invasor, como el grabado La muerte de un francés literalmente cosido a puñaladas. Entre los documentos aportados destacan varios mapas militares del sitio de Zaragoza y de la batalla de Bailén. Goya protagoniza la cuarta Los desastres de la guerra son el eje de la muestra sección con su célebre colección de grabados, que se exhibe junto con algunos dibujos preliminares y pruebas de estado. En el apartado dedicado a La situación política se presentan escritos de los ministros afrancesados Azanza y O Farril; así como ejemplares de El Español, publicación que imprimía Blanco- White en su exilio londinense; impresos de las constituciones de Bayona y Cádiz y grabados alusivos a las abdicaciones de Fernando VII y Carlos I en Napoleón. Mención especial le merece a Bozal el sexto capítulo, El debate político. La sátira en el que se muestran grabados satíricos españoles y británicos de gran ferocidad, como los que muestran a José I montado en IGNACIO GIL La exposición Lugar: Biblioteca Nacional, hasta el 25 de mayo. Organizadores: Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, Biblioteca Nacional, Ministerio de Cultura. Fondos: Biblioteca Nacional, Museo del Prado, Biblioteque Nationale de France, British Museum y Calcografía Nacional 184 grabados, cartas, estampas satíricas, mapas militares, diarios y documentos integran la muestra un pepino (alusión a su nombre) o dentro de una botella de vino. Los dos últimos apartados se dedican a El final de la guerra. La vuelta del absolutismo y a sus Funestas consecuencias Brillan algunos grabados de Goya en los que se ve el encarnizamiento de la policía contra la delincuencia o el que ilustra la portada del catálogo: El coloso El retorno de la Inquisición y la revocación de la Constitución de 1812 son sus documentos principales. Por último, Bozal señaló que la muestra ofrece las diversas interpretaciones que se han dado de aquella guerra, que van desde la defensa tradicionalista de Dios, Patria y Rey, al nacimiento de la Nación moderna de corte liberal.