Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 s 2 s 2008 ECONOMÍA 41 El Gobierno esperaba desde julio de 2006 un fuerte repunte del paro ALBERTO CAPARRÓS VALENCIA. En julio de 2006, con la economía en pleno apogeo, entró en vigor el decretoley para la mejora del crecimiento y el empleo, bautizado como AMCE, fruto del acuerdo del Gobierno con sindicatos y patronal. El pacto perseguía reducir la precariedad laboral, pero la letra pequeña incluía medidas en previsión de un importante repunte del paro. Ejecutivo y agentes sociales eran conscientes de que las cifras de creación de empleo se sustentaban en trabajos de poca cualificación. Así, mientras el Gobierno negaba la existencia de una desaceleración, hace un año y medio ya aprobó medidas para mejorar la protección por desempleo de colectivos específicos El secretario general de UGT, Cándido Méndez, recordó ayer que se hicieron los deberes por anticipado Admitía así que las previsiones que se manejaban no eran precisamente halagüeñas. Para mitigar los efectos del paro se acordó aumentar en seis meses el subsidio a los mayores de 45 años, mientras los trabajadores fijos discontinuos- -en su mayoría inmigrantes- -se equipararon con los contratados a tiempo completo. Además, se incluyó que el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) cubriera a los trabajadores con contrato temporal. Por su parte, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean Claude Trichet, calificó ayer como inaceptablemente altas las elevadas tasas de desempleo registradas en algunas regiones o segmentos del mercado laboral de la eurozona. Asimismo, destacó la importancia de que los estados miembros de la UE lleven a cabo las reformas estructurales necesarias para hacer frente a los desafíos económicos. Trichet da una voz de alarma Bush, ayer, durante la conferencia de prensa ofrecida en la Casa Blanca REUTERS Bush descarta una recesión económica en Estados Unidos El dólar fijó un mínimo histórico, 1,5221 unidades por euro, y el PIB registró el menor ritmo de crecimiento en cinco años AGENCIAS WASHINGTON VIENA. El Producto Interior Bruto (PIB) estadounidense creció un 2,2 en 2007, el menor ritmo de crecimiento de los últimos cinco años, tras sufrir una fuerte desaceleración en el cuarto trimestre (0,6 debido a la caída de las inversiones de las empresas, la desaceleración de las exportaciones, la bajada del consumo personal y el menor gasto público, a lo que se sumaron 19.000 parados más en la última semana hasta afectar a 373.000 personas. Con estos datos recién salidos de las estadísticos, el presidente norteamericano, George W. Bush, aseguró que la economía no entrará en recesión por lo que negó que sea necesario un nuevo plan económico adicional, que contenga más incentivos fiscales. Bush reconoció que no hay duda de que la economía se ha desacelerado, aunque no creo que nos dirijamos a una recesión Por este motivo, pidió paciencia para que el paquete de estímulos económicos por 150.000 millones de dólares, puesto recientemente en marcha, tenga sus efectos. Las palabras de Bush no tuvieron ningún efecto sobre el mercado cambiario, mientras que sí fue tenido muy en cuenta el dato del PIB, que provocó una nueva depreciación del dólar, que ayer volvió a marcar un nuevo récord histórico al quedar el cambio oficial de 1,5121 dólares por euro (por la tarde superó los 1,52 dólares) Para sumar nuevas alarmas, el presidente de la Reserva Federal (Fed) Ben Bernanke, anunció que habrá quiebras de bancos pequeños por la crisis inmobiliaria, y que la inflación va a sufrir un nuevo repunte en los próximos meses. La CE exige a España que no favorezca los paraísos fiscales LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. En medio de todo el escándalo fiscal destapado en Liechtenstein, la Comisión Europea llamó ayer la atención a España y le dio un plazo de dos meses para que modifique su legislación sobre el impuesto de sociedades que actualmente permite prácticas abusivas y discriminatorias que atentan contra la norma europea de libre circulación de capitales. Según la legislación española los dividendos distribuidos por las sociedades residentes en España y en países como Luxemburgo, Reino Unido, Liechtenstein, Gibraltar, Chipre o las Antillas holandesas, en las que una empresa española tenga una participación de más del 5 pueden acogerse a una exención fiscal, mientras en el resto de países se siguen aplicando cargas fiscales mayores, lo que induce a los accionistas a invertir capital en aquellos países en los que se favorece la exención. Y el petróleo, por las nubes Repunte de la inflación Y cerrando el círculo vicioso de la crisis, el crudo continuó campando a sus anchas. El precio del petróleo de Texas aceleró su tendencia alcista y se elevó hasta los 102,56 dólares, dos dólares más que el día anterior, ante la escalada en los precios de los combustibles- -en Viena el crudo de la OPEP superaba por primera vez los 95 dólares por barril y el del Brent se situó en 100,90 dólares- -y el mayor debilitamiento del dólar, lo que abarata las compras de crudo con monedas fortalecidas.