Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 GENTE www. abc. es gente JUEVES 28- -2- -2008 ABC Vevers saca a Loewe del armario Veinte looks veinte maniquíes (estáticos) y, como marco, la Ópera Cómica de París. Para su debut como director artístico de la casa, el diseñador británico ha metido mano en los archivos de la casa POR ROSA BELMONTE FOTOS: ERNESTO AGUDO PARÍS. Desde el mes de enero, Stuart Vevers, antiguo director creativo de Mulberry y sucesor en Loewe de José Enrique Oña Selfa, vive en Madrid. Este inglés con cara de inglés todavía no habla español pero toma clases varios días a la semana. Se muestra encantado (y very exciting con su nuevo destino. No hay que olvidar que es un hombre con un pasado en cueros (además de su trabajo en Mulberry, ha diseñado accesorios para Vuitton, Givenchy y Bottega Veneta) así que la casa fundada en Madrid en 1846 era una referencia. Para su presentación en París, el británico nacido en 1973 en Cumbria (norte de Inglaterra) ha abierto el armario de la abuela y de la madre (de las que se vestían en Loewe) Y también el del abuelo y el padre (éstos se vestían en el sastre) Con la inspiración de la Paloma Picasso de finales de los 70 y la Catherine Deneuve de El ansia el creador juega con el rollo masculino femenino a la vez que rescata clásicos de la firma. Los que él cree que pueden servir para el siglo XXI, como el estampado de leopardo, el pañuelo de seda (convertido en una falda plisada y luego teñida de negro) o los mocasines con tacones. La silueta es femenina, ceñida a la cintura (a la cintura baja) pero complementada con abrigos masculinos. Se toman los clásicos de Loewe pero se retuercen. O se les da un giro. Twist diría Vevers. De ahí los detalles subversivos. En una petite robe noir de encaje, un cuello plateado y un cinturón masculino. El traje de cóctel y el de safari, en napa. El abrigo corto de zorro, con forma de anorak. Eso, además de los collares con tuercas, los tacones bombilla, los lazos, las katiuskas con cadenas o los bolsos, que siguen siendo los reyes de la casa, reversionados (el Amazona, por ejemplo, en piel de coco y con bolsillos) Los candados se repiten en casi todos los bolsos (que son pequeños, grandes y hasta en plexiglás de colores) Pero los candados, que a veces son enormes y siempre de adorno, no impidieron que un o una amante de lo ajeno echara mano de un pequeño bolso rosa de coco. Teniendo en cuenta que el personal cool carga habitualmente con bolsos que parecen sacas de Correos tampoco extraña que puedan distraer un minibolso o un maniquí entero (tampoco iba a protestar) Evidentemente, el gentío en la Ópe- Se busca En la foto de arriba, el diseñador posa delante de uno de sus diseños. Abajo, el bolso de la colección de Loewe que fue robado ra Cómica era respetable (por abundante, no por honorable al cien por cien) Gente anónima y gente conocida. Entre ésta, Carine Roitfeld (editora jefe de Vogue Francia) o Suzy Menkes (crítica de moda del International Herald Tribune que fueron al estreno de Stuart Vevers. También acudieron algunas celebridades españolas. Así, Mónica Cruz (que el día anterior estaba en el front row de Dior sentada entre Lucy Liu y Clotilde Courau) Nieves Álvarez (que estaba afónica) Nawja Nimri (que nada más salir a la calle, se sentó en las escaleras de la Ópera y se cambió los tacones por unas Nike retro) Quim Gutiérrez e Inés Álvarez. Stuart Vevers ha enseñado la patita. Con poco tiempo para elaborar la colección, ha prescindido del desfile y ha optado por la presentación en sociedad. Lo visto el martes en París poco se parece a las últimas colecciones de Loewe. Aparentemente, quizá sólo aprentemente, el cambio es grande. Un poco Le Carnaval et la folie que se ha representado este mes también en la Ópera Cómica. Parece que llega un nuevo estilo. ¿Pero para una nueva cliente o para la de siempre? Con su cara de niño bueno y sus gafotas de pasta, Vevers ha hecho un sayo con la capa de Loewe. Respetando el legado pero dando giros personales. Ya lo decía Dalí, los que no imitan nada no producen nada.