Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28- -2- -2008 DEPORTES www. abc. es deportes 91 Otra mano salva al Barça Xavi empató con el tiempo ya cumplido en una jugada precedida por la acción de Eto o Barcelona Valencia Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Zambrotta, Puyol, Milto, Abidal; Xavi, Touré Yayá, Deco (Iniesta, m. 69) Messi, Eto o y Henry (Bojan, m. 69) Valencia (4- 3- 2- 1) Hildebrand; Caneira, Helguera, Albiol, Moretti; Maduro, Banega (Baraja, m. 69) Mata (Vicente, m. 80) Joaquín (Arizmendi, m. 62) Silva; y Villa. Árbitro: Iturralde González. Mostró la cartulina amrilla a los locales Deco y Messi y a los visitantes Mata. Gol: 0- 1, m. 69: Villa. 1- 1, m. 90: Xavi. Koeman: Nos vamos cabreados de Barcelona Nos vamos cabreados de Barcelona porque ha sido una mano clarísima de Eto o Así de contundente se expresaba Ronald Koeman, entrenador del Getafe en la rueda de prensa. Desde el banquillo no he visto la mano porque había muchos jugadores alrededor de Eto o, pero me han dicho que en las imágenes se ve que ha sido una mano clarísima. Ha sido una pena. El Barça ha tenido sus oportunidades para empatar y, si te marcan en una ocasión normal, no pasa nada, pero que te marquen en el último minuto y tras una mano, es para cabrearse manifestó con evidente enfado. El técnico quiso dejar claro que nunca salimos beneficiados de estas decisiones. Salvo el gol de Villa contra el Betis, siempre salimos perjudicados en estas decisiones No obstante, Koeman cree que el árbitro no tuvo la culpa: No tiene una televisión delante y se puede equivocar. Creo que no ha visto la mano y que, por lo demás, ha estado bien Pero sí cargó las tintas el técnico del Getafe contra el auxiliar al afirmar que ha visto la mano de Joaquín en la primera parte y ha anulado el gol, pero no ha visto la de Eto o Koeman acabó elogiando la actuación de su equipo- pueden estar orgullosos de lo que han hecho -y a su portero Hildebrand- ha estado muy bien en los uno contra uno Frank Rijkaard, por su parte, no quiso pisar los lodos de la polémica para no enfangarse y prefirió responder con evasivas. Dijo que no había visto la mano de Eto o y que tampoco había hablado de esa cuestión con el camerunés al término del encuentro. Sí estaba convencido de que su equipo había merecido el gol del empate. Menos mal que hemos podido empatar por el trabajo que ha hecho el equipo El holandés está convencido de que su equipo estará en la final de la Copa. Tenemos que seguir así, con agresividad y dominando el partido, porque, así, los goles llegarán. Nos queda otro partido y estamos con confianza en superar la eliminatoria 1 1 ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Sirve la neblina de ayer para ambientar la noche del Camp Nou, en donde el Valencia se llevó un tesoro que pudo ser mayor de no ser por el empate final de Xavi con el tiempo ya cumplido. Hasta cierto punto, tiene guasa que la eliminatoria adquiera tintes blanquinegros, pues llegó una vez y con eso tuvo suficiente. De hecho, no se le veía muy entusiasmado en la victoria, parecía más contento que unas castañuelas con mantener a cero su marco, pero tampoco iba a despreciar la concesión del Barcelona. Sobre la bocina, otra vez Xavi ejerció de salvador aunque la jugada está precedida por una mano clara de Eto o. Otra que no le pitan al Barcelona. Condiciona tanto el partido de vuelta que casi nunca se resuelve nada en la ida. Así es la Copa, aunque bien es cierto que a estas alturas adquiere la relevancia que pierde en las rondas previas. Sólo cuando se atisba la posibilidad de levantar el trofeo genera interés y de ahí que estas semifinales recuperen toda la esencia de este trofeo histórico venido a menos. No se puede decir que el de anoche fuera un gran encuentro, ni mucho menos, pero sí tuvo tensión y emoción. Espoleado por el ambiente de las grandes ocasiones, quiso el Barcelona demostrar que su mejoría no es flor de un día y arrancó en tromba. Sin que presentara grandes novedades el once de Rijkaard- -Iniesta entró en las rotaciones, lo único destacable- entendió el conjunto azulgrana que de él dependía el movimiento del balón. Se lo dejó el Valen- Eto o celebra el polémico gol junto a sus compañeros y ante la decepción de los valencianistas cia, que prefería jugar a verlas venir con once tipos por detrás de la pelota aguardando el más mínimo error para encontrar desprevenido a su rival. Y casi se le van todos los planes al traste a los de Koeman de no ser por tres intervenciones milagrosas en una triple ocasión clarísima. Primero fue Hildebrand el que despejó el disparo de Xavi, luego fue Albiol el que estiró la pierna para impedir que el chute de Eto o acabase en gol y finalmente Caneira con el pecho, en remate de Messi, ahuyentó el peligro. Era el minuto seis y no hubo más oportunidades durante el primer acto. Cuanto menos ninguna merece mención salvo un gol correctamente anulado a Joaquín por ayudarse del brazo. AFP Atascado en la creación El Valencia llegó una vez, marcó y cuando acariciaba la victoria llegó la polémica jugada del camerunés El Barcelona, asfixiado por la presión blanquinegra, se atascó en la creación. Le faltó clarividencia a Touré y tampoco mantuvo el nivel Xavi, incapaz de conectar con la inusual tripleta formada por Messi, Eto o y Henry, que trabajó en constante permutación. Y al Valencia ya le valía, sabedor de la importancia del partido de vuelta en Mestalla. Con un falso sistema ofensivo, que aparentemente invita a pensar en que a este colectivo le gusta el toque y el ataque, le bastó con correr y presionar para abortar cualquier mala intención azulgrana. Esa era la consigna para un equipo desquiciado en lo social al que le va la vida en este torneo. Se mantuvo la tónica en la reanudación. Ni había espacios ni nadie los buscaba, por lo que el Barça vivió de las individualidades de Messi y el Valencia de los despejes de Hildebrand, que no bloca ni una pero que al menos ayer paró y mucho. Movió primero ficha Koeman y al tiempo reaccionó Rijkaard, que tardó en entender que el encuentro necesitaba a Iniesta y a Bojan. Pero fue entrar estos dos últimos y marcar el Valencia. Una de una. En una contra letal, Silva adivinó la internada de Arizmendi y éste, de primeras, se la puso a huevo a Villa. Y el tanto animó la velada. Lo buscó el Barcelona y lo tuvo, mas Hildebrand se hizo grande y casi obró el milagro. Pero otra mano salvadora vale para que este Barcelona mantenga sus opciones. Rijkaard evita la polémica ABC. es Siga en directo los partidos de la Copa del Rey en http: www. abc. es deportes