Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28- -2- -2008 TOROS www. abc. es toros 85 Castellón despide a Liria con cariño LA MAGDALENA Plaza de toros de Castellón. Miércoles, 27 de febrero de 2008. Cuarta corrida. Más de media entrada. Toros de Fuente Ymbro, bien presentados aunque de muy distintas hechuras; con movilidad todos, destacaron 1 y el exigente 5 también sirvió el noble 2 3 y 6 los peores. Pepín Liria, de azul marino y oro. Estocada (petición y saludos) En el cuarto, pinchazo y estocada (oreja) Juan Bautista, de azul cielo y oro. Estocada (leve petición y saludos) En el quinto, estocada desprendida y dos descabellos (silencio) César Jiménez, de catafalco y oro. Pinchazo y estocada desprendida (silencio) En el sexto, estocada atravesada y corta que escupe, media y siete descabellos. Aviso (silencio) ZABALA DE LA SERNA CASTELLÓN. Pepín Liria fue recibido y despedido con cariño en su última tarde en Castellón. Allá por donde ha pisado, Liria siempre se ha dejado la piel con corridas de hiel. En esta su temporada del adiós recogerá lo sembrado, la entrega de un guerrero que nunca se rindió. Ovaciones como la tributada al romper el paseíllo u orejas como la del cuarto serán su recompensa. Aun despidiéndose, Liria le puso más fibra y corazón que sus jóvenes compañeros de terna. A Juan Bautista hay que ponerle el despertador en hora, que los toros a puerta cerrada ya se terminaron; a César Jiménez no le cabe ni la excusa de haber pechado con el peor lote para estar tan sin ideas ni recursos. La corrida de Fuente Ymbro se movió mucho, algunos para ser más y mejor aprovechados, en sus muy distintas hechuras, que ocuparon diferentes registros dentro de la seriedad. Pese a ser altón y no terminar de descolgar, el primero fue el de más calidad, especialmente por el pitón izquierdo. Pepín se centró y se atemperó por ese lado en tres o cuatro series de naturales, que no sólo Pepín Liria puso fibra y corazón y cortó una oreja fueron lo mejor de la faena, sino también de la tarde. La limpia estocada antecedió a una firme petición que no estimó el palco, como sí haría con la del cuarto, con menos fundamentos. El veterano murciano estuvo entonces en su versión de batallador con un toro que iba pe- EFE ro no se acababa de ir, que reponía pronto y en corto. La muerte fue lenta, y la pañolada cariñosa y justa para con una trayectoria honesta: Pepín Liria nunca engañó a nadie. Mucho se dejó a su altura el noble jandilla castaño y listón de Ricardo Gallardo que cayó en manos de un Bautista frío, como de entrenamiento, en plan de pegar muchos pases, como si calentase motores; pero la temporada cuenta desde hoy. Lo despenó por arriba, soltando la muleta en el embroque. Comedido estuvo con un quinto de largo cuello que acometió al caballo de lejos con motor, apretó hacia los adentros en banderillas y humilló con largura y exigencia en la muleta. No terminó J. B. de dar el paso adelante, y para cuantos hemos apoyado su proyecto clásico y de buen gusto supo a demasiado poco. Mató de nuevo de una, y el fuenteymbro se fue a morir a chiqueros. Jiménez se estrelló con un toro silleto de tres bes: basto, bruto y bronco. Embestía a golpes, a oleadas, contra el palillo. Perdió el diestro de Fuenlabrada el capote una vez, la muleta en los principios y la batalla finalmente. El terciado sexto, que con el cuello levantó al caballo cual pluma en un arreón inesperado, en general se desentendió del mundo, con la cara alta, y los muchos y rígidos derechazos de Jiménez no le convencieron, como no convencieron a nadie. www. zabaladelaserna. com