Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 28- -2- -2008 ABC Hillary y Obama, en uno de los momentos más tensos del debate celebrado en Cleveland, Ohio, donde se disputarán las primarias el próximo martes REUTERS Hillary representa el papel de víctima en su última baza para evitar el triunfo de Obama Se queja de la supuesta subjetividad de la prensa de EE. UU. en favor del senador y de las tácticas utilizadas por su rival PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. La verdad es que había bastante curiosidad por saber qué Hillary Clinton participaría en el último debate antes de las decisivas primarias del 4 marzo: la beligerante que- -a veces con sanguinaria ironía, a veces con evidente frustración- -acusa a Barack Obama de ser un intrascendente novicio, o la que, con tono conciliador, se declara muy honrada de compartir escenario con el candidato afroamericano. Al final, en el foro televisado número veinte del disputado proceso de nominación presidencial del Partido Demócrata, la que apareció es una ex primera dama intentando asumir el papel de víctima. En otro llamativo cruce americano entre el mundo del entretenimiento y el de la estrategia política, la senadora por Nueva York utilizó una reciente parodia emitida en el famoso programa Saturday Night Live de la NBC para argumentar la supuesta subjetividad de la prensa de Estados Unidos a favor de Barack Obama. Con reproches de por qué a ella en los debates se le hace siempre la primera pregunta colocándola en desventaja, o por qué no se le da suficiente tiempo en sus turnos de intervención. Dio a entender que a los diversos periodistas que han moderado esta sucesión de encuentros electorales solamente les ha faltado preguntarle a Barack si está cómodo y si necesita otro cojín Durante el resto del debate, a una semana de las primarias de Ohio y Texas con 334 delegados en juego, Hillary Clinton intentó amplificar en todo lo posible las diferencias políticas, muchas veces de matiz, que le separan de Barack Obama. Empeño acompañado por un continuo desdén por el breve historial de su rival y sus tácticas de campaña. Ya que, según la senadora por Nueva York, su competidor está utilizando toda clase de informaciones falsas y argumentos manipuladores sin que nadie le pase debida factura. El senador por Illinois, como su admirado Mohamed Ali, encajó todos esos golpes y acusaciones reiteradas para responder de forma más sucinta. Según Obama, el problema de Hillary Clinton es que equipara la experiencia con la longevidad en Washington Pero, según el candidato afroamericano, no creo que el pueblo americano piense de la misma manera y no creo que, si uno mira a las decisiones que hemos tomados los dos durante los últimos años, la longevidad en Washington sea una medida certera Obama, recurriendo a sus habilidades de abogado, no tuvo reparo en conceder matizaciones semánticas a su rival, pero sin dejar de cuestionar el inopinado tono victimista de la ex primera dama. Según el senador por Illinois, la senadora Clinton nos ha enviado constantes ataques negativos, a través de correos electrónicos, llamadas de teléfono robotizadas, folletos, anuncios de televisión, programas de radio, y nunca hemos lloriqueado por eso, porque entendemos que ésa es la naturaleza de estas campañas Una de las cuestiones inevitables para la senadora por Nueva York fue si su campaña es responsable de divulgar por Internet una foto de Obama vestido con un traje de nómada somalí durante una visita a Kenia realizada hace dos años. Hillary Clinton reiteró no saber nada de la polémica cuestión, indicando que no respalda ese tipo de tácticas basadas en el bulo de que su rival es musulmán. Posición que no encaja con la reacción inicial de su jefa de campaña, Margaret Williams, afirmando que la foto en cuestión no era algo cuestionable. Los temas centrales del debate organizado por la cadena La foto del turbante