Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 s 2 s 2008 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA LA SUCURSAL NDALUCÍA tiene desde hace un año un Estatuto de máximos que la convierte en una pequeña nación, un miniestado de la señorita Pepis, pero sus ciudadanos permanecen condenados a la subsidiariedad política. Desde que en 1994 perdiese la mayoría absoluta tras convocar unos comicios autonómicos por separado, Manuel Chaves decidió solapar el debate de su propia gestión parapetándose tras el fragor de las elecciones generales, que utiliza como burladero para evitar que los andaluces evalúen en solitario el balance de un régimen acostumbrado a perpetuarse a sí mismo. A Chaves le molesta que se destaque lo que él IGNACIO ha instituido como su maCAMACHO yor logro político: la implantación de un sistema de dependencia clientelar que le garantiza una cómoda hegemonía sin sobresaltos. La presencia invasiva del sector público en la vida cotidiana y el control de la inmensa mayoría de los medios de comunicación y de sus mensajes le proporciona una formidable capacidad de permeabilización social, que ha conseguido la identificación casi completa de la autonomía con el partido que la gobierna desde hace un cuarto de siglo. En ese tiempo, los socialistas han establecido un dominio absoluto sobre todos los resortes de la sociedad civil, a la que han sometido a un proceso intensivo de ocupación política hasta liquidar cualquier atisbo de disidencia independiente. No hay territorio institucional, sindical, social o cultural que funcione al margen de la tutela omnímoda de la Junta. Ese tejido altamente esponjoso configura un confortable colchón sobre el que el PSOE se acuesta para reafirmar una y otra vez su supremacía electoral, ante un PP que no halla el modo de sobreponerse al hándicap de una desconfianza histórica. Sin embargo, la construcción de un poroso Estado del Bienestar levantado sobre transferencias de renta, procedentes de Europa y de otras comunidades españolas, no ha podido sacar a Andalucía de la cola de todas las estadísticas de desarrollo y convergencia. La autonomía no despega ni en PIB, ni en infraestructuras, ni en empleo, y encabeza el dudoso ranking del paro nacional, porque Chaves ha utilizado un inmenso caudal de recursos públicos para abotargar el impulso productivo acunándolo en largas derramas de subvenciones. Cada 28 de febrero, un autocomplaciente ceremonial oficial conmemora la jornada del referéndum en que el pueblo andaluz ganó en un arrebato de rebeldía el derecho de igualdad con otras comunidades que pretendían una fractura nacional y una España de dos velocidades. Pero hace tiempo que la Junta decidió por su cuenta descolgarse de ese impulso reactivo para someterse por conveniencia a un sucursalismo político disfrazado con una retórica de autogobierno. La reiterada convocatoria de elecciones simultáneas es el preclaro- -y triste- -ejemplo de que el régimen chavista no está dispuesto a dejar suelto un solo cabo de dominancia ni a permitir siquiera un asomo de autonomía decisoria. A EXTERIOR OBAMA Y EL POSIBLE ATENTADO si Barack Obama desapareciera de la noche a la mañana? Quien diga que no es posible, piense en ejemplos recientes. América perdería una esperanza, pero al magnicida le bastaría un argumento: muerto el perro se acabó la rabia. De Lincoln a Kennedy, el asesinato encabeza la tabla de resultados seguros. Obama haría bien en protegerse (verbo difícil en la era del cochesuicida) El jueves, día 21, Hillary acertó cuando, al comienzo del debate, en Austin, Texas, dijo: Miren, no importa lo que suceda en este encuentro, estoy muy honrada de estar aquí con Barack Obama, lo que cuenta es que vaya bien... Y estrechó la mano de su rival. Hillary trataba de aparecer como una experta presidenciable... Poco de lo que dijo no pareció impresionar a Obama. Los dos aspirantes coincidían en el impulso a la democracia en Cuba o en el apoyo a los inmigrantes hispanos. Clinton defendió la construcción del muro entre México y EE. UU. pero recordó que el proyecto carecería de sentido mientras Bush estuviera en la Casa Blanca. Obama añadió: la administración Bush no es buena escuchando, es algo que no hace bien. Pero respaldó la propuesta de graDARÍO dual asimilación de inmigrantes, un VALCÁRCEL acierto del actual presidente, según el Herald Tribune. Las elecciones primarias son en Estados Unidos una lección de democracia de abajo hacia arriba. Cada estado elige su procedimiento electoral. ¿Qué ocurriría en España, se pregunta en el próximo número de Política Exterior Jaime Ojeda, desde Virginia, si cada circunscripción determinara sus propias reglas electorales y si los partidos tuvieran que presentar a sus candidatos en cada una de ellas? Lo más visible de la campaña es, para Ojeda, el progreso meteórico de Obama. Su instinto político, su juventud y la belleza de su lenguaje encarnan el ansia de cambio de la nación. Obama ha tenido el acierto de presentarse por encima del victimismo racial, apelando al voto blanco, que incluso ve en él una redención del pasado. Es tal el rechazo, la desilusión y el hastío que se ha ganado Bush en estos ocho años que una ¿Y victoria demócrata puede llegar, en la dirección marcada en 2006. Pero la rivalidad entre Hillary y Obama puede destruir esta esperanza. Desde esta orilla del Atlántico, vemos cómo John McCain, aspirante a candidato republicano, propone, con no poco valor, otra clase de cambio. Los republicanos moderados apoyan el rechazo a la reducción de impuestos y el giro radical de la política americana contra el cambio climático propuestos por el senador por Arizona: búsqueda urgente de nuevas tecnologías, de proyectos compartidos como ITER, el reactor termonuclear que se construye en Francia, financiado por Estados Unidos, la Unión Europea, Japón, China, Rusia, India y Corea del Sur. Hillary parece cogida en este sándwich. Como en otras campañas occidentales, Obama y Hillary se esfuerzan por conservar la calma y el respeto al adversario. Pero hay veces en quelosnerviossaltan. En eldebatedeAustin, Hillaryacusaba de plagio a su rival. Obama contestó con tranquilidad: laideadequeyopueda plagiar auno demis compañerosmás próximos, alguien que me dio su argumento y me pidió que la usara- -exactamente dos líneas- -creo que no tiene sentido, dijo entre aplausos y risas. En efecto, el gobernador de Massachusetts, DevalPatrick, aliadodeObama, habíafacilitado un idea: no era un plagio. La señora Clinton hubo de deglutir sus palabras sobre Xerox. Obama está sereno después de 11 victorias consecutivas. Para Hillary es indispensable ganar en Texas y Ohio, el 4 de marzo. Si perdiera, la suerteestaría echada. (Obama tienehoy 1.360 compromisarios; Hillary, 1.269. Hacen falta 2.025 para ganar la nominación. Texas da 193 votos; Ohio, 141. En elPartido Republicano funciona el sistema mayoritario; en el Demócrata, el proporcional) El hecho de que Obama haya llegado hasta aquí marca un camino que América quiere explorar. Obama podrá perder. Tambiénpodrá perder la vida. Perohaseñalado un cambio profundo, pacífico y viable. No siempre ocurre: pero generalmente gana el que merece ganar. Gana el que refleja un grado más alto de veracidad. El que proyecta sus decisiones degobernante en el futuro, aunque no vuelva a ser elegido (Brown, hoy, en Reino Unido; Schroeder ayer, en Alemania, primer superavit del siglo, después de reducir el gasto fiscal desde el 54 por ciento en 1996, al 46 por ciento en 2005)