Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 AGENDA Tribuna Abierta MIÉRCOLES 27 s 2 s 2008 ABC José Antonio Fernández Amor y Manuel Lucas Durán Profesores Titulares de Derecho Financiero y Tributario REFORMAS FISCALES: ESTRELLA DE LA CONTIENDA ELECTORAL El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se ha convertido en eje central de la campaña electoral: los dos grandes partidos mayoritarios prometen rebajas sustanciales para favorecer a trabajadores y pensionistas L AS propuestas electorales que en estos días se ofrecen a la opinión pública por los partidos políticos contendientesel 9- Mpróximo, enfatizan, sobre todo, en los aspectos fiscales de las mismas. Dada la dificultad técnica de sus planteamientos ofrecemos al lector una descripción sinóptica y no valorativa de los mismos desde el punto de vista político. El Impuesto sobre la Renta de lasPersonasFísicassehaconvertido en eje central de la campaña electoral: los dos grandes partidos mayoritarios prometen rebajas sustanciales para favorecer a trabajadores y pensionistas. Así, el PSOE propugna reducciones en el impuesto con modificaciones de tarifas y mínimos exentos, actualización del impuesto con el IPC y una deducción en la cuota de 400 euros para trabajadores por cuenta ajena y pensionistas, aunque previendo para los autónomos una fórmula específica, acorde con su régimen fiscal ElPP porsu parte, promete rebajas fiscales en el IRPF tanto para las clases más favorecidas (reduciendo la tarifa a tres tramos de 20 30 y 40 y postulando incentivos fiscales a la I+ D +i) como para los colectivos más humildes (eliminación del impuesto para rentas de hasta 16.000 euros año) también contempla medidas de apoyo a la familia (aumentando los mínimos familiares en al menos un 40 y a la integración laboral de la mujer (minoraciones en cuota de 1.000 euros anuales para mujeres trabajadoras) simismo, CiU propone una simplificación del impuesto, reducción de tipos y retenciones e inclusión de medidas para corregir la inflación, al tiempo que propone medidas fiscales favorables a las familias y una exoneración de impuestos durante dos años para los emprendedores (empresarios) igualmente, propone dicho partido que la deducción de 100 euros al mes para trabajadoras por cada hijo menor de 3 años se universalice a todas las unidades familiares con hijosmenores a 6 años; finalmente, postula CiU reducciones en la base por gastos familiares en guarderías, por pago o copago de las prestaciones por dependencia y de seguros médicos, aumentar un 50 %l as reducciones de personas a cargo y extender las deducciones en cuota por alquiler de vivienda a contribuyentes de más de 30 años. Sin embargo, IU se desmarca dela tónicageneral derebajasfiscales al proponer una revisión del IRPF en la que se mantenga vos, la rehabilitación de edificios y postula una simplificación de la gestión del impuesto y una mejor coordinación con otras normas. Por otro lado, IU propone concertar en ámbitos europeos una rebaja del 7 al 4 para los bienesy servicios deprimeranecesidad para economías domésticas (transporte colectivo, luz, agua, teléfono y gas) así como para ciertos productos culturales oinfantiles. De forma muy similar CiU, plantea impulsar la reducción del IVA en los suministros básicos (luz, agua, gas, teléfono) y para algunos gastos familiares (pañales o residencias de personas mayores) así como reducir al 4 %lo s impuestos que gravan la rehabilitación, adquisición, transmisión y conservación de viviendas. os programas electorales mencionan además cuestiones adicionales: el PP propone la eliminación del conocido canon digital, así como reducir los impuestos que gravan la vivienda y desarrollar medidas que limiten el impacto del aumento de las hipotecas; IU promover la creación de un nuevo impuesto europeo- -previsiblemente sobre la renta- -para financiar el presupuesto comunitario, o la creación de impuestos globales tipo tasa Tobin sobre los flujos de capital especulativo, cuya recaudación sirva para combatir las consecuencias desfavorables de la globalización; asimismo, PSOE e IU proponen revisar aspectos medioambientales delatributación actualy luchar contra el fraude fiscal con medidas de coordinación y control; y por último el PNV con un régimen tributario especial, defiende un blindaje del concierto económico y una interpretación amplia de su régimen foral que atribuya mayores competencias normativas al País Vasco. L A una tarifa progresiva sin disminuir tipos ni tramos, limitando la determinación del rendimiento neto en estimación objetiva (módulos) revisando la deducción por adquisición de vivienda afavor delaccesoen alquiler y reduciendo los incentivos tributarios por aportaciones a sistemas de previsión social. En relación con los impuestos sobre patrimonio y sucesiones, los distintos partidos han propuesto soluciones diferentes. Así, mientras los dos partidos mayoritarios y CiU abogan por la eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio, IU es partidaria de mantenerlo mejorando su progresividad para las grandes fortunas. Por otro lado, y en relación con el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, CiU propone su supresión, y el PP no se pronuncia expresamente sobre ello (aunquelo tienesuprimido dehecho para cónyuges, ascendientes ydescendientesenlascomunidades autónomas en las que gobierna) desde otra perspectiva, el PSOE propugna mantener dicho impuesto con exención de las herencias inferiores a 60.000 euros yrebajas detipos, eIU postulaaumentar la progresividad en el mismo. En loquerespectaala tributación empresarial, tanto el PSOE como el PP han prometido rebajasdetiposenelImpuestosobre Sociedades para adaptarlo al contexto europeo; así, el PP postula una minoración de tipos del 30 al 25 (general) y del 25 al 20 (PYMES) reestableciendo incentivos fiscales a la I+ D ì; el PSOE, por su parte, postula mejoras tributarias para las PYMES, potenciar la internacionalización de las empresas e incrementar la deducción por escuelas y guarderías infantiles en elentorno laboral. En la misma línea se encuentra CiU, que promete exoneraciones de impuestos durante dos años para los emprendedores contempla una reducción significativa de los tipos de gravamen (25 como tipo general, 20 para PYMES y un nuevo tipo del 15 para microempresas y cooperativas) así como el reestablecimiento de las deducciones por I+ D +i y por inversiones medioambientales. n contrapartida a todo lo anterior, IU se desmarca con una propuesta diferente: postula incrementar el tipo del impuesto de las entidades financieras hasta el 35 y establecer un tributo especial sobre el beneficio de tales entidades (cuando el mismo supere tres veces el IPC) cuya recaudación sedestinaríaaprogramas sociales de vivienda. La imposición indirecta tampoco se ha salvado del debate electoral: el PSOE propone básicamentepromover en la UE rebajas de los tipos impositivos del IVA que gravan los productos sanitarios, culturales y educati- D E icho lo anterior, y considerando que la mayoría de las propuestas anteriores deben enjuiciarse desde un ámbito puramente político, existen algunos puntos respecto de los cuales cabría una valoración jurídica. Así por ejemplo, convendría cuestionarsesila discriminaciónpositiva postulada por el PP para la mujer trabajadora resulta compatible con los principios constitucionales de igualdad tributaria y capacidad económica; o si la reducción lineal e igual de 400 euros en el IRPF propuesta por el PSOE, es acorde con el principio constitucional de progresividad; o, finalmente, si las asimetrías tributarias entredistintas comunidades autónomas (sobre todo en lo que concierne al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones) tiene o no un encaje constitucional. Son cuestiones que deberán, sin duda, debatirse en el curso de los próximos años.