Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 27- -2- -2008 MADRID www. abc. es madrid 53 El accidente múltiple se produjo a la altura Navalcarnero, sentido Madrid. Afectó a muchos conductores al ocurrir poco antes de las diez JAIME GARCÍA La niebla siembra el caos en 3 kilómetros de la A- 5 con una brutal colisión múltiple Hubo 2 heridos graves y 54 leves s Casi 100 vehículos se empotraron unos contra otros y acabaron con los hierros retorcidos MERCEDES CONTRERAS MADRID. Coches empotrados o subidos unos sobre otros, hierros retorcidos, cristales rotos y rodadas marcadas en la calzada era el panorama que ofrecía ayer por la mañana la A- 5, a la altura de Navalcarnero. A los conductores la niebla les jugó una mala pasada y, hacia las 10 de la mañana, 78 vehículos, entre turismos y camiones, chocaron en cadena en plena recta, según la Guardia Civil. Milagrosamente, sólo hubo dos heridos graves: un hombre de 73 años con politraumatismo craneoenfálico moderado y rotura de esternón y una mujer de 33, con politraumatismo, ambos trasladados hasta el Hospital de Móstoles. También se registraron otros 54 heridos leves. De ellos, 33 fueron atendidos en el lugar de los hechos, aunque 24 tuvieron que ser trasladados a diversos centros hospitalarios. Otros 9 heridos restantes fueron dados de alta en lugar de los hechos, informó un portavoz del 112. Los 23 restantes acudieron a distintos hospitales por sus propios medios, la mayoría con policontusiones. De los ingresados, a media tarde, 26 habían sido dados de alta. Una ambulancia trasladó al Severo Ochoa a Vanesa Bargañón y a su hijo Daniel, de 17 meses. El marido, Óscar, miraba, totalmente blanco y demudado, el Mégane Scénic en el que viajaba su familia desde Méntrida y que mostraba todavía, entre los hierros retorcidos tras haber sido embestido por un camión, los muñecos de Daniel colgando del asiento del copiloto. La sillita del niño había quedado ladeada en la parte trasera del vehículo. He podido- -dijo Óscar- -hablar un momento con Vanesa. Estaba muy nerviosa y sólo me decía: He tenido un accidente Luego me ha tranquilizado y me ha dicho que el niño estaba bien y que a ella sólo le dolía un poco el cuello Aunque muchos de los involucrados en el múltiple accidente hayan salido ilesos, seguro que en sus retinas quedará por mucho tiempo el dantesco espectáculo vivido. No hubo forma de evitar los nervios y la tensión, sobre todo en los primeros momentos. lir a través de la ventanilla al verse atrapados. Así abandonó su turismo Jorge. Venía de Casarrubios del Monte, por motivos de trabajo, y se dirigía a Valladolid, su lugar de residencia. Permanecía apoyado en su coche, todo destrozado en los extremos, y esperaba con paciencia la llegada de su grúa. Me he quedado empotrado- -decía- -entre el quitamiedos y un camión. Había mucha niebla y yo iba circulando por el carril izquierdo. De repente, me he encontrado con que había otro camión atravesado en la calzada y algunos coches parados. Lo malo es que otro vehículo pesado, que iba a mi lado por el carril derecho, se ha ido (Continúa en la página siguiente) Un niño de 17 meses Salir por la ventanilla La mayoría de los conductores pudieron abandonar los vehículos por su propio pie, aunque algunos se vieron forzados a sa-