Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA La lacra de la violencia contra la mujer MIÉRCOLES 27 s 2 s 2008 ABC Cuatro mujeres asesinadas en el día más trágico de la violencia de género Los crímenes se produjeron en Madrid, Cádiz, Valencia y Valladolid y elevan a 17 las víctimas mortales del año ABC MADRID. Cuatro mujeres asesinadas en menos de 24 horas en casos de violencia de género; diecisiete- -catorce plenamente confirmados- -en lo que va de año, lo que supone un crimen cada tres días; setenta y cinco muertas el año pasado, el más dramático desde que hay estadísticas... Ayer fueron Madrid, Puerto de Santa María (Cádiz) Cullera (Valencia) y Valladolid los escenarios de los sucesos. Al menos dos de las víctimas- -la de El Puerto y la de Cullera- -habían denunciado a sus asesinos, sobre los que pesaban órdenes de alejamiento, lo que otra vez no fue suficiente para salvar su vida. El criminal de la capital pucelana se suicidó. El primer suceso, informa Leticia Toscano, se descubrió de madrugada en pleno centro de Madrid, donde una mujer de origen boliviano fue acuchillada por su pareja. La alarma saltó pasadas las doce de la noche cuando una vecina llamó al 112 tras encontrar a un hombre joven, de rasgos latinoamericanos, tirado en la calle con cortes en las muñecas, a la altura del número 151 del paseo de Santa María de la Cabeza. La mujer, asustada, pidió ayuda y se llevó al herido, Néstor Wilfredo V S. un boliviano de 29 años, para realizarle las primeras curas a su propia casa, sin imaginar lo que ocultaba el autolesionado. Hasta el domicilio de la mujer se desplazó el Summa y la Policía, quienes, tras mantener varias conversaciones con Néstor Wilfredo V descubrieron indicios de que su novia, Laura M. I. también boliviana de 22 años, podría estar herida en el domicilio que ambos compartían desde hacía dos meses en el número 43 de la calle Salitre, a pocos metros del lugar donde apareció el joven herido. Sobre las 03.50 de la madrugada la Policía llegaba al piso, un bajo en pleno barrio de Lavapiés. Allí estaba el cadáver de Laura, quien había recibido una puñalada en el abdomen y dos en el tórax. Al parecer, llevaba unas doce horas muerta. Néstor Wilfredo V está en Espa. ña de forma irregular, no tiene antecedentes desfavorables y la víctima no le había denunciado antes por malos tratos. Los vecinos del inmueble donde vivía la pareja, un edificio Los servicios funerarios de Valladolid trasladan el cadáver de la víctima al Anatómico Forense FERNANDO BLANCO En situación ilegal Agentes de la Guardia Civil, en el bar de Cullera en donde una mujer murió tras dispararle su ex marido antiguo de cuatro plantas, amanecían ayer sorprendidos ante lo ocurrido a pocos metros de su casa. El segundo crimen se produjo sobre las tres de la tarde en El Puerto de Santa María y la víctima fue una mujer de 49 años, María Victoria M. J. que perdió la vida a manos de su ex marido, de 56. Los hechos, según informa Eugenio Camacho, ocurrieron en la calle San Juan cuando, según los testi- EFE gos, la víctima había entrado en un asador de pollos y el criminal irrumpió violentamente en el local. En plena discusión, el hombre le asestó cuatro puñaladas por la espalda. A. H. dueño del asador, puso en riesgo su integridad física al enfrentarse al asesino y reducirle a la espera de que llegara la Policía, que se hizo cargo de él. Antes de que llegaran los agentes hubo momentos de gran tensión ya que el criminal fue insultado e incluso hubo conatos de agresión por parte de los indignados vecinos que se agolpaban en el lugar. Sobre el asesino pesaba una orden de alejamiento. El tercer caso de la terrible jornada se produjo en la localidad valenciana de Cullera, donde otra mujer moría tras recibir un disparo a bocajarro de su ex marido, sobre el que pesaban dos órdenes de alejamiento y que tenía antecedentes penales. La mujer, informa Esteban Villarejo, contaba también con una orden de protección dictada por el Jugado número 14 de Valencia. De nada sirvió y tendrá que ser la investigación la que determine cómo en estas circunstancias se pudo perpetrar el asesinato. Los hechos sucedieron sobre las cinco de la tarde cuan-