Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M MIÉRCOLES 27 s 2 s 2008 LA OTRA CAMPAÑA ESPAÑA 27 CAMPO DE AGRAMANTE JOAQUÍN LEGUINA MERCEDES DE LA MERCED CAMPOAMOR Enredados en el pasado, ZP y MR no expusieron sus propuestas; ni las rebajas fiscales en las que creen haber hallado el bálsamo de Fierabrás os periodistas están encantados con los debates cara a cara en vísperas electorales y, aunque sólo fuera para darles gusto, estos encuentros deberían proliferar, pues coloca a estos profesionales de la comunicación (a ellos y a los publicitarios que con tanta sabiduría se ocupan de asesorar a los contendientes) en el centro del espectáculo, convirtiendo, por añadidura, a los más nobles de entre los periodistas en jueces del combate (en jueces y parte, porque el periodismo español es hoy, desgraciadamente, un periodismo de trinchera, donde cada quien ha tomado partido, partido hasta mancharse Pero vayamos al grano: ¿quién ganó el debate del lunes pasado? Y eso qué importa- -me contestó- -o, más socrático y ontológico, me pregunto ¿qué es ganar un deba- ¿QUÉ IGUALDAD? La noche del lunes el presidente presumió de Ley de Violencia de Género cuando no hay planes personalizados para las víctimas Ganaron ambos; como Campoamor dijo: Todo es según el color del cristal con que se mira ZP le faltó programa y le sobró soberbia. Y alguna que otra falsedad. Dijo, entre otras perlas, que el Gobierno había logrado la igualdad entre hombres y mujeres. No he oído bien, me dije. ¿Acaso las mujeres no siguen dedicando muchas más horas a las tareas domésticas que los hombres? ¿No siguen ganando menos por igual trabajo? ¿Dónde están las 300.000 plazas de guarderías que prometió en 2004? ¿Dónde están las campañas educativas contra la violencia machista? ¿Por qué mueren cada vez más mujeres? La igualdad real sólo existe en el mundo feliz de ZP. La noche del lunes presumió de Ley de Violencia de Género cuando no hay planes personalizados para las víctimas y todavía hay provincias que no tienen juzgados especializados. Habla de paz social mientras hace la vista gorda a la dis- L te? Bien, pues pese a todo, daré mi opinión: 1. La charla no estuvo tan encorsetada como los preparadores de ambos contendientes pretendían. 2. Enredados en el pasado, ZP y MR no tuvieron tiempo para exponer sus propuestas; ni las rebajas fiscales en las creen haber hallado el bálsamo de Fierabrás. En su afán demoledor, ambos se pasaron varios pueblos. Dos ejemplos: a) Es falso que el PP se opusiera al Estatuto Catalán porque ustedes no pintan nada en Cataluña y b) En contra de lo que aseguró MR con reiteración, ZP jamás ha agredido a las víctimas del terrorismo. Lo que se esperaba: ganaron ambos porque, según un científico asturiano que se hacía llamar Campoamor, todo es según el color del cristal con que se mira A Presume ZP de lo que no ha hecho. Y ahora promete 400.000 plazas de guarderías. Hay que tener cara criminación salarial que en algunos casos viene amparada por los convenios colectivos. Engaña con la Ley de Igualdad. El PP se abstuvo porque la consideró insuficiente y por estar en desacuerdo con la estrategia de cuotas, que impide por ejemplo que una lista electoral la conformen solo mujeres, o que puede provocar un efecto perverso: si el PSOE, pongamos por caso, obtuviera los mismos resultados electorales que en 2004 tendría curiosamente dos diputadas menos. Miente el presidente. Tanto como sabe que en su gobierno sólo el 16 de los directores generales son mujeres. Y olvida, por cierto, que la Ley de Conciliación fue aprobada por el PP, y que es el PSOE el único responsable de que no se haya desarrollado. Presume ZP de lo que no ha hecho. Y ahora promete 400.000 plazas de guarderías. Hay que tener cara. El Senado y la montaña dan perspectiva Luis Fraga s Candidato del PP y escalador de ochomiles Cultiva doble pasión, la política y el montañismo, con acreditada capacidad de resistencia: lleva cinco legislaturas en el Senado y conquistó el Nanga Parbat POR BLANCA TORQUEMADA Dice Luis Fraga (Bilbao, 1958) que tanto la alta montaña como el Senado dan otra perspectiva. A más de ocho mil metros de altitud, a falta de oxígeno y en situaciones límite, se fortalece la fibra ética en tanto que en la atalaya de la Cámara Alta los análisis son más sosegados, más serenos Por eso nunca le ha tentado entrar en las candidaturas del Congreso, donde adquieres una mayor visibilidad política, digamos, pero los acontecimientos se suceden de una manera más atropellada y dejan menos espacio al diálogo Ha sido elegido senador en cinco ocasiones sucesivas y se dispone a renovar escaño, esta vez por Cuenca, con la satisfacción del bagaje acumulado: En la última legislatura fui designado presidente de la Comisión para Asuntos Iberoamericanos con los votos de mi grupo y de los socialistas. Una auténtica excepción de consenso Ahora, en campaña y en plena resaca del gran debate televisado, tiene motivos para creer que el PP puede alcanzar la cima, el 9 de marzo: Quedó demostrado que Zapatero no tiene un proyecto para España. Cuando más solidez institucional necesitamos, a él no le interesa otra cosa que aquello que le permita seguir en el poder En contrapartida, a Rajoy le vio sólido, preparado y brillante La continuidad de su trabajo parlamentario le ha acercado a experiencias irrepetibles, como la de haber presidido la delegación española en los acuerdos de paz de Guatemala o la de forjar acuerdos que permanecen. Por ejemplo, en la etapa de Gobierno de Aznar diseñamos la necesidad de una Secretaría de Estado específica para las cumbres iberoamericanas, y la idea ha fructificado años después Desmiente que la labor en el Senado sea de balneario como se dice, porque tenemos las mismas vacaciones que los diputados pero ha le dejado tiempo, en cualquier caso, para su pasión por la alta montaña: Después del ajedrez- -comenta- -es la actividad catalogada como deportiva de mayor desgaste mental En 1998 logró conquistar junto al madrileño José Isidro Gordito un ochomil peliagudo, el Nanga Parbat. La montaña asesina El descenso fue terrible: José Isidro sufrió un edema cerebral, y esas situaciones te ponen a prueba. Las cualidades y los defectos se multiplican exponencialmente En otra de sus aventuras, al intentar abrir una nueva vía en el Nanga Parbat, coincidió con otra cordada de a dos, y uno de los escaladores, Patrick Bérhault, sufrió un edema pulmonar: En esos momentos renuncias a todo lo que has logrado para salvar una vida Premio Nacional del Deporte de 1980 tras este episodio, ha probado también la ascensión (fallida, en este caso) al K- 2, hace seis años. Persevera y no ceja porque el montañismo se puede practicar hasta edades muy avanzadas y más aún la renovación de acta parlamentaria. Como ha acreditado su tío, don Manuel.