Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ELECCIONES 9 M ESPAÑA LAS CENTRALES SINDICALES, EN CAMPAÑA MIÉRCOLES 27 s 2 s 2008 ABC César Alonso de los Ríos LA VICTORIA DE RAJOY a tragedia en la que estamos consiste en que se puede hacer un debate nacional sin que ninguno de los dos líderes políticos reconozca que España se está rompiendo Porque ni para Zapatero ni siquiera para Rajoy España está corriendo peligro. Nunca he dicho eso vino a decir un tanto molesto el jefe del PP cuando lo lógico es que ésa hubiera sido su denuncia constante a lo largo de la legislatura. O ¿qué quería decir Rajoy cuando acusaba a Zapatero de abrir de forma irresponsable el melón del Estado La verdad es que: el Presidente propuso, nada más comenzar su mandato, el cambio de modelo de Estado y el jefe de la Oposición, en vez de rechazarlo de plano, entró en el juego y, así, se pudo llegar a la aprobación de los nuevos Estatutos catalán, valenciano y andaluz; al reconocimiento de la nación catalana y de la realidad nacional andaluza; al vaciamiento de poderes de la Administración Central, y a la estimulación de odios territoriales. Pero, ¿quién tendría la osadía de hablar de rupturas Ni siquiera hoy cuando ya tenemos fecha para la consulta popular en la que los vascos podrán decidir acerca de su destino en relación con el Estado español... ¿Deberemos esperar a que se cumpla la kosovización de éste para hablar de ruptura Una vez más llegaremos tarde. Como ha sido excesivamente tardía la concienciación de los españoles sobre los aspectos más desastrosos de la Constitución. Por ejemplo, haber dejado abierto el modelo de Estado; haber aprobado una ley electoral suicida; haber permitido la inmersión de los escolares en los idiomas vernáculos y la persecución del idioma común; haber aceptado la educación de dos generaciones en el odio a España (en dos legislaturas del PP) A mí, lo que me espantó del debate electoral no solamente fue la liturgia sofocante y pretenciosa sino su capacidad para ocultar la tragedia en la que estamos. Cuando resuenan estremecedoras las reclamaciones independentistas en el Norte y en el Este la victoria de Rajoy no dejó de ser, para mí, un consuelo. De todos modos, tardé bastante en dormirme. L Una sindicalista saluda a Zapatero en el acto con UGT celebrado ayer en Madrid AFP Los sindicatos, al rescate de Z Zapatero recibió ayer el respaldo de UGT en un acto de campaña en Madrid, donde el sindicato socialista ha secundado un frenesí de huelgas en los servicios públicos s El PP intuye que son paros de motivación política para perjudicar sus expectativas enla capital POR MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. Tras el comienzo de la campaña electoral, los sindicatos UGT y CC. OO. han comenzado a apoyar con profusión convocatorias de huelga en Madrid que afectarán a buena parte de los servicios públicos y que tienen una incidencia directa en la calidad de vida de los madrileños. El Partido Popular intuye que tras este frenesí de movilizaciones- -que ocurren después del famoso desliz de la tensión que tuvo el presidente del Gobierno en una emisora de televisión- -está el intento de los sindicatos de echar un capote al Gobierno. Madrid es la principal plaza del PP (Ayuntamiento y Comunidad) donde se visualiza la musculatura política de los populares y la capacidad de gestión. Precisamente, Zapatero acudió ayer a un acto en la sede de UGT- Madrid. Las huelgas se acumulan sin solución de continuidad: hoy será la tercera jornada de paros en los autobuses municipales de la capital que durarán hasta el 12 de marzo. Además, se llama a la huelga en el servicio de recogida de basuras (el 3 de marzo) y en el de limpieza, el día 4. Este último afectará a hospitales, Metro, aeropuerto de Barajas, ministerios, universidades y colegios de toda la comunidad. Zapatero necesita una huelga en Madrid ha dicho el consejero de Sanidad madrileño, Juan José Güemes. El paro que preparan UGT y CC. OO. hay que enmarcarlo dentro una estrategia de tensión y dramatismo que quiere ZP. Quieren trasladar una imagen irreal de mal funcionamiento de los servicios públicos y donde más se percibe en sanidad Para el consejero de Justicia y Administraciones Pública, Alfredo Prada, hay sindicatos que se posicionan claramente con el PSOE y obvian su papel en el entramado social. Están instrumentalizando ese papel que les corresponde y lo utilizan como poder para obtener réditos políticos en un ejercicio de irresponsabilidad En Metro, recuerdan que el servicio de limpieza tiene un convenio colectivo cerrado al que se llegó tras tres semanas de huelgas en diciembre y enero pasados. En ese convenio, los sindicatos se comprometen a la paz social hasta el 31 de diciembre de 2111. Por lo tanto la huelga de limpieza sería ilegal y por motivos políticos añaden fuentes de esta empresa. Desde la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU- Madrid) respetan el derecho a la huelga pero piden que sea compatible con el de los consumidores a recibir unos servicios que les permitan realizar sus actividades. Ni Moisés Torres, de UGT, ni Alberto Blanco, de CC. OO. dicen que estas huelgas sean políticas. No estamos aquí para crear tensión dicen. Todos los sindicatos policiales se unen contra el Gobierno S. E. MADRID. Todos los sindicatos policiales- -SUP, CEP, UFP, SPP y el Sindicato de Comisarios- -acordaron ayer las primeras medidas de presión contra el Gobierno, que en este caso se refieren al dinero que cobrarán por su trabajo durante la jornada electoral del 9- M. Interior, de forma unilateral según los sindicatos, ha decidido abonarles 118 euros. Los representantes de los policías advierten que no aceptarán una cantidad que no sea quivalente a la que cobrará el personal representante de la Administración en las mesas electorales, que es de 185 euros, a los que hay que sumar otros 50 para aquellos que trabajan en Andalucía, donde se celebran elecciones autonómicas. De no solucionarse este asunto, todos los sindicatos de la Policía recomenderán que todos los policías hagan uso de las cuatro horas en horario laboral a las que tienen derecho para poder votar, lo que obligaría a Interior a movilizar al doble de funcionarios. Esta medida, sin duda, aumentaría de forma muy importante los gastos de este operativo. Desprecio a los madrileños Siendo, como son, legítimas las reivindicaciones laborales- -añade Güemes- -esta es una huelga política. Zapatero utiliza a UGT y a CC. OO. y ellos, a su vez, a los trabajadores en medio de una campaña electoral. Es pura tensión y dramatismo. Zapatero lleva a la huelga al sector de la limpieza porque Madrid vota a un partido distinto al suyo y quiere impedir el buen funcionamiento de los servicios públicos.