Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ELECCIONES 9 M ESPAÑA RESACA DEL DEBATE: LA ENTREVISTA MIÉRCOLES 27 s 2 s 2008 ABC Los españoles han vuelto a tener el derecho que el PP cercenó hace 15 años de ver un debate lo de buenas noches y buena suerte posibilidad de que Rajoy salga de los reproches en el próximo debate. Por el contrario, le aseguro que veremos en Zapatero un tono similar al de ayer. Defenderá la brillante gestión de estos años de gobierno, pero sobre todo, dejará claro que tiene un proyecto político de futuro. ¿Quién recomendó a Zapatero- -No lo sé, esa es la verdad... Pero me gustó. ¿Empezamos una nueva campa- -Vamos a seguir con nuestra campaña en positivo, contrastando la actitud del PSOE y la del PP. Una campaña en la que el ciudadano pueda ver lo que representa el proyecto de Zapatero, frente al retroceso y la falta de alternativas de Rajoy. ¿Van ahora a por el voto útil de ña tras el resultado del lunes? José Blanco, anteayer, en el debate celebrado en Madrid entre Rodríguez Zapatero y Rajoy Zapatero venció por su solvencia y solidez ante la crispación de Rajoy José Blanco s Coordinador de la campaña electoral del PSOE El candidato del Partido Popular perdió la oportunidad de dejar de hacer un discurso radical y faltón y volvió a demostrar nuevamente su falta de escrúpulos al utilizar al terrorismo y a sus víctimas como arma electoral TEXTO: G. SANZ FOTO: IGNACIO GIL ¿Cuál es su conclusión del de- -Zapatero lo ganó en su conjunto, porque se mostró sólido, solvente, claro y positivo, frente al papel de un candidato insolvente, demagogo e irreal que interpretó Rajoy a la perfección. ¿En qué punto cree que ZP ven- -Lo ganó desde el momento en que los ciudadanos pudieron contrastar las dos formas tan distintas de entender la política y la realidad española que representan Zapatero y Rajoy. Todos pudimos ver la confianza que transmitió Zapatero, hablando de lo que preocupa a la gente, desmontando uno tras otro los mensajes catastrofistas de Rajoy, con un discurso sólido, pero, sobre todo, mirando al futuro con optimismo. Un Zapatero que se mostró constructivo en todo momento y que afrontó con solvencia los temas que más interés tienen para la gente, como son la política social, la economía o el empleo. ¿Qué le pareció Rajoy? -Pues, más de lo mismo, más de lo que ya le hemos visto en esta legislatura. Fue un Rajoy catastrofista y demagogo que hizo del terrorismo y la inmigración los ejes de un discurso insolvente e irreal. Durante los últimos días, Rajoy ha tratado de mostrarse como el candidato que está con los currantes, pero ayer demostró que ni siquiera sabe lo que es un bonobús. Rajoy perdió la oportunidad de dejar de hacer un discurso radical y faltón y volvió a demostrar nuevamente su falta de escrúpulos al utilizar al terrorismo y a sus víctimas como arma electoral. ¿Cree logrado su objetivo de- -Lo importante no es si estos debates movilizan o no, sino que los españoles han vuelto a tener el derecho de poder comparar opciones a la hora de votar. Los socialistas creemos que los debates son un derecho de los ciudadanos que ha estado cercenado durante 15 años, porque el PP no los ha querido. Nosotros los hemos recuperado y en nuestro programa electoral proponemos que se garanticen en el futuro a través de un organismo independiente. ¿El siguiente debate será de reproches o de propuestas? -Probablemente volvamos a ver un esquema parecido al de ayer: de reproches por parte del PP y de futuro por parte de Zapatero. En este primer debate, el PP no ha querido dejar de ser el partido faltón, crispador y radical que ha sido durante estos cuatro años. No cabe la ted una mayoría amplia? -El debate fue visto por casi 13 millones de espectadores, que sacaron sus propias conclusiones. Nosotros vamos a por el voto de quien quiere que España prospere y no retroceda. Vamos a por el voto de aquellos que creen que en política no vale todo. Vamos, en definitiva a por el voto de quienes creyeron en el proyecto de Zapatero y le dieron su aval en las anteriores elecciones. -A estas alturas, ¿qué es para us- -La que nos permita formar un Gobierno en el que podamos llevar a cabo plenamente nuestro proyecto político. los millones de televidentes? bate? Trinidad Jiménez Candidata número 6 del PSOE por Madrid ció en el debate? NO TODO VALE medida que van pasando las horas desde que se produjo el debate entre el presidente Zapatero y Mariano Rajoy, más rechazo e indignación me causa la actitud del candidato de la oposición. Rajoy lleva cuatro años anunciando catástrofes, pronosticando todo tipo de calamidades, de rupturas y divisiones que, afortunadamente, nunca han llegado a producirse. A movilizar al electorado? No quiere ver que España ha crecido por encima de la media europea, y por encima de lo que creció durante el Gobierno del PP, no admite tampoco que han subido las pensiones o el salario mínimo. No han apoyado las leyes que amplían los derechos y libertades, como la ley de Igualdad o la ley de matrimonios de personas del mismo sexo. No reconocen que ahora se invierte más en educación, en investigación y en protección del medio ambiente. España es hoy un país que apuesta por la paz y la solidaridad, por el entendimiento entre las culturas y las religiones, por la defensa de la legalidad internacional y el diálogo como forma de resolución de conflictos. Nada de esto puede reconocerlo el líder del PP Ese es su es. tilo de oposición- -y está en su derecho- pero lo que no se puede admitir bajo ningún concepto es que Rajoy acuse al presidente Zapatero de agredir a las víctimas del terrorismo. Es una inmoralidad, una iniquidad, una bajeza moral y política que inhabilita a quien la formula para solicitar la confianza de la ciudadanía. No apoyar al presidente Zapatero en su lucha contra ETA es una grave irresponsabilidad política, pero esta acusación ha traspasado todos los límites permitidos; no sólo porque es radicalmente mentira sino porque de nuevo se intenta engañar a los ciudadanos. En política no todo vale. Cuando se traspasa la línea de la decencia se pierde el respeto a los ciudadanos y, por tanto, el sentido de la política.