Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 DEPORTES Fútbol MARTES 26 s 2 s 2008 ABC Belenguer, un superviviente con coraza de líder El defensa del Getafe puso en marcha el contragolpe que deja patas arriba la Liga JULIÁN ÁVILA MADRID. David Belenguer (Villasar de Mar, 1972) ha destrozado pares de botas en campos que no eran alfombras. Es un trotamundos del fútbol. Real Madrid C, Palamós, Leganés, Celta, Lérida, Albacete, Extremadura, Betis y Getafe han sido las aulas en las que ha aprendido todo lo que sabe de fútbol. En su dilatada trayectoria aprendió inglés, sin ir a clase, simpatizando con los extranjeros de vestuario. Su profesor fue el israelí Revivo durante su corta etapa en Vigo. No ha sido fácil su carrera. En 1995 se quedó sin equipo y gracias al periodista Emilio García Carrasco logró que Luis Sánchez Duque, por entonces técnico del Leganés, le diese una oportunidad. Y no la desaprovechó para reengancharse al planeta fútbol. Después de muchos sinsabores recaló en el Getafe, donde hoy lleva los galones el vestuario. Es el capo y el padre. No se le escapa una. Como la pillería del Bernabéu, donde se encargó de poner en marcha el contragolpe que tumbó al Madrid y deja patas arriba la Liga. Gas- David Belenguer A. DE ANTONIO Javier Aguirre pasa por su peor momento como entrenador del Atlético de Madrid AFP tó tres baterías para atender llamadas de amigos y periodistas. Así relató la jugada: Estaba pegando la bronca a Manu porque se le anticipó Robben cuando se acercó Daudén. ¡Fuera de juego! Cogí el balón de la portería y saqué rápido. Raúl se dio cuenta pero se la di a Casquero y montó la contra. Rezaba para que entrase porque lo habíamos hecho otras veces y no entró. No hubo ninguna infracción porque el balón salió del área y no la tocó nadie El Barcelona, última oportunidad para Aguirre El técnico recuperará para el choque a parte de su columna vertebral rota: Pablo, Raúl García, Simao y Agüero T. GONZÁLEZ J. M. CUÉLLAR MADRID. Javier Aguirre está pasando por el peor trance desde que se hizo cargo del Atlético de Madrid. La nefasta segunda vuelta del equipo (cuatro puntos de 18 posibles) le ha puesto a los pies de los caballos y ahora mismo parte de la directiva cuestiona su labor. De hecho, se está quedando tan solo que, hoy por hoy, únicamente Miguel Ángel Gil le sigue apoyando. Hoy hay Consejo de dirección en el club y de ahí podría salir una especie de ultimátum para el mexicano: o se gana al Barcelona o puede salir disparado, porque la paciencia se agota en el Manzanares. No es para menos, porque el pasado reciente es malo pero lo que se avecina es temible, puesto que el calendario rojiblanco es poco halagüeño: recibirá al Barcelona y al Levante, pero ha de viajar a Zaragoza, Sevilla y Villarreal. Sin embargo, no todo es malo para Aguirre. Para el partido del sábado en el Calderón, ante el creciente Barcelona, podrá contar con jugadores que habían sido baja: Simao, Pablo, Raúl García y Agüero. Y son hombres importantes. Cuando el equipo alcanzó su cenit, tercero en la tabla y aspirando incluso a pelearle el título a los dos grandes, Aguirre contaba con una columna vertebral formada por Leo Franco en la portería, Pablo en defensa, Raúl García en el medio campo y Agüero y Forlán en el ataque. bién cayó lesionado. Y Agüero ha estado ausente por sanciones y porque Aguirre se ha visto obligado a darle descanso ante el cúmulo de partidos. A todo esto hay que unir la baja de Maniche, que ha sido más importante de lo que parecía en un principio. Así pues, el mexicano sólo se ha quedado con un valor fiable: Diego Forlán que, como es lógico, no puede con todo, además de que a pesar de su brillante físico se está pegando tales palizas que acabará repercutiendo en su rendimiento. Por otro lado, el Atlético no ha encontrado consuelo en la profundidad del banquillo, como se pensaba en un principio. Atrás, Seitaridis lleva meses lesionado. Eller ha resultado ser un jugador vulgar, lo mismo que Cléber Santana en el medio campo, ambos ocupando, además, plaza de extranjero. Arriba y en las bandas tampoco ha habido grandes soluciones: Reyes da más disgustos que satisfacciones y tampoco Luis García ni Jurado han respondido, por no hablar de Mista, al tiempo que Maxi no es el de otras temporadas. Así que entre las ausencias y las flojas soluciones encontradas en los suplentes, el Atlético se ha ido desmoronando poco a poco. Pero ahora Aguirre confía en la recuperación de sus titulares para salvar la cabeza. Columna vertebral rota En un periquete el entramado se le vino abajo. El arquero se le lesionó de largo. A Pablo, Robinho le hizo la envolvente en el Calderón y anda a la gresca con la grada. Raúl García tam- El temible calendario que espera a los colchoneros dispara las alarmas en la directiva del club rojiblanco