Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26- -2- -2008 Las cámaras funcionan ya en Montera con el apoyo de prostitutas y comerciantes 53 CHEMA BARROSO media como poco. Las colas se hicieron interminables. Los refuerzos en el Metro amortiguaron algo la carencia de buses. Los taxis, de lo más solicitado. Basuras No está todo perdido Los sindicatos CC. OO. y UGT han convocado una huelga indefinida a partir de las once de la noche del 3 de marzo en el servicio de recogida de basuras en la capital. Eso si antes no se logra un acuerdo con la concesionaria del servicio por parte del Ayuntamiento, es decir, la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) Están llamados a la huelga un total de 1.700 trabajadores. Si los paros se confirman, cada día dejarán de recogerse 3.800 toneladas de basura en el total de los 21 distritos de la capital madrileña. Los motivos del paro son de carácter laboral, por lo infructuoso de las negociaciones del convenio colectivo dicen fuentes de UGT. Ayer, segunda jornada de paro en autobuses, volvieron las roturas de lunas, espejos y lluvia de huevos Ayer mismo hubo una reunión entre empresa y sindicatos. Las negociaciones no están rotas, por el momento, aunque sí que hay una gran distancia entre las peticiones de los sindicatos y las ofertas de la empresa. Los representantes de los trabajadores reivindican, en especial, una adecuada subida salarial porque, hasta ahora, sólo ofrecen el 1,5 por ciento, y esto es ofensivo Todavía no se han fijado los servicios mínimos por parte del Ayuntamiento pero los sindicatos ofrecen la cobertura del cien por cien para los residuos peligrosos de hospitales y clínicas, recogida de animales muertos y el 25 por ciento de las calles de la ciudad. Paros para crear tensión Esperanza Aguirre critica las huelgas convocadas para principios de marzo en servicios de limpieza y recogida de basura porque crispan el clima electorals Según los sindicatos, no ha quedado otra salida POR M. I. SERRANO MADRID. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, pidió ayer a los sindicatos que no utilicen la semana de las elecciones, la de campaña electoral fudamentalmente para convocar huelgas en los principales servicios públicos- -locales y estatales- -con sede en Madrid. Aguirre asegura que las reivindicaciones son siempre legítimas pero que lo más justo es hacerlas fuera de la campaña electoral Lo dijo, ayer, tras la reunión del Comité de Dirección del PP de Madrid, donde ha expresado la honda preocupación que le causan los paros convocados en diversos sectores públicos durante los días de campaña porque se sigue así la estrategia de generar tensión que propugna el PSOE. La presidenta regional fue tajante: los paros se convocan en Madrid porque el Partido Socialista quiere evitar que los madrileños acudan a las urnas el próximo 9 de marzo pues la inmensa mayoría son votantes del PP Aguirre insistió en que las huelgas causan alarma social, molestias e indignación en los ciudadanos, y por eso les ha animado a que desistan en su postura porque no es el mejor momento de protagonizar paros y que podrían tener una incidencia negativa en el proceso electoral. A los sindicatos les faltó, también, el tiempo para replicar a la presidenta regional. Fuentes de CC. OO. por ejemplo, señalaron que las huelgas convocadas en los sectores de recogida de basuras de la capital y la de limpieza en general no tienen tinte político. No van contra la Administración, sino contra los empresarios Tanto este sindicato como el de UGT insisten en que los paros convocados para los primeros días de marzo son claramente necesarios porque a los trabajadores no les ha quedado otro remedio si se tiene un salario de 800 euros Limpieza Caos generalizado Los 65.000 empleados del servicio de limpieza están llamados a una huelga a partir del 4 de marzo. No se llega a un acuerdo con las patronales: la Asociación Profesional de Limpieza (Aspel) y la Asociación de Empresarios de Limpieza de Madrid (Aelma) El objetivo, desbloquear el convenio colectivo y evitar, según los sindicatos, la precariedad laboral que existe en este sector El conflicto se extendería a los hospitales, Universidades y colegios públicos; sedes ministeriales y Presidencia del Gobierno. También al Metro, que ya tuvo paros en diciembre y enero con un acuerdo entre las partes, y en el aeropuerto de Barajas, donde también hubo una llamada a la huelga hace un par de meses que, después, se desconvocó. Contra los empresarios La falta de autobuses propició el uso masivo del coche CHEMA BARROSO