Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL MARTES 26 s 2 s 2008 ABC Solana asegura que la UE no abandonará las regiones serbias del norte de Kosovo El sucesor de Putin insiste en Belgrado que Moscú no aceptará al nuevo Estado ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. La Unión Europea tiene planes de desplegar su misión en todo el territorio de Kosovo, incluyendo las regiones del norte donde viven comunidades serbias, a pesar de que en los últimos días y aparentemente a causa de la tensión que se vive después de la independencia de la provincia, la mayor parte de los funcionarios de las Naciones Unidas y de la UE han abandonado sus oficinas en Mitrovica. Javier Solana declaró ayer en Bruselas que la EU no se ha retirado de esta ciudad, aunque admitió que el número de sus funcionarios que quedan en la orilla norte del río Ibar es muy pequeño Solana hizo esta declaración después de una entrevista con el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, en la que ambos reiteraron la voluntad de sus respectivas organizaciones de asegurar sus responsabilidades en toda la antigua provincia serbia, en la totalidad del territorio kosovar. Según fuentes diplomáticas sobre el terreno, los funcionarios que salieron de Mitrovica lo hicieron por su propia voluntad, no fueron expulsados por los serbios. La posible escisión de esta parte de Kosovo y su anexión posterior a Serbia se ha barajado en varias ocasiones como posible consecuencia de la declaración unilateral de independencia por parte de la mayoría albanesa. La zona serbia del norte de Kosovo vive de Manifestación en Vancouver contra la secesión de Kosovo, bandera española incluida sus contactos con la economía serbia y aislada de todo contacto con el resto de Kosovo. Los kosovares han destruido dos puentes que hacían las veces de pasos fronterizos entre Serbia y Kosovo y la OTAN había decidido antes del fin de semana cerrar los demás, lo que ayer no impidió que la traspasase un camión cargado de piedras y botellas, con una docenas de serbios que querían protestar contra la independencia de la provincia. Hasta el ministro para asuntos de Kosovo del Gobierno serbio se adentró en el territorio. Bélgica reconoció ayer al nuevo Estado. También ayer Dimitri Medveded, el viceprimer ministro ruso y más que probable sucesor de Vladimir Putin en la presidencia del País, se reunió en AP Belgrado con el primer ministro serbio Vojislav Kostunica, que es favorable a responder con sanciones a los a los países que reconozcan a Kosovo. Medvedeb dijo claramente que Moscú no tiene ninguna intención de aceptar al nuevo Estado y que sigue manteniendo el criterio que Serbia es un país con jurisdicción sobre todo su territorio