Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M MARTES 26 s 2 s 2008 UN CARA A CARA DECISIVO: LA CALLE ESPAÑA 25 Apenas prestaron atención al debate los clientes de una cervecería irlandesa de Madrid DANIEL G. LÓPEZ Más cañas que opiniones Los españoles se refugiaron en casa para seguir el debate entre los dos candidatos s El cara a cara apenas tuvo seguimiento en cervecerías y bares s Rajoy y Zapatero compitieron con partidos de fútbol y música en muchos establecimientos POR M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. Nada tiene que ver cómo vive la sociedad estadounidense un debate televisivo entre sus candidatos a la presidencia con lo que ayer se vio por las calles de las ciudades españolas. Ante un evento de tal envergadura, los bares y pub norteamericanos se llenan de clientes que se enfrascan en apasionadas discusiones sobre política, y en las facultades y residencias de estudiantes surgen intensas confrontaciones de ideas. Pero en España, ni lo uno ni lo otro. Más bien lo contrario: calles vacías y bares también. Sólo en algunos colegios mayores el cara a cara de ayer se vivió con más entusiasmo. Es lunes, estamos en febrero y es final de mes Por todos esos motivos, Juan ya no espera que entren más clientes en su cervecería. La gente ve el debate en su casa dice. Son las diez de la noche y ya están avanzados los prolegómenos del cara a cara entre Zapatero y Rajoy. Algún despistado echa un vistazo a la pantalla. Y cierto ambiente se empieza a mascar en la barra entre algún cliente interesado y el camarero. La gente está muy mosqueada y aún no sabe a quién votar ¿Qué tendrá la Moncloa? se pregunta uno. Pues el poder y el bolsillo le respoden. Los comentarios suben de tono y ahora llevan más sorna: Zapatero no sabe lo que vale un café. Y Solbes dice que los españoles dejan un euro de bote. Ellos sí que son generosos se ríe. Luego, con 200.000 euros se arreglan el piso y las goteras Sí, que venga Solbes, que dice que hay que ir a los bares, que están llenos, para ver la crisis que sufren los españoles A estas horas, las cervecerías y bares de barrio se vacían de clientes. Algunos establecimientos incluso ni siquiera ofrecen las imágenes del debate. A nuestros clientes le gusta la música y el fútbol dice Paco, el encargado de una cervecería en la calle Hermanos García Noblejas, de Madrid. Por eso, en la pantalla se ve la retransmisión de un partido de fútbol entre el Manchester y Everton. Tampoco existe mucho interés por el cara a cara entre los candidatos en una cervecería irlandesa ubicada unos metros más allá. Música rock de fondo, ambiente en penumbra y jóvenes enfrascados en sus conversaciones. El debate sólo aparece en una de las grandes pantallas distribuidas por el local. Y nadie presta atención. En el resto, hay fútbol. Ya en el cuarto establecimiento, un bar de tapas en la calle Alcalá a punto de cerrar, se oye con claridad y con una fuerte intensidad a Zapatero ofreciendo datos macroeconómicos y hablando de superávit. Pero a pocos clientes les interesa. Sólo lo siguen más de cerca en un bar de copas cercano. Hay menos clientes que otros días- -explica el propietario- Normalmente, la barra está llena y esta noche sólo hay seis personas Más cuatro ingleses que con su elevado tono de conversación tapan los turnos de los candidatos. Zapatero está más agresivo- -espeta un cliente- tiene más pulso y ha tenido buenas salidas en el tema de la crisis económica Pero queda mucho debate por delante. Eso sí, con más o menos interés, todos se preguntan quién ganará. Zapatero no sabe lo que vale un café y Solbes dice que los españoles dejan un euro de bote