Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 s 2 s 2008 Atletismo s Campeonato de España DEPORTES 107 Quiñónez se convierte en el tercer hombre más rápido del mundo este año ABC VALENCIA. Jackson Quiñónez se convirtió en el gran protagonista del Campeonato de España de atletismo al correr la final de los 60 metros vallas en 7.52, marca que le dio el título nacional bajo techo, que le hace mejorar el récord de España que él mismo tenía en 7.56 desde el 26 de febrero de 2006 y que le convierte en el tercer hombre más rápido del mundo esta temporada tras el cubano Dayron Robles (7.33) y el ruso Evgeny Borisov (7.44) La fuerte competencia que mantienen Quiñónez y Felipe Vivancos fue la causa, una vez más, de que cayera el récord de España. Como es habitual, Vivancos salió más rápido que él (149 milésimas por 182) pero el potente final del hispano- ecuatoriano decidió la carrera a su favor. Ha sido una carrera muy limpia. Sabía que Vivancos podía ir por delante en las primeras vallas, pero que si todo iba bien luego iría yo más rápido. Me he encontrado genial y he sacado lo mejor de mí en esta carrera explicó Quiñónez. Relevo en el mando de los 1.500 metros después de que Arturo Casado se impusiera a Juan Carlos Higuero. De todas formas, ambos compondrán la pareja española de 1.500 metros en el Mundial. Fue una carrera táctica, en la que Casado se aprovechó de su mayor corpulencia para coger una posición ventajosa en la última vuelta, en la que resistió los ataques que le lanzaron Higuero y Diego Ruiz, para imponerse con una discreta marca de 3: 51.27. Sorpresa también en la final masculina de los 800 metros porque Luis Alberto Marco se metió por dentro cuando nadie contaba con él para batir a Olmedo, Jurado y Barrios. Reina no se había clasificado para la final. Donde no hubo sorpresas fue en la final femenina de los 800. Mayte Martínez convirtió la carrera en un mero trámite. Pese a tener problemas en la planta del pie se puso en cabeza desde el comienzo de la prueba y se mantuvo en esa aposición pese al ataque de Margarita Fuentes- Pila. Sobre sus problemas con la fascitis plantar que padece dijo encontrarse mejor. Hoy le harán una segunda resonancia y se la tratará más en serio después del Mundial pensando en los Juegos Olímpicos. Jackson Quiñónez por delante de Felipe Vivancos en la final de 60 vallas, en la que se batió el récord de España EFE Las discretas marcas enfrían las expectativas ante el Mundial Sólo se ha mejorado un récord nacional, no se lograron las mínimas que se pretendían y habrá que recurrir a las marcas del año pasado o a las invitaciones MANUEL FRÍAS Un solo récord de España, el de Jackson Quiñónez en 60 vallas, y ninguna mínima nueva para el próximo Mundial bajo techo es el discreto balance que arroja el Campeonato de España que concluyó ayer en Valencia, cuyos resultados no invitan al optimismo a menos de quince días de la cita planetaria. La brillantez que se esperaba bajo el convencimiento de que los atletas deberían estar en un excelente momento de forma en vísperas del Mundial, unido a las excelencias que se habían cantado de la pista valenciana, hacían presumir resultados espectaculares que al final no se consiguieron. El Campeonato se convirtió en una sucesión de carreras en las que se buscó asegurar más el título que la marca. El pesimismo se contagió también a los máximos responsables de este deporte y así, su presidente, José María Odriozola, calificó este Campeonato de un nivel medio- alto y quiso justificar después los pobres resultados pensando en el Campeonato del Mundo al afirmar que un Mundial es un Mundial. No tiene nada que ver con un mitin y no es fácil trasladar conclusiones de lo que hemos visto en este Campeonato de España. En el medio fondo, por ejemplo, ha habido carreras tácticas, como era presumible y en estos casos las marcas siempre se resienten un poco. El ejemplo más claro de que algunos atletas que quieren estar en la elite no pensaron en el Mundial lo protagonizó Luis Alberto Marco, que no va a ser seleccionado pese a ganar los 800 metros por delante de atletas de la talla de Olmedo, Jurado, Barrios o Reina. No estará en el Mundial porque ni la temporada anterior ni ésta ha conseguido la marca mínima que se pedía de 1: 48.50. Ayer ganó la carrera en 1: 50.44. Él debía saber que si alguien no tomaba la iniciativa en la final no podría hacer mínima para el Mundial, pero ha preferido ser campeón de España dijo Odriozola. Pese a todo, desde la Federación se confía en hacer una lista en torno a los 25 atletas al amparo de la normativa, que establece, por un lado, el periodo de mínimas desde el 1 de enero de 2007 al 25 de febrero de 2008 y, por otro, que permite a España como país anfitrión seleccionar un atleta por prueba sin mínima, siempre que ninguno haya conseguido dicho requisito. Si prevaleciera el criterio de mostrar un buen momento de forma y conseguir la mínima este año serían sólo 12 los atletas seleccionados (hay 14 con mínima, pero sólo pueden ir dos por prueba) Cuando anunciamos ese plazo de consecución de mínimas lo que intentábamos es que los atletas se pusiesen las pilas y no se durmiesen, pero tampoco vamos a tirar piedras contra nuestro tejado dijo Odriozola. Por ello, atletas como Manolo Martínez (peso) o Glory Alozie (60 metros vallas) tienen posibilidades de estar en la selección, en la que se quiere dar también oportunidad a atletas jóvenes como puede ser el caso de Patricia Sarrapio (triple) o Javier Bermejo (altura) Casado pudo con Higuero Opciones para Martínez y Alozie Llegar a las seis medallas conseguidas en Birmingham sería rozar el cielo Para José María Odriozola el objetivo del próximo Mundial de Valencia es estar lo más cerca posible de las seis medallas (una de oro, cuatro de plata y una de bronce) que se consiguieron en el de Birmingham, en 2003. Si en el Mundial de Valencia llegamos a las seis medallas conseguidas en Birmingham sería rozar el cielo dijo Odriozola, quien añadió que el de Valencia va a ser el mejor Mundial de la historia por la participación y porque el ranking está que arde al tratarse de un año olímpico Las opciones más claras de España pasan por Jackson Quiñónez (60 metros vallas) los 1.500 metros, Mayte Martínez (800 m. -aunque es ella misma la que siembra las dudas- y quién sabe si Ruth Beitia (altura) Odriozola: Nivel medio alto