Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 s 2 s 2008 Fútbol internacional DEPORTES 101 Juande da gloria al Tottenham Ganó 2- 1 al Chelsea en la final de la Copa de la Liga, primer título en nueve años Tottenham Chelsea Tottenham: Robinson; Chimbonda (Huddleston, m. 60) King, Woodgate, Hutton; Zokora, Jermaine Jenas, Malbranque (Tainio, m. 74) Lennon; Keane (Kaboul, m. 102) y Berbatov. Chelsea: Cech; Belletti, Carvalho, Terry, Bridge; Obi Mikel (Cole, m. 8) WrightPhillips (Kalou, m. 71) Essien (Michael Ballack, m. 87) Lampard; Anelka y Drogba, Árbitro: Mark Halsey. Sacó amarilla a Zokora, Tainio y Jenas. Goles: 0- 1, m. 38. Drogba, 1- 1, m. 69: Berbatov, de penalti, 2- 1 m. 93: Woodgate. Juande Ramos Entrenador del Tottenham EL HOMBRE ADUSTO YA DEJA SU HUELLA El técnico español devuelve la gloria a los Spurs nueve años después ganando la Copa de la Liga al Chelsea POR J. M. CUÉLLAR Fiesta total en las filas del Tottenham. Le han metido cinco goles al Arsenal en la semifinal de la Carling Cup. Jenas corre enloquecido por el campo, Keane celebra jubiloso, Lennon grita su alegría a la grada... Todos lloran de gozo. Pero en la banda, un hombre serio, un hombre adusto, un hombre honesto, mira pensativo. Ni una mueca, ni un gesto. Deja que sus chicos, los verdaderos protagonistas, canten al mundo su felicidad. Juande Ramos les mira y calla. Celebra por dentro con intensidad el sentimiento de un trabajo bien hecho, con seriedad, sin algarabías. Muy de Juande. El técnico español llegó hace cuatro meses a Londres y vio el panorama. Hundido en la zona peligrosa de la tabla, el Tottenham era un barco a la deriva. En silencio, trabajando duro, ajustando cosas aquí y allá, trazando conversaciones en voz baja con sus hombres, Juande empezó a sembrar semillas. Es lo que ha hecho siempre, levantar a los modestos, meter a los de segunda fila en primera y a los de primera en los títulos, tal y como hizo con el Rayo, luego con el Sevilla y ahora con el club inglés. Un experto en hacer subir peldaños. Ha sido en las últimas semanas cuando han salido a la superficie sus frutos. Ganó 5- 1 al Arsenal después de 21 partidos en los que no había podido vencer a su histórico rival. Mientras avanzaba hacia la final de la Copa de la Liga inglesa, aupaba a su equipo en la Premier llevándole a la zona templada y con posibilidades de meterse en puestos europeos. Ya no hará falta. Con el triunfo de ayer, Juande lograba cinco títulos en sólo 16 meses de trayectoria entre Sevilla y Londres, metía al equipo inglés en la UEFA y lograba que alzara un trofeo después de que en 1999 se hiciera con el último, el mismo que logró ayer. Mientras, la Prensa inglesa ya califica de héroe pausado al español, que se mantiene silencioso. Pocas palabras, mucho trabajo. Y sigue... 2 1 EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Sólo unas cuantas semanas en Inglaterra y Juande Ramos ha conseguido ya un título para el Tottenham, el primero que logra el club en los últimos nueve años. La Carling Cup, la copa de la Liga inglesa, fue para los Spurs a los tres minutos de comenzada la prórroga, al marcar un 2 a 1 que el Chelsea ya no lograría superar. Un emocionado Ramos acogió el final del partido en Wembley. Se convertía en el primer entrenador español en ganar en el mítico estadio. Pisando su hierba, junto a los jugadores a los que ya se dirige directamente en inglés, Juande se declaró muy contento por el triunfo. Feliz de que la gente esté feliz manifestó, poco después de abrazarse con Gustavo Poyet, su número dos. Los seguidores del Tottenham pudieron festejar una victoria como hacía tiempo. El encuentro de ayer supuso la corroboración oficial del prestigio que Ramos ha ido ganando desde que llegó a Londres. No es que comenzara con el contador a cero, pues sus recientes títulos con el Sevilla avalaban su trayectoria, pero la Carling Cup constituye un premio para el trabajo ya realizado en suelo inglés. Keane, el capitán de los Spurs, ducha con champán a Juande durante la celebración del triunfo AFP El equipo de Ramos, en cualquier caso, salió sin complejos. Dominó claramente los diez primeros minutos y, aunque luego el Chelsea fue nivelando las fuerzas, la posesión del balón fue favorable para los Spurs en toda la primera parte. Esto no impidió que la suerte estuviera del lado del correoso Drogba. Un falta sobre él pita- da contra Zokora supuso el gol del Chelsea, pues el delantero africano coló el balón por encima de la barrera. Bien entrada la segunda parte, en la que el Chelsea tomó mejor las riendas, llegó el tanto del empate. Un toque del balón con la mano en el área dio lugar al penalty que transformó Berbatov. La victoria de los Spurs pudo haber llegado poco después de la bota de Zokora, en una escapada con un balón recibido mediante un pase alto. Pero fue Woodgate el que marcaría en la prórroga, encontrándose con una pelota que había rebotado en la cabeza de Cech en lo que fue una mala salida del portero checo. OJO CRÍTICO Enrique Ortego NO GANA, PERO Un equipo sin complejos AYUDA A GANAR El Tottenham ganó contra pronóstico, pero no sin méritos propios. El Chelsea partía como favorito, con el ánimo de Avram Grant de borrar entre los seguidores el recuerdo de José Mourinho. Sin embargo, tuvo que perder un título que al final podía servirle de consuelo si no logra la Liga, algo que parece reservado a la pugna entre el Arsenal y el Manchester United. N o es sólo ganar la Curling que es la Copa de la Liga- -torneo que no tuvo éxito en España- -y es la tercera competición en el calendario inglés. Ni tampoco que el Tottenham llevara sin llevarse una Copa a sus labios desde 1999. Ni que el rival fuera el superpoderoso Chelsea. Ni siquiera que no lleve ni cuatro meses al frente de su equipo... Es todo eso y, además, que fue en Wembley. En este nuevo Wembley que acogía su primera gran final después de ver la luz el verano pasado. Y allí estaba, ya sin los 39 escalones de la fama, un técnico español para levantar el trofeo y demostrar que después de Rafa Benítez- -nunca se valorará lo suficiente su labor en Anfield- -también hay vida y milagros. Posiblemente sea verdad la trivial premisa de que los que ganan y los que pierden son los jugadores, porque son los que juegan. Pero cuando se suceden estos casos cada vez tengo menos dudas de que el entrenador puede que no gane él solo, pero ayuda tanto a ganar como puede ayudar a perder. Sólo así se entiende que Juande conquistara cinco títulos en dos años con el Sevilla y le condujera a la Champions Y que se hiciera cargo de un Tottenham en descenso y ahora sea undécimo en la Premier sin apuros, siga vivo en la UEFA, de la Cup sólo fuera capaz de echarle el Manchester United... y de los 27 partidos en su banquillo haya ganado 14, empatado 8 y perdido sólo cinco (tres de la Premier) Más allá de la pura estadística están la mentalidad y el juego que el técnico imprime a su paso. El sello que le caracteriza. Y sólo así, también, se explica cómo un equipo desahuciado llega a una final... y se la gana al Chelsea después de haberle metido cinco al Arsenal en semifinales, y cómo un equipo enclenque en defensa y que no daba dos pases seguidos es capaz ahora de salir con el balón jugado y a ras de césped, sin perder su estilo directo y sus arrebatos británicos.