Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 s 2 s 2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 83 Harry Potter no es profeta en su tierra Según una encuesta en el Reino Unido, el mejor libro infantil de todos los tiempos es un episodio de las Crónicas de Narnia EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Los últimos cuatro títulos de Harry Potter, incluido el que acaba de publicarse en España, Harry Potter y las reliquias de la muerte han sido los libros que se han vendido más rápido en la Historia. Pero nadie es profeta en su tierra, y la magia de Hogwarts sucumbre ante la de Narnia. Los británicos consideran El león, la bruja y el armario el episodio más famoso de las Crónicas de Narnia, de C. S. Lewis, como el mejor libro infantil de todos los tiempos. El único tomo de J. K. Rowling que aparece entre los cincuenta primeros es Harry Poter y el príncipe mestizo en el sexto lugar. La votación la han realizado personas de entre 16 y 65 años, por lo que se han visto premiados relatos leídos en su juventud por generaciones hoy maduras. De todos modos, que la novela de Lewis sobre los cuatro hermanos que entran en un mundo mágico a través del armario, aparecida en 1950, o que la serie de Los cinco de Enid Blyton, que arrancó en 1942, estén en el primer y tercer lugar, respectivamente, dice mucho acerca de la perdurabilidad de su éxito y de la influencia persistente que han tenido a través del tiempo. La lista responde, en todo caso, a los gustos británicos y atiende básicamente a la narrativa originalmente en inglés. Los cinco primeros son El león, la bruja y el armario The very hungry caterpillar un libro de dibujos de Eric Carle, de 1969; Winnie- the- Pooh de A. A. Wilne, y The BFG de Roald Dahl. Alicia en el país de las maravillas está en el puesto número nueve; Charlie y la fábrica de cholocate en el 12; el dickesiano Cuento de Navidad en el 18, y Peter Pan en el 20. Entre los cincuenta primeros no hay ninguna obra de Jacqueline Wilson, una de las autoras actuales de libros infantiles de mayor éxito en el país. Para Colin Duriez, especialista en Lewis, la razón de la continuada acogida de las Crónicas de Narnia, ahora con la ayuda del cine- -Disney hizo una adaptación de El león, la bruja y el armario en 2005- se debe a que Lewis era un conocedor de la literatura medieval y había sabido destilar de ésta tanto motivos para relatos como la técnica de contar historias. CLÁSICA Orcam Obras de C. Debussy, L. de Pablo, W. A. Mozart. Intérpretes: Raquel Lojendio, Marina Rodríguez Cusí, Gustavo Peña, Miquel Ramón, Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid. Director musical: José Ramón Encinar. Lugar: Auditorio Nacional de Música. Madrid Concierto in memoriam ANDRÉS IBÁÑEZ Concierto de homenaje a dos grandes figuras de la música española que nos han abandonado recientemente: el compositor Gabriel Fernández Álvez y el pianista Miguel Zanetti. El concierto termina a las doce y media de la noche de un día de entre semana frío y lluvioso, a pesar de lo cual el Auditorio está lleno. ¿Todavía habrá quien diga que a los españoles no les gusta la música, o que la música clásica es para minorías? Los novísimos, escrita en 2002 por encargo de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid y estrenada al año siguiente, es una de las obras más ricas y variadas, tanto en lo formal como en lo emocional, de la producción última de Harry Poter y el príncipe mestizo en sexto lugar, es el único tomo de J. K. Rowling entre los 50 primeros Luis de Pablo. Toda la obra parece un estudio en ostinatos, a través de una riquísima paleta sonora y un originalísimo empleo del coro, que se pierde en vertiginosos dibujos repetitivos (porque un cantante individual necesita pararse para respirar, pero no un coro entero) y con una tercera parte especialmente fascinante Labyrinthus- Epistula que consiste en algo así como un estudio de masas y densidades graves. Maravillosa la intervención del Coro de la Comunidad de Madrid en el Requiem de Mozart, con unas sopranos y contraltos que alcanzaban dulzuras celestiales en el Lacrymosa. Entre los solistas, destaca el timbre cálido del tenor Gustavo Peña y la voz intensamente conmovedora de la soprano Raquel Lojendio. Aunque a veces el maestro forzaba un poco los tempos (en el Benedictus, por ejemplo) y se echaba de menos, en algunos momentos, una mayor elasticidad, un control menos férreo para permitir que asomara el misterio que pervade toda esta música, la Orcam y su director nos han entregado esta noche un Mozart modélico. Digámoslo sin adjetivos: una lectura tan culta como apasionada, a cargo de una orquesta europea, de una de las cimas de la música europea.