Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos LUNES 25- -2- -2008 ABC Un actor camaleónico Boca a boca El amor en los tiempos del cólera Perdita Durango Los lunes al sol Con esta película de Manuel Gómez Pereira, Javier Bardem ganó su primer Goya como actor protagonista (ya había logrado uno como actor de reparto en Días contados El papel de Florentino Ariza en la adaptación de la novela de García Márquez realizada por Mike Newell ha sido uno de sus últimos trabajos junto a la película de los hermanos Coen Álex de la Iglesia confió en Javier Bardem para interpretar al desequilibrado Romeo Dolorosa en esta película en la que compartió cartel con Rosie Pérez La película de Fernando León de Aranoa mostró un nuevo rostro del actor, que consiguió por su interpretación de Santa el Goya al mejor actor y su candidatura en los premios del Cine Europeo Bardem, Oscar El español confirmó los pronósticos y logró ayer la estatuilla como mejor actor de reparto por su trabajo en la película de los hermanos Coen No es país para viejos Javier Bardem se convierte en el primer actor español que consigue un Oscar E. R. M. Se notaba en el ambiente desde hace ya algunos años que Hollywood quería premiar, y dentro de sus posibilidades, absorber, a Javier Bardem, y lo único que esperaba para coronarlo con un Oscar es que éste llegara con el vehículo adecuado. Los Coen y su película No es país para viejos eran sin duda el vehículo adecuado. Para ganar un Oscar de interpretación no sólo es preciso ser un buen actor, cosa que Javier Bardem ha demostrado ya en varias ocasiones, sino que también se requiere (y al menos en esas mismas dosis) un lápiz en rojo que subraye tu trabajo. En la ocasión anterior en la que Javier Bardem tuvo el Oscar al alcance de la mano, cuando competía con Antes (de) que anochezca -y que se lo quitó con un golpe de tridente Russell Crowe por su papel en Gladiator el vehículo (o sea, la película de Julian Schnabel) con el que llegaba tenía una cilindrada justa, mucho más justa que el de este año, un peliculón dirigido por unos santones de Hollywood, los hermanos Coen, con todo el peso y la ventaja que significa llegar con una de las películas del año. No es país para viejos es un retrato inmenso y que además contiene el personaje adecuado a las características interpretativas de Bardem: un tipo de rasgos fuertes y marcados, de profundidad relativa, un texto escueto y apropiado para aderezarlo gestualmente y con una mezcla extravagante de espanto, atractivo bestial y sentido del humor. Su encarnación de Anton Chigurh, un asesino despiadado y cumplidor, es a la vez divertida y diabólica, terrorífica y liviana. Habrá, sin duda, otros actores que hubieran podido hacer ese papel (y dentro del universo Coen está el magnífico y también espeluznantemente gracioso Steve Buscemi... pero tiene un punto hoscamente simpático nuestro Bardem incalcanzable para cualquier otro actor del mundo) aunque lo que es evidente es que con cualquier otro actor el personaje se hubiera quedado en un mero secundario, tapado por el peso y la calidad de los otros protagonistas: Tommy Lee Jones es probablemente el mejor sheriff de la historia reciente y Josh Brolin lo borda igualmente. Pero la película, desde el principio, se la llevó casi exclusivamente Bardem. En su trayectoria, Bardem ha dejado entrever que su disposición intepretativa es total, en cuerpo y alma: aunque en realidad prefiere desaparecer dentro de su personaje; o sea, travestirse, disfrazarse, esconderse... para construir alguien lejano y diverso a sí mismo, que puede ser desde el poeta cubano y homosexual Reynaldo Arenas, hasta el peculiar e inmóvil Ramón Sampedro de Mar adentro o incluso el inquisidor hermano Lorenzo de Los fantasmas de Goya el parado de Los lunes al sol o el macarra de Collateral Bardem desaparece en No es país para viejos de un modo Alberto Iglesias se suma a la fiesta con el Oscar a la banda sonora ABC Alberto Iglesias completó el doblete español en los Oscar al hacerse con la estatuilla a la mejor banda sonora. Poco después de que Javier Bardem alzara su premio, sonaba el nombre del músico donostiarra, que veía así reconocido su trabajo en la película Cometas en el cielo del director Marc Forster. Para Iglesias, igual que para Bardem, ésta era la segunda nominación. La primera la tuvo por El jardinero fiel pero en aquella ocasión fue derrotado por Gustavo Santolalla, autor de la música de Brokeback Mountain Iglesias competía este año con Darío Marinelli Expiación James Newton Howard Michael Clayton Michael Giacchino Ratatouille y Marco Beltrami 3: 10 to Yuma Son todos muy buenos trabajos- -decía hace unos días- pero creo que tenemos posibilidades de ganar El compositor recordó a los músicos que han participado en la grabación y al director del filme, Marc Forster. Javier Bardem dedicó el Oscar a su madre y sus abuelos