Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA LUNES 25 s 2 s 2008 ABC El superávit cae un 50,8 en enero por los menores ingresos por IRPF e IVA ABC MADRID. La desaceleración progresiva que está afectando a nuestra economía no sólo tiene su reflejo en una caída del empleo como consecuencia de la menor actividad. También las arcas públicas se ven afectadas, por lo que el superávit se redujo en enero un 50,8 respecto al mismo mes de 2007, hasta los 1.434 millones de euros (el 0,13 del PIB) La menor recaudación del IRPF y el IVA es la responsable de esta bajada, según datos del Ministerio de Economía y Hacienda recogidos por Ep. En concreto, la recaudación por IRPF disminuyó en este mes un 8,9 en términos homogéneos (11.527 millones) una vez descontados los ingresos que se recibieron en este mes de retenciones del trabajo correspondientes al mes de diciembre de 2007. En términos reales sí aumentó la recaudación por IRPF. En el caso del IVA, tanto en términos reales como homogéneos la disminución de los ingresos fue de un 16,2 y un 16,7 De esta forma, los ingresos por impuestos directos crecieron un 11,1 en enero, hasta los 13.562 millones de euros, mientras que la recaudación por indirectos- -IVA e Impuestos Especiales- mucho más vinculada al ciclo económico y a la moderación del consumo, cayó un 10,3 Hacienda enviará este año un millón más de borradores del IRPF Desde el próximo lunes, 3 de marzo, se podrá solicitar el borrador y la Agencia Tributaria comenzará a enviarlos a partir de la última semana de ese mes YOLANDA GÓMEZ MADRID. La Agencia Tributaria tiene ya todos los engranajes preparados para que los ciudadanos puedan rendir cuentas a Hacienda de los ingresos que obtuvieron el año pasado. De hecho, el próximo lunes 3 de marzo se dará el pistoletazo de salida para que los contribuyentes que lo deseen puedan solicitar el borrador de declaración de la renta. Según los cálculos de la Agencia Tributaria este año enviarán seis millones de borradores, un millón más que en la pasada campaña. Hacienda comenzará a enviar los borradores a los contribuyentes en la última semana de marzo, a partir del día 24, y será desde el martes 1 de abril cuando los ciudadanos puedan ya confirmar sus borradores si están conformes con los datos que la Administración Tributaria le ha facilitado. Esta es la primera declaración que se presenta con las nuevas reglas que impuso la última reforma del IRPF, en vigor desde el 1 de enero de 2007, por lo que presenta algunas novedades respecto a la campaña del año pasado. La más importante es la desaparición del procedimiento de devolución rápida, al que se acogían aquellos contribuyentes que por tener ingresos inferiores a 22.000 euros no tenían obligación de presentar declaración. Según fuentes de la Agencia Tributaria, el año pasado se acogieron a este procedimiento 320.000 contribuyentes, de los que 260.000 tuvieron derecho a una devolución conjunta de 88,4 millones de euros. La principal ventaja de este procedimiento era la celeridad con la que se recibía la devolución, siempre antes de que empezara la campaña general de la renta, el 2 de mayo. Y para intentar que estos contribuyentes sufran un retraso en la percepción de sus devoluciones, Hacienda les ha colocado los primeros de la lista a la hora de enviarles el borrador y serán también los primeros en recibir la devolución. De hecho, la Agencia Tributaria ya ha enviado a estos 320.000 contribuyentes que el año pasado se acogieron a este prodedimiento una notifica- Devolución rápida Luis Pedroche, director de la Agencia Tributaria ción en la que les informa de que en los próximos días les enviarán un borrador para que revisen sus datos. Junto a esta novedad de procedimiento, la próxima declaración de la renta recoge el nuevo diseño del impuesto, con una tarifa más simplificada- -con cuatro tramos- -un cambio en la tributación de las deducciones familiares- -que ahora van a un tipo del 0 -y una importante modificación DANIEL G. LÓPEZ en la tributación del ahorro. Así, todos los rentas procedentes de inversiones (intereses bancarios, rendimientos de letras del Tesoro, bonos, productos de seguro... integrarán lo que la nueva norma llama base imponible del ahorro, y tributarán al 18 El resto de rendimientos formarán parte de la base general del impuesto y se les aplicará la tarifa progresiva con tipos marginales que van del 24 al 43 Juan Velarde Fuertes POLVAREDA... CON LA GRANDE a lo decía el romancero, Con la grande polvareda, perdimos a don Beltrane El don Beltrán que se nos ha ido es nada menos que el centenario del Instituto Nacional de Previsión, porque el 27 de febrero de 1908 echó a andar esa institución esencial para entender la creación y ampliación del Estado de Bienestar en España. La grande polvareda, esperemos que no sea el sectarismo. Lo señalo porque su creación se debió al Gobierno largo Y de Maura conservadorliberal. La creación se hizo dentro de una serie de impulsos que procedían del Instituto de Reformas Sociales, creado también por don Antonio Maura en 1903, donde una conjunción de krausistas, de conservadores, de seguidores de la doctrina social de la Iglesia, de militares admiradores de la labor en Alemania de Bismarck y, también de socialistas, intentó mejorar la realidad de los obreros. La creación del Instituto Nacional de Previsión no fue algo aislado. Maura, y el maurismo, buscaron eliminar la irritación social existente en España, que se manifestaba, por un lado, en forma de lo que denominó el penalista Constancio Bernaldo de Quirós, el espartaquismo agrario español y por otra, con un auge tremendo del anarquismo en la versión violenta de Malatesta. Ambas realidades, como demostró Flores de Lemus, frenaban la inversión. La relación de disposiciones en este sentido de Maura es muy amplia. Va desde la ley de descanso dominical a la de Huelga; desde la ampliación de las posibilidades de la Inspección de Trabajo, gracias a una circular de la Fiscalía del Tribunal Supremo, a la prohibición del trabajo a los niños o a la supresión de tiendas y economatos en los lugares de trabajo, una reivindicación social que dio origen, al no ser atendida, a sucesos tan célebres como la huelga de Gallarta. El Instituto Nacional de Previsión, desde sus inicios, fue el armazón en el que se integraron, sucesivamente, imponiendo el modelo bismarckiano, los primeros seguros sociales obligatorios de pensiones, con el Retiro Obrero, que más adelante se transformaría en el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez; de los de accidentes de trabajo; del subsidio familiar; del seguro obligatorio de enferme- dad; y de los seguros incipientes contra el paro forzoso. Ya con la polémica Ucelay- Jordana de Pozas fue evidente, a partir de 1942, que se caminaba hacia un sistema basado en el modelo creado por Beveridge, no ya de seguros sociales obligatorios, sino hacia uno de seguridad social y servicios sociales anejos, como existe en la realidad. La ley de bases Romeo de 1963 supuso esta modificación. En la Transición, al Instituto Nacional de Previsión pasó a denominársele de otro modo. Quizá recordará al entonces ministro Sánchez de León, que no puse buena cara al nuevo nombre, porque el viejo seguía acomodándose perfectamente a los nuevos tiempos. Es posible que se considere que no merece la pena recordar algo que, sencillamente, fuerevolucionario y oportuno en 1908. Como homenaje a aquellos fundadores, de Maura a Marvá, de Posada a Inocencio Jiménez, aquí no lo olvidamos.