Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 9 M LUNES 25 s 2 s 2008 LA OTRA CAMPAÑA ESPAÑA 27 CAMPO DE AGRAMANTE JOAQUÍN LEGUINA MERCEDES DE LA MERCED EL SOL Y LA TORMENTA El PP ha estado aplicando la estrategia de la tormenta durante buena parte de la legislatura, aunque a veces ha buscado la estrategia del sol, y se ha equivocado un ciudadano cubierto con su capa cuando el sol, oculto tras las nubes, recibió un desafío de la tormenta. Te apuesto un comida- -dijo la tormenta- -y ganará quien demuestre más fuerza ¿Y cómo sabremos quién es el más fuerte? -preguntó el astro rey. ¿Ves a aquel individuo tapado con una capa? Pues ganará la apuesta quien se la arrebate Está bien aceptó el astro. Relámpagos, viento y lluvia se abalanzaron sobre campos y ciudades, mas, el viandante, apretando los dientes, no hacía sino cubrirse de las inclemencias con su capa. Le llegó el turno al sol y se puso a brillar de tal suerte que el caminante, sofocado, no tuvo otra opción que desprenderse de su capa. MÁS QUE UN DEBATE ES UN DUELO El cinismo de José Luis Rodríguez Zapatero y su habilidad ante las cámaras le permite seguir manipulando con falsedades la realidad arece que esta noche, más que un debate, presenciaremos un duelo. Un enfrentamiento por el honor en el que el moderador se limitará a repartir los floretes y en donde la victoria se festejará como un acto heroico llamado a deshacer el empate técnico que auguran las encuestas. Pienso sobre este símil y veo una campaña en la que Zapatero no para de tirar guantes a la cara para provocar al PP- -para aumentar la tensión, arguye ZP- -mientras que Rajoy los recoge, haciendo oídos sordos a las provocaciones, para explicar su proyecto político a millones de espectadores. Habrá seis padrinos por contendiente y un plató convertido en el hall de la Moncloa. Pienso también en la confu- Paseaba Con razón o sin ella, el PP ha estado aplicando la estrategia de la tormenta durante buena parte de la legislatura, aunque, a veces, ha buscado la estrategia del sol y se ha equivocado. Por ejemplo, apoyando el nuevo Estatuto de Andalucía (que ha iniciado, entre otras novedades la destrucción del viejo y exitoso concepto liberal de Cuenca Hidrográfica) Un seguidismo éste que ha mermado los argumentos del PP a la hora de la crítica territorial que- -según dicen- -es una de sus bazas fuertes. En cuanto a ZP, cuyo estilo resulta tranquilo y placentero, debería seguir bajo el palio sonrosado de la luz crepuscular abandonando miedos y tensiones, pues la abstención no siempre beneficia al PP. ZP, cuyo estilo es tranquilo, debería seguir bajo el palio sonrosado de la luz crepuscular P El votante sólo tiene que comparar lo que uno y otro han hecho en sus responsabilidades de gobierno sión de los papeles del reparto. El que ofende ha malgastado cuatro años de gobierno y revelado su incapacidad para resolver los problemas que en algunos casos él mismo generó, para conciliar a los ciudadanos y para frenar la crisis económica. Aunque el cinismo de José Luis Rodríguez Zapatero y su habilidad ante las cámaras le permita seguir manipulando con falsedades la realidad. Mientras que el ofendido ha dado muestras constantes de su capacidad para dirigir un país en ministerios como Interior, Cultura o Administraciones Públicas y en la vicepresidencia de los gobiernos del PP. El votante sólo tiene que comparar lo que uno y otro han hecho desde sus responsabilidades de gobierno.