Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ELECCIONES 9 M ESPAÑA TENSIÓN EN LA CAMPAÑA LUNES 25 s 2 s 2008 ABC Edurne Uriarte LA VALENTÍA DE BONO N o debiera José Bono exponerse a descalificar al teniente general Mena como un valiente disminuido por decir lo que pensaba sobre el Estatuto de Cataluña tan sólo unas semanas antes de pasar a la reserva. Le pone en evidencia a él mismo y a cualquiera le da por aplicarle su propia vara de medir y lanzarle la conclusión de que lo suyo sería, como poco, el caso de un cobarde redomado. Bono, al que ningún reglamento pone límites para decir lo que cree ni mucho menos le amenaza con un arresto, piensa, lacerante ironía, más o menos lo mismo que Mena sobre el Estatuto de Cataluña. Con una diferencia, que no se ha atrevido a denunciarlo jamás. Ni opina siquiera, para no buscarse problemas como decía ayer en este periódico. Es decir, para estar en las listas del Congreso, como está, para presidir la institución, si su partido gana, y para lanzarse al cuello de Zapatero, si pierde. Lo de Bono va mucho más allá de la disciplina de partido. Lo de Bono es una maquiavélica estrategia de ocultación para alcanzar la secretaría general del PSOE cuando Zapatero caiga, como esperan él y tantos de sus compañeros. Y si no cae el 9- M, a la presidencia del Congreso y a seguir aguardando su oportunidad. Más de una vez he defendido la disciplina de partido como medio necesario para mantener su fortaleza. Y he respetado el silencio del militante como un sacrificio acorde con su compromiso partidario. Pero hay límites. Y seguramente el caso de Bono es un ejemplo. Su creencia en la unidad de España y su oposición frontal a cualquier negociación política con ETA le ponen en las antípodas de Zapatero y de todas sus decisiones. Y le colocan ante una grave responsabilidad. La de sostener, como lo hace, a un aventurero político peligroso para el futuro de España, tan sólo porque necesita estar bien colocado para sustituirle al frente del PSOE. En estos casos, la disciplina de partido puede dar lugar a monstruos. Al silencio generalizado ante las insensateces del aventurero. Y a la paradoja de que sea un militar arrestado quien diga las cosas que los mudos voluntarios no denuncian y, sin embargo, piensan. Tomás Gómez, líder del PSOE de Madrid, usó un coche policial de la Comunidad para dar un mitin ante 500 simpatizantes TELEMADRID La imagen del cacique de Parla es la de Chávez arengando a las masas Tomás Gómez (PSOE) dio un mitin desde un coche policial destinado a la seguridad de Parla s La Consejería de Interior cree que pudo cometer tres delitos CARLOTA FOMINAYA MADRID. El mitin electoral ofrecido ayer en Parla desde un coche patrulla de la Bescam por Tomás Gómez, líder de los socialistas madrileños y alcalde de Parla, tras el desalojo del teatro donde se iba a realizar el acto por un falso aviso de bomba puede acabar convirtiéndose en un delito. La imagen que dio ayer el cacique de Parla es la típica del dictador Chávez arengando a las masas desde un furgón del ejército venezolano dijo ayer el consejero de Presidencia de la Comunidad, Francisco Granados. Esto es un hecho sin precedentes en la historia de la democracia añadió. La Consejería de Interior estudia hasta tres posibles irregularidades cometidas ayer por el regidor parleño. Una de delito electoral por utilizar un lugar no autorizado previamente, con probable denuncia ante la Junta Provincial, otra por incumplimiento de convenio de las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid, acuerdo por el que se sufraga este tipo de coches para la seguridad de los ciudadanos, no para mítines y una tercera por posible malversación de fondos públicos. El cambio de escenario tuvo lugar tras una llamada anónima que avisaba de una amenaza de bomba y obligó al desalojó del Teatro Jaime Salom, donde Gómez iba a celebrar el acto electoral junto con Jaime Lissaveztzky, secretario de Estado para el Deporte. Ante el acordonamiento de la zona, el regidor parleño no dudó entonces en subirse a un coche patrulla de la Policía y, a través de sus megáfonos, se dirigió a los más de 500 simpatizantes que había presentes. Desde allí pidió tranquilidad y no crispación a las fuerzas políticas tal y como lo están haciendo los socialistas Además, apeló a la participación electoral para luchar contra el enemigo de los socialistas madrileños que es las abstención Gómez aprovechó la ocasión también para volver a exigir públicamente disculpas por parte de Granados y también del consejero de Sanidad, Juan José Güemes. Ambos sufrieron un intento de agresión durante la visita realizada el viernes junto a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, al hospital de Parla, que entra en funcionamiento este lunes. Los populares interpondrán hoy también una denuncia por los incidentes ocurridos en aquel centro sanitario el viernes. Mientras, el líder del PSM estudia a su vez denunciar tanto a Granados como a Güemes después de que le responsabilizaran directamente de los hechos ocurridos. Los agredidos, denunciados ironizó Granados. Aguirre no irá a Aranjuez por carteles amenazantes Pese a contar con la autorización de la Junta Electoral Provincial de Madrid, la presidenta de la Comunidad decidió el sábado no asistir hoy a la apertura del Hospital del Tajo, en Aranjuez. La visita había sido suspendida el viernes por la Junta Electoral de Zona de Aranjuez, y además había sido recurrida por el el PSM- PSOE ante la Junta Provincial, que finalmente desestimó a última hora de ayer el escrito presentado por los socialistas madrile- ños. Aguirre tomó su decisión a la vista de los incidentes ocurridos durante su accidentada visita al centro sanitario parleño, donde los consejeros de Presidencia e Interior sufrieron un intento de agresión por parte de un grupo de manifestantes, entre los que se encontraban una concejala del partido socialista de Torrejón de Velasco, que además es empleada de la UGT, un ex concejal del partido socialista de Parla y el actual portavoz de IU en la Corporación parleña, Eugenio Santos Lozano. A estos hechos se suma la aparición en Aranjuez de carteles amenazadores que instaban a recibir a la presidenta regional como se merece