Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ELECCIONES 9 M ESPAÑA LOS MÍTINES DE LOS LÍDERES LUNES 25 s 2 s 2008 ABC Demostración de fuerza del PSOE en Sevilla para ayudar a Zapatero el 9- M Alfonso Guerra, número uno de la lista, no fue invitado a hablar en el mitin G. SANZ SEVILLA. El PSOE de Andalucía (PSA) hizo ayer una demostración de fuerza y convocó a más de 20.000 personas en el velódromo de Dos Hermanas (Sevilla) para ayudar a José Luis Rodríguez Zapatero a ganar el 9 de marzo. Todas las encuestas pronostican la reelección de Manuel Chaves en los comicios autonómicos, pero también reflejan una subida del PP que puede dar a este partido hasta cuatro diputados más en el Congreso. Por eso era importante el acto de ayer. Por la movilización. No tanto por los mensajes que, en el caso de Zapatero, fueron una repetición de los escuchado en los últimos días. Los estrategas socialistas detectan en la última semana un aumento de participación y ayer Zapatero se encargó de remachar esa idea: Tenéis el orgullo legítimo de haber dado tantas veces una mayoría al PSOE para cambiar España y Andalucía dijo apelando a las memoria histórica de las mayorías de las que disfrutó Felipe González durante los años 80 y 90. Zapatero, consciente de que toreaba en casa de su antecesor, se deshizo en elogios a la figura del ex presidente del Gobierno, y destacó que sudando la camiseta con su participación ahora en más mítines que cuando era jefe del Gobierno. Eso es ser solidario, entregarse por una causa, y es lo que nos hace fuertes, imparables, invencibles para el 9 de marzo dijo Zapatero. Sólo faltó una voz en el mitin, la de Alfonso Guerra, número uno al Congreso por Seviilla, que ayer sí estaba en el velódromo de Dos Hermanas, pero no fue invitado a subir al estrado. Fuentes del PSOE explicaron que el acto era autonómico pero cuando se les recordó que estaba el candidato a la Presidencia del Gobierno y son también unas elecciones generales, las mismas fuentes restaron importancia al silencio del ex vicepresidente del Gobierno, tradicionalmente enfrentado a Manuel Chaves. De todas formas, Zapatero intentó remedar ese silencio EL MITIN DE AYER Lugar: Velódromo de Dos Hermanas (Sevilla) Aforo: 12.000 Asistencia: 20.000 22.000 Protagonista ausente: Felipe González acaparó en la distancia los aplausos y los gritos de apoyo cuando le mencionaba Zapatero Manuel Pizarro asistió al mitin de Rajoy en Burgos EFE acercándose hasta Guerra para saludarse en medio de una atronadora ovación del público antes de iniciarse el acto. Zapatero señaló que la mayoría de la calle tiene que ser la mayoría en el Parlamento y que el PP debe perder el 9- M para que haya otra derecha en España que deje la mentira, el insulto y la descalificación Por su parte, Manuel Chaves dijo que Zapatero tiene que ganar para impedir que los integristas que no creen en la familia y que discriminan lleguen al poder y para que la derecha siga lamentando sus derrotas hasta que aprendan a respetar y dejen de decir mentiras Tenemos que ganar para impedir que gobiernen los que nos robaron, nos insultaron, nos mintieron y nos metieron en una guerra ilegal concluyó. Rajoy cree que a Zapatero se le ha subido la Moncloa a la cabeza En su mitin de Burgos advirtió que ha creado tensión, discordia y división y luego pone cara de seminarista MARIANO CALLEJA BURGOS. Ve como tú eres, Mariano: tranquilo, y eso sí, si hace falta, mala leche El consejo se lo dio el alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, a Mariano Rajoy en el último mitin antes del debate televisado más esperado. El candidato del PP debió de tomar buena nota de lo que le decía Aparicio y lo llevó a la práctica de manera inmediata, ante el regocijo del público que llenó en Polideportivo El Plantío, que pidió a gritos el cambio Rajoy, que llegó acompañado de Manuel Pizarro, tuvo uno de esos días relajado e inspirado en sus críticas más ácidas contra Zapatero, con el que no tuvo piedad. Rajoy acusó a Zapatero de olvidarse de la gente, que no son los del canon, sino que tienen ojos y nariz, sentimientos, van al médico, hacen cuentas para llegar a final de mes. Se le ha subido la Moncloa a la cabeza y se ha olvidado de la gente. Quiere la Alianza con el Planeta, ¿y EL MITIN DE AYER Lugar: Polideportivo El Plantío, de Burgos Asistencia: 4.000 personas Anécdotas: El vallenato de Rajoy, la música que suena al principio y al final de los mítines, pronto será una melodía para los móviles de los simpatizantes del PP. Chaves y los integristas LA FRASE Mariano Rajoy, presidente del PP y candidato a la Presidencia Los españoles, al menos, deben recibir una disculpa de quien les ha engañado Xavier Pericay Periodista y escritor gnoro si el candidato popular va a seguir reclamando esta noche, en su debate televisivo con el presidente del Gobierno, esa disculpa. Aunque supongo I que sí, pues, de lo contrario, no se entendería tanta insistencia previa. Será en vano. De entrada, porque el propio Zapatero ya ha indicado que no piensa disculparse. Pero, sobre todo, porque sólo se disculpa quien es consciente del daño causado y está dispuesto a pedir indulgencia por ello. Y no es el caso. Para el candidato socialista, la nobleza del fin- la paz por decirlo a su manera- -justifica cualquier medio. Incluso si el medio comporta la mentira, la ocultación o el engaño. De ahí su negativa a dar marcha atrás. Y de ahí que, como sostuvo también ayer Rajoy, el cambio se haya convertido en una necesidad nacional. Dejar el Gobierno de España en manos de un mentiroso es peligroso. Dejarlo en manos de un iluminado todavía lo es más. Pero dejarlo en manos de un iluminado que además es mentiroso eso, decididamente, ya no tiene perdón. quién se alía con el currante? se preguntó el candidato de los populares. Ahora voy a hablar de Gabilondo advirtió Rajoy. Lo repite en todos los mítines, pero el público siempre se lo agradece y se remueve expectante en sus asientos. Recordó aquello que dijo muy bajito Zapatero sobre la tensión, para que no le oyera nadie, sólo Gabilondo Pero lo cacharon en las patatas, dijo que quería tensión, crispación y dramatización afirmó. Por eso, Rajoy acusa al presidente del Gobierno de sembrar tensión, discordia y división en estos últimos cuatro años mientras hablaba de entendimiento, concordia y talante. Creó problemas, y luego puso cara de seminarista y le echó la culpa de todo al PP Rajoy cree que Zapatero y los socialistas viven obsesionados con la crispación, porque creen que eso les da votos. Y así está Pepiño, como en sus mejores tiempos, y los del canon, enormemente activos El presidente de los populares recordó que los socialistas estuvieron 40 días arremetiendo contra los obispos, y al final acabaron tomando un caldo