Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CULTURAyESPECTÁCULOS Los Oscar cumplen 80 años DOMINGO 24 s 2 s 2008 ABC Las cinco mujeres que optan al Oscar a la mejor actriz tuvieron interpretaciones grandiosas -No. Ya me habían dicho que la huelga probablemente iba a terminar rápido. -Seguramente hubiese visto la ceremonia igual. Mi esposa celebra todo, así que hubiese organizado alguna cena. Los chicos van a tener su propia fiesta durante la entrega. Nosotros celebramos hasta cuando hay un cambio de estación, así que definitivamente habrá algo. Mi esposa es muy buena en eso. ¿Qué hubiese pasado si la huelga no se hubiera terminado? ¿Quién cree usted, entre las cinco nominadas, que recibirá el Oscar de sus propias manos? -Si seguía la huelga, no. Pero alguien dijo que la fiesta de Vanity Fair ya se canceló. No sé si esa es una buena señal. No sé lo que vaya a pasar. ¿Siendo el ganador del año pasado, igual tenía que entregarle el premio a la Mejor Actriz, con huelga o sin huelga? Whitaker, caracterizado como Idi Amin, papel que le valió en 2007 el Oscar al mejor actor ABC -Ah, no puedo decirlo. No lo sé. Tras el Oscar tuve un proceso de aceptación; aprendí mucho sobre mí Forest Whitaker s Actor A pocas horas de la ceremonia de entrega de los Oscar, quedan frescos los recuerdos de cuando el año pasado obtuvo el premio al mejor actor por su interpretación del dictador y presidente de Uganda Idi Amin en El último Rey de Escocia POR F. W. W. HOLLYWOOD. Siguiendo la tradición, esta noche le tocará el turno de entregar el Oscar a la Mejor Actriz, con el lujo de ser el primero en felicitar a la gran ganadora, reviviendo la gloria que él mismo palpó apenas un año atrás. las películas que elijo. Como actor, no pienso demasiado. Pero claro que llegan más oportunidades para hacer proyectos. Yo hago mucho cine independiente, tiendo a hacer lo que siento. Si hay un director que debuta en cine, aunque sea una película de dos millones de dólares, a lo mejor la hago. carga de moverlos a otro lado, así que sigo sus pasos (vuelve a reír) Todo para mí fue un proceso, porque lo veía como algo problemático. No tiendo a colgar recuerdos. En mi casa no hay carteles de mis películas ni fotos. Y la mayoría de esos premios antes quedaban usualmente en la casa de huéspedes. Todo el año fue un proceso de aceptación. Aprendí mucho sobre mí, porque traté de darme cuenta de la razón por la cual no podía ver lo que estaba haciendo, lo que había hecho. -Todas tuvieron interpretaciones grandiosas. No es justo. ¿Cómo se supone que voy a leer el nombre que hay en el sobre después? No sería justo que yo dijera algo así. -Sí, yo voto. ¡Vamos! ¿No vota entre todas las nominaciones? -Por eso, nos encantaría saber su propio voto. ¿Cómo recuerda la gran noche del Oscar? -Recuerdo muy bien aquella noche. Nunca antes se lo comenté a nadie, pero recuerdo que se me rompió el botón del traje y fui detrás del escenario para tratar de cosérmelo yo. (Empieza a reír) Y ahí pensé: Estoy en la entrega del Oscar, deben tener a alguien para este tipo de cosas ¿La gente se le acerca de una forma diferente desde que ganó el Oscar con El último Rey de Escocia -No. Aquel personaje es muy distinto a los que hice antes. Y yo soy tan diferente a él, que es difícil imaginar que alguien se me acerque pensando: Estoy cerca de Idi Amin -Fue una carga de electricidad. No pensé en nada. Fue... un sentimiento muy profundo. Sentí como si todo estuviera explotando alrededor mío. ¿Y qué se le cruzó por la mente en el momento en que abrieron el sobre y dijeron su nombre? -No. Pasó todo lo normal que imaginaba. Yo llevo trabajando sin parar desde hace tiempo. Me gustaría darle una mejor respuesta, pero no tuve ninguna mala sorpresa. ¿No hay nada en particular que le haya sorprendido, algo que no esperaba que fuera a cambiar después del Oscar? ¿No le reconocen mucho más desde que obtuvo el Oscar? ¿Hay algún lugar en el mundo donde pueda tomarse vacaciones sin que sea reconocido? -Un poco en Cuba, puede ser. En algunos lugares, sí. -Si alguien que no digo llega a ganar o incluso pierde, subirá a recoger el premio sabiendo lo que yo voté. ¿Dónde guarda el Oscar? ¿Qué hubiera pasado si la entrega del Oscar hubiera sido cancelada el año pasado, justo cuando ganó usted? -No lo sé. Supongo que hubiera sido bastante duro. Había artistas muy jóvenes entre los nominados. Era la primera vez que tenían la oportunidad de ser nominados. Había gente de otros países también. Incluso fue la primera vez que yo fui a la entrega del Oscar. Muchas veces, antes, habían nominado películas donde yo había trabajado, pero fue la primera vez que yo estuve en la ceremonia. -La película En el punto de mira que usted protagoniza, transcurre en la Plaza Mayor de Salamanca, pero en realidad la rodaron en México. ¿Nunca estuvo en España? -En una estantería que hay en la escalera de mi casa. Es un lugar privado, por donde baja mi familia. No lo ve la gente cuando entra. -Por el mismo personaje, recibió nada menos que 23 premios. ¿Los guarda todos en el mismo lugar? ¿Tiene tantos escalones? -En la película aparece hablando algunas frases en español. ¿Aprendió bien el idioma? -Acabo de estar en Salamanca para el estreno mundial de esta película y el pasado año visité Madrid para promocionar El último rey de Escocia ¿Pero el Oscar no le cambió la vida? ¿No le afectó en nada? -No me afectó en el modo en que yo tomo las decisiones o (Se ríe) Sí, tengo bastantes premios ahí. Es pura historia, como el del Festival de Cannes. Todos esos hermosos premios que obtuve los puse ahí. Claro que mi esposa después se en- -No. Lo intenté. Voy a empezar a trabajar activamente con mi asistente, que vino desde México y ahora vive en Estados Unidos. ¿Y esta vez ya tenía algún plan B si la huelga de guionistas llegaba a arruinar la noche del Oscar? -Claro que sí. Todos lo hacen, pero no pienso decirle cuál. ¿Ya aprendió alguna mala palabra en español?