Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL Cuba ensaya el castrismo sin Castro DOMINGO 24 s 2 s 2008 ABC Las torturas de Fidel Fidel Castro ha dedicado cinco artículos en Granma a rebatir la acusación del candidato John McCain de que militares cubanos torturaron a soldados de EE. UU. durante la Guerra de Vietnam POR BORJA BERGARECHE MADRID. A finales de enero, el candidatorepublicano, John McCain, recurrió a su aureola de prisionero de guerra y ex militar condecorado para hacer campaña en Florida. Allí, narró a la emisora en español, Radio Mambí, la pesadilla que vivió durante cinco años como prisionero de guerra en Vietnam, después de que el avión A 4 Skyhawk que pilotaba un McCain de 31 años fuera abatido cerca de Hanoi el 26 de octubre de 1967. El soldado, con fracturas en los dos brazos y en una rodilla, cayó sobre un lago, donde fue recogido por varios campesinos norcoreanos- -como muestra una fotografía de la época- -que le golpearon salvajemente antes de ser trasladado al campo de prisioneros conocido como El Zoo Allí, recordaba McCain, varios militares cubanos se encargaban de los interrogatorios a prisioneros de guerra de EE. UU. a los que torturaban minuciosamente. Una acusación que el mismísimo Fidel Castro, en su nueva faceta de analista político para el diario oficial Granma no podía dejar pasar. Entre el 10 y el 14 de febrero, el todavía Comandante en Jefe firmó hasta cinco artículos para rebatir- a partir de consideraciones éticas -al candidato McCain, al que acusa de ser un instrumento de la mafia anti- Momento en que campesinos norvietnamitas apresan a John McCain, después de que su avión fuera derribado cerca de Hanoi en octubre de 1967. Sobre estas líneas, McCain junto a su avión en 1965 castrista de Miami. Las acusaciones lanzadas por el senador republicano se refieren al denominado Programa Cuba Como explicaba el congresista norteamericano, Benjamin A. Gilman, en las audiencias celebradas en noviembre de 1999 en la Cámara de Representantes, entre julio de 1967 y agosto de 1968, un equipo de interrogadores, presuntamente cubanos, golpearon brutalmente y torturaron a 19 miembros de la Fuerza Aérea (de EE. UU. matando a uno de ellos en el campo de prisioneros de guerra conocido como El Zoo Estos antiguos estudios cinematográficos franceses a las afueras de Hanoi albergaban en agosto de 1967 a unos 50 prisioneros de guerra de EE. UU, que pronto apodaron como Fidel Chico y Pancho a tres torturadores hispanohablantes que cubano en Hanoi en aquella época, mientras que varios libros publicados en EE. UU. han arrojado más luz. La historia incomoda al Pentágono, cuya política es pedir discreción a los ex prisioneros de guerra afectados, por miedo a que postergue la búsqueda de los 1763 soldados que permanecen perdidos en el sureste asiático (900 de ellos, cadáveres nunca recuperados) Buenos días. Mi nombre es Jack Bomar, coronel retirado de la Fuerza Aérea. Me gradué en el Programa Fidel clase de 1968 Así se presentó a los congresistas una de las víctimas de este enigmático militar cubano. Me torturó brutalmente porque me negaba a rendirme contó en 1999. Diversas fuentes han relacionado al torturador Fidel con el general cubano, Fernando Vecino Alegret, ministro de Educación de la isla durante 30 años, hasta su renuncia en junio de 2006. Una acusación que ha irritado siempre al régimen- -que lo desmiente- -a pesar de que varias biografías del personaje indican que estuvo en Vietnam en aquella época, que conocía bien EE. UU. y que habría recibido allí formación militar, aspectos que concuerdan con las descripciones de Fidel efectuadas por sus víctimas. En su quíntuple andanada, Fidel acusa a McCain de destilar odio hacia los vietnamitas En el último artículo, publicado el pasado día 15, anunciaba que en la próxima reflexión, abordaré un tema de interés para muchos compatriotas Y así, el 19 de febrero firmaba en el mismo diario su despedida. Anteayer, McCain le deseó que tenga la oportunidad de reunirse muy pronto con Karl Marx Diversas fuentes han identificado a uno de los torturadores como el general castrista Vecino Alegret Fidel Chico y Pancho gozaban de un estatus privilegiado entre sus captores. Fidel era un torturador salvaje un día y un amigo el día siguiente, un hombre que martilleaba a un prisionero, ponía una cinta de Frank Sinatra después, y ofrecía chicle al siguiente prisionero explicaba uno de los militares presos en un reportaje publicado por The Miami Herald en 1999. Documentos desclasificados entonces por el Gobierno de EE. UU. muestran que el régimen norvietnamita reconoció la estancia de personal militar Ex ministro de Educación