Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 24 s 2 s 2008 ABC AD LIBITUM MUCHO CARTEL, POCO TALENTO OS estrategas electorales socialistas, maestros de la propaganda y artistas de la manipulación, han instalado en pleno centro de Madrid un gigantesco cartelón en el que, en su franja central, luce un eslogan equívoco: No es lo mismo En la parte superior de tan inmenso paño pueden contemplarse, sentados alegres en el Congreso, las figuras radiantes y confiadas de Zapatero, María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes. En la inferior, bajo la banda roja de la consigna, también en el Congreso, aparecen taciturnos y aburridos, como desesperados, Eduardo Zaplana, Ángel Acebes y Mariano M. MARTÍN Rajoy. Evidentemente no FERRAND son lo mismo los unos que los otros y, aunque ambos se obstinen en la socialdemocracia y confíen más en el Estado que en la Sociedad, tampoco es lo mismo el PSOE que el PP. El cartelón, divertido en lo que tiene de espectáculo e ingenio torticero e irritante por cuanto conlleva de provocación, corre parejas con la campaña que promueven las Juventudes Socialistas que, en lo que se les ve, tienen muy poco de la primero, casi nada de lo segundo y se confor- man con ser alevines del poder con hambre de cargos y bicocas. Como para hacer una gracia, los capullos en ciernes de ser rosa enseñan una fotografía de Frankenstein, el hijo de Mary Shelley, y la subtitulan: Pelis que dan miedo, sí Aparece a su vera una foto de José María Aznar con un penacho que reza: Políticos que meten miedo, no Los del PP, que son muy suyos, han manifestado su indignación por el uso de la fotografía de Aznar, de la que FAES tiene la propiedad intelectual; pero no han dicho nada de lo burdo y ramplón de una comparanza, buena para tertulias a las tres de la madrugada e impropia de un debate político solvente. Ese es el nivel de la campaña electoral en curso porque tampoco se podrían señalar grandes destellos de inteligencia, ni brillantes propuestas de futuro, en la que maneja el PP. A eso nos han llevado un bipartidismo estéril y esclerótico que nos tienen instalados en una partitocracia, poco representativa y nada parlamentaria, de la que ninguno de los dos bandos muestra intención de abandonar. Unos líderes cortos de ideología, escasos de facultades e incapaces de hacernos vibrar, aconsejados por expertos electoreros que les esclavizan con el principio de que es mejor no cometer un error que tener un acierto, es lo que hay en el patio nacional. Las alternativas no nacionalistas, de Ciudadanos a UpyD, están silenciadas por el ambiente y el reglamento. Lo demás, centrífugo y separatista, aprovecha el caso y las circunstancias para ganar poder y participar con su decisión e influencia en el Gobierno de una España a la que dicen no querer pertenecer. Unos y otros han hecho suya, como lema, la definición de inteligencia que hizo Enrique Jardiel Poncela: El peor castigo que puede afligir a un ser humano PROVERBIOS MORALES RITOS L sidente electo comienza su ascensión simbólica a la piráO, el PSOE no puede escurrir el bulto. La moda mide azteca. Mientras dura el ascenso, la futura víctima del linchamiento del PP comenzó el 13 de marzo goza de las prerrogativas y del poder incontestable de los de 2004, o incluso el día anterior, en el muy planidioses, pero ya en la cúspide, al final de su mandato, será ficado acoso a José María Aznar durante la gran manianiquilado como los prisioneros toltecas elegidos para el festación de repulsa a los atentados del 11- M. Los grupúsholocausto regenerador. Paz atribuía esta recurrencia tráculos que han hostigado estos últimos días a María San gica a la actualización continua del pasado precortesiaGil, Dolors Nadal, Rosa Díez, Francisco Granados y no, una incesante guerra florida elevada por el nacionalisJuan José Güemes no hacen sino seguir la costumbre inmo al rango de mito de origen. El modelo impuesaugurada por la izquierda en aquellas dos jornato por el zapaterismo sólo se distingue del descridas preelectorales sobre la falsilla de Fuenteoveto por Paz en que prevé que la víctima linchada al juna. La alianza contra Rajoy, que aunó en la cafinal de cada legislatura será siempre el candidalle a todo el arco ideológico progre, desde el PSOE to de la oposición, que pagará así, una y otra vez, a los antisistema, tuvo un inequívoco designio sala deuda no resarcible contraída en un pasado mícrificial. Desvió la indignación popular desde tico (puesto que ha sido reelaborado para su adaplos terroristas islámicos al gobierno de Aznar, y tación al presente) por la derecha franquista. A la convirtió en víctima propiciatoria al partido que chusma izquierdista o independentista se le ha lo sustentaba. JON encomendado tácitamente el papel de matarifes Era obvio que el golpe que se asestó de este moJUARISTI sagrados. Y la chusma cumple el programa. do a la democracia revestía una gravedad sin pre El rencor es el principal proveedor de la memoria cocedentes que iba a pesar sobre toda la legislatura, y eso es lectiva ha escrito de Argelia un extraordinario novelisprecisamente lo que hemos sufrido todos- -pero unos ta, Mohamed Moulessehoul, alias Yasmina Khadra. más que otros- a lo largo de estos cuatro años: la experienAquí, sucede al revés: la memoria colectiva alimenta el cia de una democracia dañada. El encauzamiento de la furencor. En aquellos tres días de marzo de 2004, José Luis ria de aquellos días contra las sedes del PP no fue, ahora Rodríguez Zapatero consiguió elevar su resentimiento lo sabemos, un desahogo sin consecuencias. Instituía un particular a coartada común de una izquierda que se ritual. La única forma de invalidar un sistema sacrifiacostó cívica y se levantó justiciera y vengativa, porque el cial consiste en el reconocimiento colectivo de la inocenPSOE maquilló a los muertos de Atocha como víctimas cia de la víctima, pero desde la izquierda- -y, en particupóstumas de la guerra civil. Lo demás, ya lo conocemos: lar, desde el PSOE- -nadie estaba dispuesto a cantar la paadiós a la democracia, identificada desde entonces con el linodia. En lugar de ello, los socialistas prosiguieron la poder de una coalición neorrepublicana que, ante el meescalada, organizando, ya desde el gobierno, una vasta nor amago de alternancia, despliega su violencia purificampaña de inculpación retrospectiva de la oposición cadora, no sólo contra el PP sino también contra aquellos con el pretexto de la memoria histórica. En otras palaque, como el pequeño y pintoresco partido de Rosa Díez, bras, el acoso, merced al dispositivo delirante de la procuestionan su pretensión de convertirse en la única Espayección de la guerra civil sobre el presente, se mudó de ña legítima. Si alguien piensa que los ataques de estos acontecimiento en estructura, o, si se prefiere, de anécdodías a los candidatos y consejeros autonómicos de la opota en categoría. sición son hechos aislados y espontáneos, se equivoca. Hace cuarenta años, Octavio Paz escribió Posdata, un Nos enfrentamos a la consolidación deliberada de un riferoz ensayo sobre el carácter sacrificial del sistema polítual totalitario. tico mejicano. Cada seis años, sostenía Paz, un nuevo pre- N -Y pensar que puedo salir elegido diputado por los votantes que se han tragado lo que les estoy prometiendo