Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 s 2 s 2008 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA EL VOTO SIN FE ON un Gobierno tan incompetente y sectario como el que hemos padecido, cualquier oposición menos ofuscada que el PP habría llegado a la campaña electoral en medio de un anhelo colectivo de alternancia y con una inaccesible ventaja de diez o doce puntos. Sensu contrario, cualquier Gobierno cohesionado por una mínima sensatez estaría en condiciones de barrer sin problemas a una oposición capaz de zancadillearse tan a menudo a sí misma. La tragedia de estas elecciones es que se enfrentan dos fuerzas lastradas por una legislatura desquiciada y sin rumbo, en la que cada despropósito aventurerista del poder ha gozado del beneficio de los errores de su IGNACIO adversario. El peor PSOE CAMACHO de la democracia contra el PP menos lúcido; la izquierda más rupturista contra la derecha más azarosa; el presidente más inepto contra la alternativa más débil. Un duelo de liderazgos escleróticos en el que los ciudadanos sólo tienen la posibilidad de optar por el menos malo. En la letra pequeña de las encuestas, la que sirve para pulsar los estados de ánimo del electorado, se aprecia con claridad una considerable desgana, un desaliento manifiesto, un desengaño palpable. La gente aprecia con desilusión el desencuentro institucional, siente amargura e impotencia ante la crispación, desconfía más que nunca del interés de la dirigencia por sus problemas reales y evalúa a unos y otros con alarmante pesimismo. En teoría, este panorama debería desembocar en una alta abstención, pero es probable que al final se active la vis polémica española y los políticos se salven del castigo por la necesidad que el pueblo siente de encontrar una salida. Sea como fuere, se tratará de un voto desencantado, a regañadientes, un voto en negativo quizá más motivado por el desapego hacia los otros que por el estímulo natural de la opción propia. Nunca ha existido en este país tan poco entusiasmo entre los electores por quienes representan sus intereses o sus ideas. Ganará el menos malo, o el que cometa menos errores en una campaña que los socialistas tratan de convertir en una reyerta bronca y cenagosa, a falta de gestión que vender o de confianza que ganar. Frente a esa propuesta pendenciera, el Partido Popular ha emergido con propuestas sólidas e iniciativas razonables, pero queda por ver que esa lucidez de última hora pueda borrar la sombra de cuatro años trabados por el radicalismo y las trifulcas. En condiciones normales, la liquidación de este mandato para olvidar debería constituir una imperativa cuestión de salud pública, pero el empate de los sondeos indica que los españoles tienen tan poca fe en sus gobernantes como en su relevo. El PSOE goza de la prima del poder y de la reticencia de los ciudadanos a rectificarse a sí mismos. La insolvencia de Zapatero les atribula, pero la debilidad de Rajoy les resta estímulo. Eso sí, el candidato del PP satisface más a sus votantes que el del PSOE a los suyos. Para saber si eso es una esperanza habrá que aguardar a que se abran las urnas. Sería triste que al final prevaleciera el instinto conservador y el cambio naufragase por miedo al vacío. C EL RECUADRO FLORETES DEL PP, NAVAJAS DEL PSOE L LENAR de gasolina el depósito del coche cuesta un euro más que la semana pasada. Los juzgados de lo Mercantil de Sevilla están acolapsados que diría Lopera, con las suspensiones de pagos, a las que para que no cunda el pánico ahora las llaman concursos como si fueran Operación Triunfo. Aquí el único que no nota la crisis es el Cobrador del Frac. El Derecho Concursal es el Cobrador de la Toga del Juzgado de lo Mercantil. Al Cobrador de la Toga, como al Cobrador del Frac, se le paga al ya te veré, por la fórmula del vamos a llevarnos bien vamos a llevarnos bien... lo poquito que hay que llevarseya deesta ruina de empresa. Podía seguir citando indicadores económicos, pero esto iba a parecer el debate de Solbes y Pizarro, y de momento yo me iba a tener que poner un ojo a la virulé, y cada frase iba a tener que empezarla con un muchas gracias En el debate de mañana de ZP con Rajoy, ¿saldrá algo de lo que verdaderamente preocupa a los españoles, la hipoteca y el cartón de leche? El de Pizarro con el pizarrín y Solbes enseñando gráficos (que se veía a chorros que los había bajado de Internet y sacado por impresora) era un ANTONIO debate de la UEFA, como lo del Getafe. ZP BURGOS y Rajoy juegan la Chámpion. Esperemos que no sea también en latín. Sí, Solbes ganó el debate porque hablaba en latín. El nuevo latín eclesiástico de la economía: eso del Gap, del Pé I Bé, del I Pé Cé y del por aquí te quiero ver. Solbes me recordaba a mi querido y respetado don José Utrera Molina cuando fue gobernador civil de Sevilla. Utrera Molina, gran sonetista malagueño, hablaba con la belleza más orteguiana que joseantoniana de los prosistas azules que Mainer estudió en Falange y Literatura Para entregar las llaves de los pisos sindicales que se hartó de hacer (y que no me vengan ahora con VPO) daba Utrera un discurso, y decía, casi en endecasílabos machadianos: -En el nuevo mañana que amanece, los yunques del trabajo dignifican el hierro del esfuerzo cotidiano, en nuestra alegre fragua vertebrada, en la tierra inmortal de nuestros sueños. Y el que iba a recoger las llaves del piso del Sindicato le preguntaba a un futuro vecino: ¿Qué dice que vende? -No sé, no menteráo de ná. ¡Pero qué piquito de oro tiene este gachó! Solbes, igual. La gente no se enteró de ná. ¡Pero qué piquito de oro, cómo sabe de economía este gachó! Al cambio: latín eclesiástico. ¿Por qué había aquel santo temor de Dios con el que acabó el Concilio Vaticano al quitar el latín e introducir la ordinariez de la lengua vernácula? Porque a los curas, con la misa en latín, nos los entendía ni Dios, y nunca mejor dicho. Pero, ay, de ahí venía la magia del misterio, la constatación de lo sagrado, la cercanía de lo divino. Eso ocurre ahora con el latín de los economistas, la lengua muerta que habló Solbes en el debate. Solbes ganó el debate porque no lo entendió nadie, y eso da mucho prestigio ante el populacho votante, que es el sustrato del ¡Vivan las caenas! que apoya todos los absolutismos y mayorías absolutas, y al que la libertad le importa un pito: ¡qué piquito de oro! Pizarro, en cambio, con el piso de Bermejo, con los terroristas en plantilla, hablaba de cosas inteligibles, y eso no da el menor prestigio ante las iletradas masas trincantes de pisos del Sindicato, de VPO o de los 400 euros. Es más que probable que ZP hable mañana el latín litúrgico de la política, que es como el de la economía: la lengua muerta que da de comer a estos vivos. Salvo que Rajoy saque un cartón de Pascual desnatada como el otro puso una naranja en la tribuna de oradores del Congreso y nos haga bajar a la realidad. Es harto improbable. El PP se esfuerza en seguir utilizando el florete y el caballeresco código de la esgrima del Maestro Afrodisio ante unos tíos que vienen con el cuchillo en la boca, como los piratas en los abordajes, y traen en la mano una navaja para dar puñalás traperas al que se ponga por delante. Los otros dando puñalás con el todo vale de la campaña, y los PaPafritas del PP, con su código de honor de la esgrima caballeresca modelo Pizarro: Ataquen ustedes primero, por favor, señores socialistas, muchas gracias