Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 23 de Febrero de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.671. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Hepatitis Socialista en NY La enfermedad amenaza a varias estrellas, entre ellas a Javier Bardem. Las autoridades sanitarias neoyorquinas han advertido del riesgo a los selectos clientes de un bar de moda, Socialista POR ANNA GRAU ué puede hacer América por Javier Bardem, además de darle este domingo el Oscar al mejor actor de reparto? Pegarle la hepatitis A. El actor la podría haber contraído durante su reciente visita a Socialista un bar- restaurante de Manhattan muy de moda entre las estrellas. Para hacerse una idea, los otros candidatos a la infección son Demi Moore, su marido, Ashton Kutcher; su ex- marido, Bruce Willis; la cantante Madonna, las actrices Gwyneth Paltrow, Salma Hayek, Liv Tyler, Lucy Liu y Kate Hudson, la hija de Donald Trump, Ivanka; el diseñador Roberto Cavalli... ¿Y qué se les había perdido a todos estos en un local que se llama Socialista así tal cual, en español? Conozcamos un poco la escena del crimen. Socialista se inauguró hace relativamente poco en un extremo del West Village de Nueva York y en medio de una gran expectación: que si el verdadero dueño era Sting, que si los cócteles eran divinos, que si la decoración era lo máximo... ¿Hay para tanto? Pues, la verdad: no. Socialista es un sitio pequeño, tacañamente iluminado y con una oferta gastronómica sucinta, que ni por asomo se parece a comida o bebida cubana. Por mucho que ellos digan lo contrario y el logo del local sea el famoso lucero campeador de la gorra del Ché. Estas cosas hacen las delicias de la izquierda Hollywood, la versión americana de la gauche caviar francesa. Y de todo hijo de vecino que acude ahí con la ilusión de ver a Bruce Willis tomándose un algo con Javier Bardem. Si el marketing no miente, Willis visitó Socialista la noche del 7 de febrero, para asistir a la fiesta de cumplea- DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LA BALCANIZACIÓN s difícil imaginar adónde nos conducirá este primer paso hacia la nada que es la independencia de Kosovo, declarada unilateralmente y pasándose por el arco del triunfo los más elementales principios de la legalidad internacional. Si admitimos que cualquier pueblo, sobre la base de sus señas étnicas o culturales, tiene derecho a marcar sus fronteras y constituir, dentro de ellas, un Estado propio, podría ocurrir que a algunos de los países que han dado el sí quiero al sonado divorcio se les pinchase el globo de la grandeur o se les quedase en cueros el über alles España, como mínimo, tendría que fragmentarse en cuatro trozos. Y digo como mínimo porque en cada una de las porciones habría motivos más que suficientes para seguir cortando. ¿No tendrían derecho, por ejemplo los vascoespañoles, a declarar también su propio Estado? ¿Y qué hay de otras posibles diferencias? En una Europa nueva y a la carta, sólo habría que llamar al camarero y pedirle naciones como si fueran platos: aquí una de Galicia, aquí una de Bretaña, aquí una de Baviera, aquí una de Padania... Oído barra. ¡Marchando! Hechos diferenciales se me ocurren a cientos. Sin salir de Madrid, hay unos cuantos barrios con personalidad bien definida. A los de Chamberí, La Vaguada o Vallecas, los veo perfectamente como Estados. En otros sitios ya me pierdo un poco, pero a mí los arroces no me saben lo mismo en Castellón, Valencia y Alicante. De Murcia y Cartagena, ya mejor ni les hablo. Yo, para ir preparando mi propia independencia, promuevo mi idiolecto, que voy normalizando. Me faltan subvenciones, así es que las acepto. No veo el momento de decirle al mundo que soy la Presidenta de mi cuarto. E ¿Q Javier Bardem REUTERS Demi Moore ABC Gwyneth Paltrow ABC Bruce Willis ABC ños que Demi Moore le organizó ahí a Ashton Kutcher. No consta que Bardem estuviera en esa fiesta, pero su nombre sí se menciona entre los famosos que se dejaron caer en el bar las noches del 8 o del 11 de febrero. Todos ellos están en alerta roja sanitaria desde el momento en que un camarero de Socialista ha sucumbido a la hepatitis A. El departamento de Salud e Higiene mental de la ciudad de Nueva York advierte a la ilustre parroquia de Socialista en esos señalados días de que, a no ser que en algún momento de su vida hayan recibido dos vacunas contra la hepatitis A, deben vacunarse ahora mismo. Incluso pone a su disposición un servicio de vacunas gratis que empieza hoy y durará todo el fin de semana. Se ignora qué hará Javier Bardem, a quien este domingo esperan en el Kodak Theater de Los Angeles. Si en plena gala de los Oscar se empieza a poner amarillo y a tener náuseas y diarrea ya se sabe quién tiene la culpa: ¡los pijo- castristas!