Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23- -2- -2008 Si los políticos se implicaran, la mayoría de las enfermedades tendrían ya solución Louis J. Ignarro s Nobel de Medicina 89 Colección Bichos La alimentación de millones de personas, en juego Mientras en algunas partes del mundo, como en muchas zonas de África, la escasez de nitrógeno reduce las posibilidades de cubrir la demanda de alimentos por parte de los agricultores, el exceso de este elemento en el mar amenaza con pasar factura al futuro de la pesca mundial y, por ende, a la alimentación de millones de personas. Para el director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Achim Steiner, millones de personas, incluyendo muchas en los países en desarrollo, viven de la pesca, y 2.600 millones obtienen sus proteínas del pescado y los frutos de mar La importancia del efecto cascada en el ciclo del nitrógeno- -un mismo átomo de nitrógeno puede contribuir a que se produzca una secuencia de muchos y variados impactos negativos- -se hace aún más evidente por la demostración de que está ligado a los cambios más relevantes que, a escala global y regional, se están produciendo en el medio ambiente. Amenazas que se resumen en una sola: la mayor vulnerabilidad humana. Chinches y zapateros ABC ofrece mañana la cuarta entrega de la colección Bichos: la cícada asiática, que en España tiene a sus primos los chinches y las cigarras POR FERNANDO LÓPEZ- MIRONES Aún a riesgo de que me publiquen este artículo en la sección de política, he decidido titularlo así con la esperanza de que algún lector despistado quede prendado, sin quererlo, a la causa zoológica que nos embarga. Nuestro bicho de hoy es de buena familia; la cícada asiática, o portaantorchas, es una chinche. Dicho así, de sopetón, suena como a insulto, pero que me aspen si no consigo que ustedes las vean con mejores ojos tras leer estas líneas. En castellano siempre han sido cigarrillas, pero en Tailandia les llaman insecto elefante por su trompa roja evidente. Nuestra Pyrops candelaria, es un miembro del ilustre Orden de los Hemípteros, que incluye desde las grandes cigarras hasta los pulgones, pasando por criaturas increíbles, como los únicos insectos que han conquistado el mar abierto. Sí, la tristemente famosa Chinche de las camas también es prima suya, pero en todas las familias hay una oveja negra. A pesar de sus variopintas historias naturales, lo que une a los Hemípteros, es que todos son unos chupones dotados de una boca succionadora de líquidos. Sólo ingieren fluidos de otros seres; puede ser savia vegetal o sangre; sí, hay vampiros entre ellos, como las chinches asesinas dotadas de saliva paralizante, o la chinche besucona, con la mala costumbre de picar a los humanos en la boca. Pero nuestra cícada, a pesar de que su nombre científico suene tan canario (la Candelaria es la Patrona de las islas) en realidad parece gallega, porque no se sabe si viene o va. Para despistar a los depredadores, su cabeza imita a un che vikinga lo hace abrazada a una burbuja de aire, que además, según va respirando, se va recargando por difusión del oxígeno del agua circundante, y otras realizan la llamada respiración de peto, rodeándose de una fina capa de aire atrapada en sus pelos con la que pueden respirar sin problemas... pelillos a la mar, y Cousteau convencido de haber inventado la escafandra autónoma. Pero lo mejor de nuestra cigarrilla está por venir. Las hormigas y su rebaño Próximas entregas Los escarabajos están a punto de llegar a su casa. Las próximas dos entregas de la colección Bichos corresponden al escarabajo rinoceronte (el 2 de marzo) y al escarabajo esmeralda (el 9 de marzo) El escarabajo rinoceronte está dotado de una extraordinaria fuerza física y utiliza su cuerno para la lucha entre los machos; el escarabajo esmeralda recibe este nombre por el brillante color verde de su piel lacada. to a la polución y el calentamiento global, pueden llevar a que en sólo 30 o 40 años desaparezca la industria pesquera y se produzca el colapso biológico de los mares señaló Achim Steiner. El informe de Naciones Unidas indica además que la mitad de las capturas pesqueras del mundo se realizan en menos del 10 por ciento de la superficie que ocupan los océanos. Es en estas áreas donde se produce la mayor parte de la actividad biológica de especies consideradas clave en la cadena trófica. Debido al cambio climático, y sólo con que aumente 3 grados la temperatura de las aguas someras, más del 80 por ciento del coral- -fundamental en la ecología marina- -puede morir en unas décadas, entre un 80 y un cien por cien para el año 2080 según el informe. Boca succionadora abdomen, mientras su parte trasera copia perfectamente las antenas y los ojos de una engañosa testa. Esto, que se llama automimetismo, sirve para que cuando, por ejemplo, un pájaro trate de atraparla esperando que vuele hacia adelante, ella escape con facilidad despegando en dirección contraria. Su prima gigante, la Phosphora lanternaria (parece fan de Carlos Herrera) o cigarra quetzal, lleva la estrategia al límite. Además de ser grande como un perrito caliente, su descomunal cabeza parece la de un reptil, dándole un aspecto más que feroz y muy poco apetecible a un animal realmente inofensivo. Pero no crean que los Homo sapiens nos libramos del automimetismo; el zoólogo Desmond Morris asegura que los desmesurados pechos de las hembras humanas (en comparación con otros primates) no son sino imitaciones frontales de las sexualmente apetecibles nalgas, con fines claros de atracción sexual. Ya ven, somos lo que somos. Pero no podemos dejar de mencionar al Zapatero común (Gerris lacustris) un chinche adaptado a vivir en la superficie, sin mojarse, gracias a sus pelos hidrorrepelentes. Otros Hemípteros han llevado su adaptación al agua a límites increíbles. Las nepas bucean respirando por un tubo (y mi suegro no es capaz de hacerlo) la chin- La savia de la que se alimentan por succión es pobre en aminoácidos, pero rica en azúcares, de modo que los excedentes de estos últimos los excretan por el ano en forma de gotitas dulces que les vuelven locas a las hormigas, que las devoran con ansia desmedida. Es tal su adicción a lamerle el trasero a nuestras amigas, que auténticos ejércitos de hormigas defienden y cuidan a sus rebaños de cigarrillas con el mismo celo con el que nosotros lo hacemos con nuestras vacas. Así pues, la próxima vez que llamen a alguien chinche, perciban que no le están chinchando, más bien al contrario, se trata de un piropo (Pyrops, de las voces griegas Pyr y Ops, Mirada de Fuego) precisamente el nombre de nuestra cigarrilla. La cícada asiática es inconfundible por la extrañísima forma de su cabeza Acceso al informe completo: http: www. unep. org pdf InDeadW ater LR. pdf