Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23- -2- -2008 Elecciones en EE. UU. s Las primarias INTERNACIONAL 39 McCain intenta beneficiarse de su presunto adulterio La escandalosa información del New York Times provoca una gran polémica sobre estándares de ética periodística P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. En 1988, el defenestrado Gary Hart sirvió como ejemplo de lo fulminante que podía resultar un escándalo de infidelidad matrimonial para un político con aspiraciones presidenciales. En 1999, Bill Clinton demostró que se puede sobrevivir- -incluso cometiendo perjurio- -a un lío de faldas. Y en 2008, el senador John McCain parece dispuesto a probar que un presunto caso de adulterio incluso puede transformarse en una positiva baza electoral. Las acusaciones formuladas por el New York Times contra el candidato in pectore del Partido Republicano, que incluyen una sospechada relación impropia y un cuestionable tráfico de influencias, parecen estar haciendo más daño al New York Times que al propio senador McCain. Tras su rotundo desmentido, el político de Arizona ha empezado a recibir el respaldo de una de las piezas que le faltaban para su rompecabezas electoral: los sectores más conservadores de su propio partido, enfrentados de siempre con el diario más influyente de Estados Unidos. Los líderes de la derecha republicana, y sus antenas radiofónicas, han empezado a cerrar filas contra lo que consideran como otra zancadilla más del establishment de izquierda que ellos asocian con el Times de Nueva York. Insistiendo, entre otras cosas, en que el periódico ha actuado como un diario sensacionalista dispuesto a publicar cotilleos y se ha guardado esta historia para publicarla en el momento en que McCain está a punto de sumar todos los delegados necesarios para hacerse con la nominación del Partido Republicano. Al mismo tiempo, el trabajo de investigación del New York Times apuntando una impropia relación entre el senador de Arizona y la joven lobbista Vicky Iseman ha provocado en círculos periodísticos una gran polémica sobre estándares de ética. Sin que falten reproches contra el legendario diario neoyorquino por haber abusado una vez más de fuentes anónimas y no haber ofrecido evidencias suficientemente persuasivas. Bill Keller, el director del New York Times se vio obligado a defender el trabajo de su redacción, insistiendo en que el objetivo de la historia de portada publicada este jueves no era otro que ilustrar la contradicción de un hombre que tanto valora su honor, de acuerdo a los que le conocen bien, y al mismo tiempo no cuida su reputación El responsable periodístico también destacó que es de manual básico para controlar crisis el intentar cambiar de tema convirtiendo al mensajero en la historia expresando sus sospechas de que la campaña de McCain ven el atacar a mi periódico como una forma casi infalible de movilizar a la base conservadora Keller también negó que se haya retrasado desde por lo menos diciembre la publicación de estas alegaciones para lograr un mayor impacto: Uno no puede dejar que el calendario electoral gobierne tu juicio sobre cuando publicar determinadas historias Pero, como ha argumentado Tom Rosenstiel, director del Proyecto para la Excelencia en Periodismo, esta historia descansa en fuentes sospechosas y sin nombre, lo que crea un problema para el diario que la ha publicado además de no ser apropiada para una era en la que precisamente no impera el periodismo de confianza AP El senador recibe el respaldo que hasta ahora le negaba el sector más conservador de su propio partido Periodismo de confianza gó a provocar abucheos de la audiencia y sirvió para que Obama cosechara una gran ovación al insistir en que no deberíamos malgastar nuestro tiempo en destrozarnos LA CUENTA DE RESULTADOS DE LOS CANDIDATOS Los senadores Barack Obama y Hillary Clinton han gastado hasta ahora en sus campañas más de 100 millones de dólares. Obama está en una posición mucho más cómoda de cara a los próximas primarias porque dispone de más dinero en la reserva Demócratas Hillary Clinton CONCEPTO: Republicano Barack Obama McCain Otro frente adicional de problemas para Hillary Clinton está siendo la contabilidad de su campaña, que como toda candidatura presidencial debe compartir sus cuentas en detalle con la Comisión Federal de Elecciones. Según las últimas cifras requeridas, la ex primera dama se gastó 67.500 euros para festejar la victoria que no se materializó en Iowa y unos 20.000 euros en comida y bebida en hoteles de lujo de Las Vegas. Además de una nómina durante el mes de enero de casi 3,4 millones de euros para asesores y estrategas. Con retribuciones estelares para la plana mayor encabezada por Mark Penn, Howard Wolfson y Mandy Grunwald. Ante estas cifras escandalosas, que reflejan cuando menos prioridades incorrectas, un prominente donante de la campaña de Hillary se quejaba ayer en el New York Times No hemos reunido todo ese dinero para seguir pagando a asesores que básicamente han aplicado la estrategia equivocada durante un año. Hay tantas cosas de su candidatura que necesitan ser cambiadas que quizá sea demasiado tarde Celebración de 67.500 euros Dinero obtenido 118 mill. de dólares créditos 4 contribuciones 89 transferencias 7 137 mill. de dólares 48 mill. de dólares créditos 8 contribuciones 100 contribuciones 92 Dinero gastado Dinero disponible Para primarias Para elecciones generales 106 mill. de dólares 115 mill. de dólares 41 mill. de dólares 8,9 mill. de dólares 20 mill. de dólares 19 mill. de dólares 6,0 mill. de dólares 2,7 mill. de dólares 2,5 mill. de dólares 22 Desglose de gastos 15 12 10 42 15 10 13 50 12 28 40 11 9 12 Viajes Salarios Otros ABC Medios y contacto con el votante Administrativos ABC. es Incluye contribuciones, préstamos y transferencias de comités autorizados Vídeo McCain desmiente las acusaciones de infidelidad en abc. es internacional