Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ELECCIONES 9 M ESPAÑA UN CARA A CARA VITAL SÁBADO 23 s 2 s 2008 ABC Rajoy acude a los debates con el reto de atraer a los indecisos más críticos con Zapatero Crea tres equipos para prepararse y recupera la corbata de su éxito en Tengo una pregunta para usted ÁNGEL COLLADO MADRID. Como Pedro Solbes supo defenderse atrincherado en la negación de la crisis y Manuel Pizarro demostró que sabe mucho de economía pero poco de televisión y le faltan tablas en el debate político, en el Partido Popular prefirieron ayer darle pocas vueltas al cara a cara que sirvió de prólogo al arranque de la campaña, sentenciar que fue nulo en términos de cambio de voto y seguir con los preparativos del primer debate más decisivo, el primer enfrentamiento de Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero del próximo lunes. En el PP dan por cumplido el objetivo del primer debate de Pizarro: moderación y recetas para hacer frente a la crisis. El presidente del PP dedicará el domingo por la tarde a ese duelo que sí puede variar un punto o dos en la intención de voto, según los expertos. Poco en una campaña convencional, pero mucho en esta porque es la diferencia que permite romper el empate técnico que pronostican todas las encuestas. Rajoy se pondrá la corbata burdeos con que triunfó en el programa de TVE Tengo una pregunta para usted y recuperará el sistema de fichas con que acude a los debates parlamentarios sobre el estado de la Nación, de los que suele salir satisfecho. Tendrá que trabajar las cuestiones de telegenia, que no han sido hasta ahora su fuerte. Como ha vuelto a dejar en evidencia el duelo Solbes- Pizarro, en televisión son tan importantes o más las cuestiones de forma y el saber estar que los argumentos, las propuestas o las denuncias. Y a su vez, también influye el tipo de espectador al que van dirigidos los mensajes. Si en el debate del viernes, los 4,7 millones de ciudadanos que siguieron el cara a cara son un público con evidente avidez de información- -aguantaron hora y media de cifras, datos y macroeconomía entre dos expertos que no se caracterizan por su amenidad- en el del lunes la audiencia se puede casi triplicar, según los cálculos de los partidos y las televisiones. Y habrá españoles de todas las clases, edades y tendencias pendientes. Los datos de audiencia del programa de Antena 3 dibujan un panorama distinto. Predominaron los espectadores de más de 44 años y los de clase medio- alta y alta. Los menos interesados fueron los sectores de población que el PSOE intenta movilizar para el 9- M: los jóvenes y las clases más modestas. En ambos partidos saben que el debate no ha movido un sólo voto entre los electores que lo siguieron. A los votantes inclinados hacia el PSOE les pudo convencer la soltura de Solbes para leer fichas y enseñar gráficos; a los del PP los argumentos de fondo y las denuncias de que hay crisis que esgrimió Pizarro. Pasado mañana, sin embargo, sí que habrá un mínimo de indecisos que tendrá en el debate un factor decisivo para decantarse por uno u otro candidato o, simplemente, para quedarse en casa. El reto de Zapatero será movilizar a su electorado; el de Rajoy atraerse a esos indecisos críticos con la gestión del Gobierno socialista pero pueden dudar de la alternativa de la oposición. En el PP están muy satisfechos con las encuestas que han hecho las cadenas privadas des- Todos contentos Un técnico ajusta el micro a Pizarro antes del debate pués de las entrevistas a Rajoy. En Telecinco, un 55 por ciento de los consultados vieron convincente al presidente del PP frente al 40 por ciento logrado por el jefe del Ejecutivo. El nuevo Rajoy televisivo más suelto y confiado en la victoria, prepara los cara a cara entrenando en telegenia y asesorado con tres equipos que coordina Ángel Acebes: los secretarios de área y el grupo parlamentario para las cuestiones de contenido y documentación, otro específico para la estrategia de campaña que diri- JULIÁN DE DOMINGO Aunque a Pizarro le falten tablas, en el PP consideran que acertó a defender su alternativa económica El primer cara a cara no ha servido para cambiar el voto de los espectadores, según la oposición ge Pío García Escudero y un tercero para elaborar los mensajes y el análisis con el experto de siempre: Pedro Arriola. De cualquier forma, al final- -como reconocen en el partido- -Rajoy acudirá al debate con sus propias fichas. Tiene fama de escuchar a todo el mundo, pero luego seguir sus criterios. En los últimos meses se le ha notado que hace más caso a los consejos técnicos para presentarse en los medios audiovisuales, aunque en los contenidos prefiera decantarse por su propia inspiración.