Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 23 s 2 s 2008 ABC AD LIBITUM VA BIEN ESPAÑA NO HAY MOTIVO EL REGRESO DEL MIEDO UANDO la gente, para coscarse del futuro, en lupresidenta. O tempora! o mores! ¿Quién iba a figugar del horóscopo consulta los sucesos, es evirarse a Rubalcaba impartiendo lecciones de decendente que tenemos un problema. Un problema de cia) Pero los hechos son tozudos- -ya lo decía Lenin- -miedo. Es de cajón que el miedo nunca es libre, diga lo y, además, elocuentes. A la que te descuidas, te cantan que diga el refranero. El proverbio va a misa, sin embar La Traviata (o La Bohème así doña Sonsoles nos go, leído en el espejo y a la viceversa: no hay libertad acompañaría un trecho) y el señor Zapatero, que es con miedo. Y ocurre que, hoy por hoy, aunque se niegue hombre de costumbres, solventa el papelón trola va, la evidencia, las encuestas indican que muchos ciudatrola viene. Porque los hechos son tozudos (disculpen danos están que no les llega la camisa al cuello. la insistencia) y Zapatero y la mentira son paQue andan encogidos y con la mosca tras la orereja de hecho. ja, que se arman de valor antes de ir al cajero, La doxa progresista considera que el orque se zambullen en el metro como Odiseo en den es un vicio burgués, un banderín de enganlos infiernos. La inseguridad, hasta sin padeche de la carcundia extrema. Años atrás, Plancerla, se palpa en el ambiente, se olfatea. Contatu, el humorista de Le Monde sintetizaba la mina las calles y enturbia el papel prensa. Es un cuestión en una excepcional viñeta. París. Extepresentimiento insomne y obsesivo, un viscoso rior noche. Una esquina cualquiera. Dos tironerunrún, un pálpito perverso. Un absceso que creros huyen tras robar a una dama que solicita TOMÁS ce cada día y lo que te rondaré, morena. auxilio desaforadamente: ¡Socorro! ¡Policía! CUESTA Delinquir en España resulta tan barato, sale ¡Ladrones! ¡Sinvergüenzas! Hasta que su maritan apañado y tan a cuenta, que acabaremos por ser un do le pide que se calle utilizando un argumento de los puerto franco donde cualquier rufián encontrará apoque no admiten réplica: ¡Por favor, no le hagas el juego sento. El algodón no engaña: la enfermedad avanza y el a la derecha! El chiste de Plantu, en este país al menos, remedio no llega. Mientras tanto, el Gobierno se ha cono ha perdido mordiente ni vigencia. La progresía de sasido los párpados y da palos de ciego enrocado en el doglón, los izquierdistas de diseño, los que acaparan el pema de una filantropía huera: To er mundo e güeno Y sebre de la intelectualidad pastueña, los que jamás se de ahí no se mueve. En cualquier caso, la murga del han asomado a la realidad de las afueras... Todos han güenismo que sirve de laxante de la mala concieninstalado alarmas a porrillo para poner a buen recaucia, no explica, por ejemplo, lo que sucede con Madrid, do sus haciendas pero revisten aún al delincuente con que está siendo tratada- -o maltratada- -como una cola aureola del rebelde. Quien hace cumplir la ley es un munidad hereje. verdugo, o un perro de presa cuanto menos. El que la El señor Zapatero- -cercado en La Moncloa como los violenta, en cambio, es una víctima en potencia. El fruirreductibles galos de la aldea de Asterix- -deja sin poto de la infamia de una sociedad perversa. licías el Territorio Espe con la finalidad evidente de Los sondeos anuncian que la inquietud is back in echarle leña al miedo. El ministro del ramo (que, pese town que Maki Navaja ha vuelto. Los comerciantes, atraco tras atraco, van a acabar copando el Guiness a ser de ciencias, no da una a derechas con las cuatro de los récords. Las urbanizaciones sirven de decorado reglas) en vez de sumar, resta. Divide sin escrúpulos y para rodar secuelas de Promesas del Este Los chorimultiplica el riesgo. Enmascara las cifras a su antojo zos de antaño han sido desterrados por los profesionahasta que se le cuadren- -aunque no cuadren- -los les de la Smith Wesson ¿Por qué, entonces, Rajoy agentes. Y encima discursea sobre la manipulación, guarda silencio? ¿No será que le tiene miedo al miedo? el victimismo y la deriva ultramontana de la señora ARIANO Rajoy tuvo el buen gusto de iniciar en Cádiz la campaña electoral tras la que espera instalarse en La Moncloa. Están, de una parte, las autonómicas de Andalucía, en las que Manuel Chaves puede llegar a batir un récord de permanencia en el poder democráticamente obtenido- ¡viva la alternancia! -y, de otra, el arranque de los festejos conmemorativos de la Constitución de 1812. Ella es, como señaló el líder del PP, la cuna de los grandes valores sobre los que se basa la nación española: igualdad, Estado de derecho, separación de poderes y soberanía popular Claro está que no M. MARTÍN basta con dar una vuelta FERRAND por la plaza de España gaditana, en donde se alzó- -con cien años de retraso- -el monumento a la Constitución de 1812, ni con llevar en el bolsillo una edición de lujo de La riqueza de las naciones de Adam Smith, para ser liberal. Del mismo modo que quod natura non dat, Salmantica non prestat, Cádiz no insufla por ósmosis lo que no late en el alma de quienes a ella van. Hay demasiada carga socialdemócrata, contagio de ambiente continental, en los supuestos modos, dichos y costumbres del partido que trata de reemplazar a los titulares de la socialdemocracia. Como bien dijo Manuel Pizarro en la parodia de debate que le enfrentó a Pedro Solbes en Antena 3- -el periodismo no es así, lo hacen los periodistas y no los expertos en propaganda- España no va bien Al margen de los empachos estadísticos con los que unos y otros tratan de tener razón sin explicitar el pormenor y la singularidad de sus ofertas de gobierno futuro, la legislatura que concluye la ha dejado hecha unos zorros. Ni una Nación tan vieja, recia y sólida como la nuestra, tan acostumbrada al disparate gubernamental, la pasividad ciudadana y la inoperancia de la oposición, puede asimilar el vaciamiento de los contenidos fundamentales del Estado, el engallamiento pendenciero de los partidos separatistas y la tolerancia, disimulada o no, con quienes confunden la política con el asesinato y han convertido las pistolas, la dinamita y la extorsión en herramientas de trabajo. España no va bien, cierto; pero no será el deseable incremento de las tasas de ocupación y empleo, la benéfica reducción de la inflación o un mayor y mejor estructurado índice de crecimiento económico lo que mejore sustancialmente la situación actual. No es sólo una óptima gestión económica lo que puede enderezar el torcido rumbo de España. Hacen falta soluciones políticas y voluntad patriótica- -con perdón por el uso de una palabra fundamental que ofende a los partidos centrífugos- -para devolverle el pulso a una Nación que lo ha perdido, un poco en el 96 y otro tanto en 2004, por la única razón de fondo de que los dos grandes partidos nacionales cortos de mayoría, pudieran trepar por la cucaña del poder. M C -Sumaré más votos que mi rival. Sois muchos los cargos oficiales que tenéis puesta vuestra confianza en mí.