Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 s 2 s 2008 INTERNACIONAL 33 La oposición de Pakistán consolida el pacto contra el presidente Musharraf La nueva coalición política se propone restaurar el orden jurídico lo antes posible MIKEL AYESTARAN ENVIADO ESPECIAL ISLAMABAD. Pakistán tiene coalición de gobierno. Asif Zardari, viudo de Benazir Bhutto, y presidente en funciones del Partido del Pueblo de Pakistán (PPP) la fuerza más votada en las elecciones, y Nawaz Sharif, líder de la Liga Musulmana Nawaz (PML- N) sellaron con un apretón de manos su unión para la próxima Asamblea Nacional. La sede del PPP en Islamabad se quedó diminuta para acoger a los cientos de medios de comunicación locales e internacionales que, una vez resuelta la duda sobre la alianza entre los partidos, preguntaron acerca de la futura relación con el presidente Musharraf. No vamos a mirar a las fuerzas pro Musharraf, no creo ni que existan confesó Zardari. Nawaz Sharif fue más explícito y puntualizó de forma tajante que luchamos en el pasado contra el dictador, y lo seguiremos haciendo Las dos formaciones han firmado un principio de acuerdo pero debemos seguir trabajando resaltó Sharif, que compareció custodiado por su hermano, Shahbaz. Uno de los primeros acuerdos alcanzados y hechos públicos anoche es el de realizar la petición formal a Naciones Unidas para que investigue el asesinato de Benazir Bhutto, una reivindicación a la que Musharraf se ha negado desde el primer momento. Con el PPP como primera fuerza del país y respaldada por el PML- N, el ex general tendrá que acatar la decisión adoptada por quienes van a formar el próximo ejecutivo, que consideran insuficiente y parcial el informe emitido por Scotland Yard y exigen un proceso similar al de Hariri en Líbano. Este pacto supone el fin de ocho años de régimen militar en el país y el retorno a la fórmula democrática que ya experimentó Pakistán en los noventa. Entonces el experimento concluyó con la llegada del general Musharraf, que dio un golpe de estado en 1999 y se hizo con las riendas de la nación con el objetivo de acabar con los constantes escándalos de corrupción de la clase política. No se fue a tiempo y ahora sigue aferrado a su sillón, es hora de que reconozca que ha perdido el apoyo del pueblo y se vaya de una forma digna opina el general retirado Talal Masud. Como cada jueves desde el 3 de noviembre, fecha en la que Musharraf declaró el estado de emergencia y encarceló a cinco magistrados del Tribunal Supremo y decenas de abogados, los juristas de todo el país se echaron a la calle para pedir la libertad de sus compañeros. Se registraron incidentes entre manifestantes y fuerzas de seguridad en Karachi, donde nueve abogados fueron detenidos, en Lahore e Islamabad. En la capital, el líder del PML- N, Nawaz Sharif, encabezó la marcha para mostrar su decisión de restaurar el sistema judicial lo antes posible Se trata de otro de los puntos de acuerdo de la nueva coalición de gobierno, que quiere devolver su puesto al magistrado jefe del Supremo, Iftikhar Chaudhry. Algunos analistas, con memoria histórica, piden calma a una opinión pública eufórica. En diferentes medios se recuerda estos días que Nawaz Sharif, que ahora pide la restauración de los jueces, destituyó por la fuerza al magistrado jefe del Tribunal Supremo, Sajjad Ali Sha, en 1997. La fuerza perdedora, La Liga Musulmana Qaid (PML- Q) felicitó a los ganadores. Su líder, Pervez Elahi, declaró que seguirán muy de cerca los pasos del nuevo gobierno El conocido como Partido del rey en referencia a su creación en torno a la figura del entonces todopoderoso Musharraf, ha sufrido un batacazo inesperado y no se ha visto beneficiado por la presunta manipulación de votos que las fuerzas de la oposición denunciaban. Rafael L. Bardají EL MICROBIO DE AHMADINEYAD ara el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, el mundo está enfermo y el mal se llama Israel. Ayer acusó al estado judío de ser un microbio negro al que, se supone, hay que combatir y eliminar. No es la primera vez que amenaza a Israel. Hace poco más de un año dijo que la solución a los problemas de Oriente Medio pasa por la destrucción de Israel cuando la guerra del Líbano afirmó que la paz sólo surgiría de la eliminación del régimen sionista y un año antes había advertido que su objetivo era borrar a Israel del mapa Las palabras de Ahmadineyad son muy graves, pero habida cuenta de la escasa respuesta internacional que ha habido a las mismas no ha hecho sino escalar su retórica exterminadora contra Israel. Si es preocupante lo que ha dicho hasta ahora, lo es mucho más lo que podrá decir en el futuro sabiendo que cuanto pueda ocurrírsele decir no tiene más coste que unas balbuceantes protestas diplomáticas y poco más. Y, sin embargo, las amenazas verbales de Ahmadineyad exigen algo más que una condena moral. Lo que está haciendo el presidente iraní es perfectamente punible según la ley internacional. Existe una cosa que se llama la Convención para la Prohibición y Castigo del Genocidio, firmada en 1951 y ratificada por 158 países, incluida España, que define como un acto criminal la incitación al genocidio. Justo lo que está haciendo con su odio hacia Israel Mahmud Ahmadineyad. En los años 30 no se prestó debida atención a lo que Hitler decía querer; en los 90 se desoyó a Bin Laden y lo que nos prometía. Nada nos puede llevar a pensar que Ahmadineyad, un auténtico fanático del apocalipsis, no quiere o no piensa en hacer realidad sus amenazas. Es un hombre de palabra. Por eso es urgente reaccionar a lo que dice. Israel es agredido porque es parte de Occidente y si cayera, caeríamos nosotros después. No hace falta bombardear Irán para achantar a sus dirigentes. Apliquemos la Convención y llevémosle a los tribunales. Que Moratinos haga cumplir la ley internacional a la que tanto dice querer respetar. P Llamada a la calma Ali Zardari y Sharif se estrechan la mano en la rueda de prensa que ofrecieron ayer en Islamabad AP Fin del régimen militar Se estrella en Venezuela un avión comercial con 46 personas a bordo ABC CARACAS. Un avión comercial de la compañía Santa Bárbara con 46 personas a bordo- -43 pasajeros y tres tripulantes- -se estrelló esta madrugada en algún punto entre las ciudades de Mérida y Caracas, informaron a Efe fuentes de Protección Civil. El director de esta entidad en el estado de Mérida, el comandante Noel Márquez, dijo en declaraciones a la emisora Unión Radio que el avión despegó del aeropuerto Alberto Carnevalli de Mérida y no estableció comunicación con la torre de control correspondiente a su ruta. Al cierre de esta edición se investigaban las últimas comunicaciones del aparato, modelo ATR 42300, sin que se supiera aún qué había ocurrido exactamente. En un comunicado, el Servicio Aeronáutico de Rescate (SAR) informó de que el aparato de la compañía venezolana fue declarado en fase Detresfa de emergencia, a las 17.45 hora local (22.15 en España) En el avión, que tenía como destino el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, el principal de Caracas, viajaban 43 pasajeros y tres tripulantes, según las fuentes oficiales. El responsable de Protección Civil del estado Mérida precisó que los equipos de emergencia iniciaron la búsqueda del avión entre los Páramos de Mérida y la vecina Barinas, regiones del oeste de Venezuela, cerca de la frontera con Colombia.