Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 s 2 s 2008 ESPAÑA 23 ELECCIONES 9 M LA AMENAZA TERRORISTA Txeroki usa una red de pisos alquilados legalmente por colaboradores no fichados Se cree que Iriondo, uno de sus lugartenientes se cobijó en esta estructura tras asesinar a dos guardias civiles en Capbreton D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. El dirigente de los comandos de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki y sus más estrechos colaboradores disponen de una red de alrededor de diez pisos de seguridad distribuidos por el territorio francés. Las viviendas son alquiladas de manera legal por colaboradores no fichados y, tras utilizarlas durante un tiempo limitado, los jefes etarras las abandonan antes de considerarlas quemadas, una vez limpias para no dejar ningún rastro de su estancia. Aitzol Iriondo, uno de los lugartenientes de Aspiazu, empleó esta infraestructura después de asesinar a dos guardias civiles en Capbreton. Esta red es conocida sólo por Aspiazu y sus colaboradores que, según sospechan las Fuerzas de Seguridad de Francia y España, podrían llevar también el alias de Txeroki El mecanismo puesto en práctica por el aparato militar se basa en el establecimiento de compartimentos estancos, de tal forma que la caída de un piso no arrastre el desmantelamiento del resto de la infraestructura. Para ello, los etarras han recurrido a varios colaboradores, se supone que la mayoría de nacionalidad francesa, que no se conocen entre sí. la integra un número estable de escondites. Incluso no se descarta que en esta infraestructura de máxima seguridad en algún momento se haya recurrido a un camping. Un recurso que el propio Aspiazu ha recomendado a sus pistoleros como medida de seguridad. Este sistema de protección responde a la decisión de los jefes de los comandos de blindar el aparato militar ante la sospecha de que la Policía ha filtrado topos en la banda. Pero se ha visto incrementado más recientemente tras conocerse que la Policía francesa dispone de un censo de casas alquiladas en el vecino país. La red se extendería desde el sur de Francia hacia el norte y se cree que también está asentada en los barrios periféricos de París. En una de estas viviendas, próxima a Capbreton, es donde se habría ocultado el lugarteniente de Aspiazu, Aitzol Iriondo, tras asesinar a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero. En el momento de los hechos este terrorista estaba despidiendo a los etarras Asier Bengoa y Saioa Sánchez, que iban a integrar un comando con órdenes de atentar en España. Esto confirmaría, tal y como informó ABC, que el alias de Txeroki estaría siendo utilizado también por sus lugartenientes De esta forma, tratan de evitar que el jefe de los comandos tuviera que despedir personalmente a todos los pistoleros que cruzan la frontera. La seguridad que envuelve a esta red de viviendas constituye una dificultad añadida para las investigaciones de la Policía. Hasta el extremo de que fuentes antiterroristas consideran que la caída de Garikoitz Aspiazu o cualquiera de sus colaboradores no traerá consigo la localización de este entramado, ya que los cabecillas abandonarán los pisos y sus colaboradores seguirán pagando el alquiler para no levantar sospechas. ABC. es Especial sobre ETA en abc. es Limpieza de huellas El modus operandi consiste en que el colaborador alquila una vivienda en una zona asignada por los cabecillas, siguiendo los trámites legales. Al no estar fichados, presentan su documentación auténtica y cumplen todas las condiciones, incluso el abono de la fianza y, si se les exige, de una señal. Aspiazu y sus lugartenientes utilizan cada vivienda durante un tiempo limitado, y la abandonan antes de sospechar que pudiera estar quemada o vigilada por la Policía. Antes de dejarla, proceden a su limpieza más escrupulosa para no dejar ninguna huella ni rastro que les pueda identificar. Una vez que la abandonan, el colaborador paga las cuotas conforme a lo establecido en el contrato de alquiler. Cuando los dirigentes etarras prescinden de uno de estos pisos, los cómplices legales se encargan de alquilar otro, de tal forma que la red siempre La etarra Dolores López Resina, alias, Lola en el juicio que se sigue contra ella en la Audiencia Nacional POOL Interior advierte de riesgo de atentado etarra y activa la máxima alerta policial ABC MADRID. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha advertido de que ETA intentará matar antes de las elecciones del 9 de marzo En una entrevista en TVE, aseguró que la banda se encuentra más cerca del final, sin ninguna duda aunque también ha constatado que desgraciadamente creemos que de aquí a las elecciones lo va a intentar Estas declaraciones se produjeron el mismo día en que el Ministerio de Interior ponía en marcha el nivel máximo de alerta y operatividad en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista (nivel 3) para garantizar plenamente la seguridad de los ciudadanos durante el proceso electoral. El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha hecho llegar las instrucciones pertinentes a los delegados del Gobierno y a la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil para que apliquen este plan. Según el Ministerio del Interior, el máximo nivel de alerta implica la movilización total de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para vigilar y proteger los lugares de alta concentración de personas como grandes superficies comerciales, infraestructuras de transportes, los acontecimientos deportivos y las áreas o edificios emblemáticos de las ciudades. Entre los objetivos estratégicos, se encuentran los relacionados con el sector energético y las comunicaciones. Además, las Fuerzas Armadas realizarán tareas de apoyo en la vigilancia y protección de las grandes infraestructuras de transportes, de los objetivos estratégicos y del espacio aéreo. Mientras, las autoridades francesas, después de décadas de terrorismo, están por fin dispuestas a distribuir las fotografías de los etarras más buscados en sus dependencias policiales y centros de gran afluencia de personas. La medida responde a una iniciativa que surge entre los responsables de la lucha antiterrorista española. Francia y las fotos de etarras