Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ELECCIONES 9 M ESPAÑA LA OTRA CAMPAÑA VIERNES 22 s 2 s 2008 ABC CAMPO DE AGRAMANTE JOAQUÍN LEGUINA MERCEDES DE LA MERCED ARGUMENTOS DE LA IRRITACIÓN A LOS A propósito de la legislatura concluida, Rajoy debiera haberse desmarcado y haría bien en desmarcarse ahora de ciertos apoyos no solicitados ZAPATERO, ¿TENSO O HIPERTENSO? En fin, me parece que con estos amigos el candidato del PP no necesita de muchos enemigos Más me preocupa la tensión de los ciudadanos, alterada por la situación económica y las enormes dificultades para llegar a fin de mes os matices que separan a las palabras crispación y tensión han centrado durante algunos días los comentarios- -siempre interesados, siempre en las trincheras- -de tertulianos y sedicentes analistas. Pues bien, a juicio de los diccionarios, la diferencia entre ambas resulta infinitesimal. Tensión: (aparte de sus referencias eléctricas o vasculares) estado de oposición u hostilidad entre personas o grupos humanos; estado anímico de excitación, impaciencia, esfuerzo o exaltación. Crispación: efecto de crispar. Crispar: irritar, exasperar. Así las cosas, no creo yo que la acción de tensar o crispar sean objetivos ilegítimos. Aparte de que a uno no lo crispan si uno no quiere. Pero, en fin, pase- L mos de la irritación a los argumentos. Por ejemplo, a propósito de la legislatura concluida, Rajoy debiera haberse desmarcado y haría bien en desmarcarse ahora de ciertos apoyos no solicitados, ya sean éstos mediáticos, ya sean episcopales... porque esos predicadores sí que crispan los nervios de propios y de extraños. Cómo es posible que el líder del PP se haya pasado buena parte de esta legislatura arrastrando los pies y con el cuello en el ronzal del cual han tirado unos cuantos aventureros mediáticos, empeñados en demostrar lo indemostrable: que no fueron los islamistas sino los de ETA (teledirigidos por Rubalcaba) quienes asesinaron a 200 viajeros el 11- M. Con estos amigos Rajoy no necesita de muchos enemigos. L Temo por la salud de Zapatero. ¿Resistirá que ganemos? Los hipertensos deben cuidarse a campaña electoral arranca para mí con toda la ilusión, pero también con preocupación. Temo por la salud de Zapatero. ¿Resistirá que ganemos? De todos es sabido que los hipertensos deben cuidarse. Empiezo a creer que el proverbial talante de Zapatero es sólo una prescripción médica que, por lo que se ha visto, nunca se ha tomado en serio. Pero, señor Zapatero, ya que se ha desenmascarado, hágale caso al doctor- -total un insulto más o menos hacia el PP no es muy relevante- -y tranquilícese. La crispación no es buena para los hipertensos. Más me preocupa la tensión de los ciudadanos, alterada por la situación económica y las enormes dificultades pa- ra llegar a fin de mes. Es lo que a mí me transmiten los votantes a cualquier sitio que voy. Quien más y quien menos tiene que hacer frente a una hipoteca cada vez más cara y a una subida del 30 por ciento en la cesta de la compra que atenaza el bolsillo y los nervios. La crisis- -porque hay crisis, señor Zapatero- -no se la ha inventado el PP. Luego usted mirará para otro lado. Pase lo que pase: que cierren 3.300 empresas en un mes o que haya 4.400 parados al día no van con usted. Ni tan siquiera que Manuel Pizarro le saque las cuentas y los colores a Pedro Solbes. Ustedes provocan las crisis, a nosotros nos toca resolverla y devolver el optimismo a los ciudadanos.