Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ELECCIONES 9 M ESPAÑA EL DEBATE VISTO DESDE EL PLATÓ VIERNES 22 s 2 s 2008 ABC Combate azul de guante blanco Primer cara a cara de contendientes electorales. 17 cámaras, dos realizadores, 70 minutos, dos atriles, un plató blanquiazul de 900 metros cuadrados y Pedro Solbes y Manuel Pizarro hablando de economía TEXTO: ROSA BELMONTE FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Primer debate y en una TV de verdad. En el plató 1 de Antena 3, donde ahora se hace 360 y donde se hacía el Sabor a ti de Ana Rosa Quintana. Con estreno del grafismo de la cadena para la campaña electoral. Los contendientes llegaron a la hora prevista. Llovía. En la puerta los esperaban Maurizio Carlotti y Gloria Lomana. A las 21.10 apareció Pizarro y a las 21.20 Solbes. Los dos vestidos igual (cosas de la telegenia) trajes azules, camisas azules, corbatas azules (con rayas en la de Pizarro) El plató era blanco (blanco televisión) y azul por las pantallas. Las diferencias: mocasines en el número 2 del PP por Madrid y zapatos de cordoneras en el ministro. Gemelos en Solbes, puños con botones en Pizarro (y su reloj Hublot) Chaqueta de dos botones en Solbes, de tres en Pizarro. Ambos llegaron con carpetas. El ex presidente de Endesa con varias blancas y el anagrama del PP. El ministro, con una azul de cartulina vulgar, sin distintivo alguno. La compañía. Por el equipo popular, Miguel Marín (jefe asesor del grupo parlamentario) Jorge Rábago (director de telegenia) Marta Villarrubia (prensa de Pizarro) y Pablo Casado (asesor de campaña en Madrid) Por los socialistas, Miguel Ángel Sacaluga (secretario de comunicación del PSOE) María Jesús Luengo (prensa de Solbes) y Luis Díez (jefe de gabinete de Solbes) Pero en el plató circular y en los atriles (que ambos equipos eligieron frente a la mesa que también se les ofreció) estaban solos. Solos con Matías Prats (el moderador que menos ha trabajado de la historia) y con diferenciales de inflación, endeudamiento, modelo de ladrillo, solvencia del sistema financiero, indicadores sintéticos de la actividad económica, relajamiento de la burbuja inmobiliaria, superávit, unidad de mercado, diferencial histórico, Una maquilladora retoca a Solbes antes de comenzar; técnicos de Antena 3 colocan el micrófono a Pizarro puntos, modelo de pensiones chileno, recaudación de IVA y otros palabros económicos. Pero Pizarro empezó con algo que entendió todo el mundo: España no va bien, España no va bien, España no va bien Tres veces. Por si alguien no lo había oído. Solbes, después de quejarse de la reforma fiscal que propone el PP, le preguntó cómo iban a reducir el gasto. Aquí Pizarro tenía respuesta preparada. Uno de los subapartados era el referente a los gastos del pisito del ministro Bermejo. La réplica de Solbes a los 200.000 euros de la reforma fue morderse la lengua. A ver con qué podemos comparar esa cifra y tal. Pero se contuvo y no llegó a soltar las palabras mágicas, es decir, la repetidísima cifra de lo cobrado por Pizarro en Endesa. El sector duro y demagogo del PSOE debía de estar dándose cabezazos contra la pared. Pero Solbes, con un solo ojo, se mostraba sobrado (no le han contando a usted esto por aquí, no le han informado a usted por allá, no me contesta usted a lo que le he preguntado, le voy a decir la verdad, que no es la que le han contado... Según la encuesta de Demoscopia llevada a cabo inmediatamente, el ganador del debate a los puntos (por K. O. a juicio del PSOE) fue el ministro Solbes, que venció por un 47,4 por ciento frente a un 37,1 por ciento de Pizarro (el 15, 5 por ciento de los telespectadores encuestados consideró que no había ganado ninguno de los dos) En los tres bloques tratados (macroeconomía, microeconomía y economía de futuro) lo más alto del podio también fue para Solbes. Lo que sabe la gente de Economía. César Alonso de los Ríos DEL POZO, CONTRA LA SERPIENTE los políticos, en general, les gusta pasarse de cordiales con los periodistas, especialmente cuando les están apuntando las televisiones. Zapatero lo hace con Raúl del Po- A zo siempre que se lo encuentra en los pasillos del Congreso. Hace unos días, los dos repitieron la escena, aunque con una pequeña novedad. Según parece, al periodista no le había gustado que Zapatero se mostrara tan sobrado al hacer un comentario sobre las elecciones y quiso castigarle recordándole que el voto es secreto y que no pensaba decirle a quién votaría el día 9. Pero el miércoles, al leer el artículo de mi querido Raúl en El Mundo pude ver con claridad cuál va a ser el sentido de su voto. Describe el periodista las humillaciones que está sufriendo la Nación y hasta qué punto, España sigue pudriéndose en el nicho donde la entie- rran los nacionalistas, mientras arden las primeras hogueras en los guettos y los Pujol, Mas, Ibarretxe, Quintana, Carod- Rovira y Roca celebran con champán la pronta independencia de sus kosovos respectivos... Al leer el hermoso texto de Raúl, ¿no se ha percatado Zapatero de qué es lo que va a votar el periodista? Dicho de otro modo, ¿acaso el presidente no ha caído en la cuenta de que, al escribir este artículo, ya ha votado Del Pozo públicamente por España y que lo ha hecho por la dignidad de la Nación, contra él, contra su política antiespañola, y contra la política del partido socialista? El voto de mi querido Raúl ya no es secreto (como no lo es el mío) sino afortunadamente público y, por lo mismo, más eficaz que cualquier acto privado. El privilegio y la servidumbre de los que escribimos es que no tenemos privacidad en este terreno. Votamos a gritos. Raúl del Pozo lo había hecho ya anteriormente, pero ayer dejó claro que entre España y Zapatero ha elegido a aquélla, que la lealtad se ha impuesto a la traición y la bicolor a la serpiente... Ayer la opinión del periodista se sumó al rumor de la calle La serpiente danza y se enrosca en el hacha y trata de seducir como si fuera un cisne blanco y amoroso, cuando realmente es mortal y negra...