Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21- -2- -2008 Localizan en un mapa los puntos calientes de las epidemias que vienen 87 MAIKA Y ANTONIO Padres de Carmen LA VIGILAMOS PARA QUE NO SE LO COMA Ama Un leve balbuceo escapa de los labios de Carmen. Es el primer sonido que escuchan de su hija en meses ALICIA ALEGRE MURCIA. La evidencia de la sordera de la pequeña Carmen, que ahora tiene 16 meses, se hizo patente tan sólo unas horas después de su nacimiento en Murcia. A los cuatro meses, Carmen ingresó por vez primera en un quirófano. La intervención fue en vano y la capacidad auditiva de la pequeña no aumentó. Sus padres, Maika y Antonio, decidieron abordar nuevas posibilidades. En la Clínica Universitaria de Navarra le hicieron en una mañana todas las pruebas que aquí le habían hecho en meses comenta Maika. Días más tarde, la familia de la pequeña recibió el diagnóstico definitivo: Carmen era sorda totalmente, no recibía ningún sonido El implante coclear era, sin duda, la solución hasta que se descubrió que carecía de nervio auditivo. Cuando nos lo dijeron se nos vino el mundo abajo recuerda Maika. Es la única vez que lloré de verdad El implante auditivo de tronco cerebral se presentaba como la única solución. Nos dijeron que corría el riesgo de que tocara otras zonas del cerebro, de que afectara a los nervios faciales, de que finalmente, no se lo pudieran poner... explica la familia, pero era la única solución La pequeña Carmen estuvo en el quirófano ocho horas y media. Once días más tarde, recibió el alta médica y regresó, junto con sus padres, a Murcia. Los resultados se irían viendo en un plazo de seis meses a un año La pequeña Carmen se ha adaptado con una naturalidad al implante y a todo el dispositivo exterior que lo acompaña. No es sólo que no le molesta, es que notamos que se pone contenta cuando se lo colocamos El único cuidado: Evitar que lo moje o que se lo coma Una cirugía pionera elimina el reflujo gastroesofágico sin dejar cicatrices La nueva técnica, que accede al estómago por la boca, permite dar de alta a los pacientes el mismo día de la operación E. ARMORA BARCELONA. Un equipo médico del Hospital Clínic de Barcelona, encabezado por el doctor Antonio María de Lacy, ha realizado con éxito una intervención pionera en España en el tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico, un problema que afecta al 20 de la población y que, en determinadas circunstancias, puede derivar en patologías graves como la esofagitis. Hasta ahora había dos formas de combatir la dolencia: el tratamiento farmacológico y el quirúrgico. El primero se basa en la supresión del ácido segregado al estómago con medicamentos como el omeoprazol y derivados. No obstante, cuando hay una hernia de hiato o el paciente rechaza el tratamiento se recurre a la cirugía, mediante la cual se toma parte del fondo gástrico y se coloca rodeando el esfínter esofágico de forma total o parcial. El reflujo gastroesofágico se produce por la regurgitación patológica de una parte del contenido del estómago al esófago, debida al mal funcionamiento del esfínter esofágico inferior, que no cierra bien según explicaron a este diario fuentes del Clínic. La nueva intervención, que se desarrolla por vía endoluminal (aprovechando los orificios naturales) consiste en la realización de una serie de puntos de sutura a través de un endoscopio introducido por la boca al paciente, restaurando el ángulo de Hiss- -punto de unión entre el esófago y el estómago- cuyo mal funcionamiento es lo que causa el reflujo, y reduciendo hernias de hiato de pequeño tamaño de forma similar al tratamiento quirúrgico convencional pero evitando las incisiones. Lo más ventajoso de esta nueva intervención es que el paciente puede abandonar el hospital el mismo día y no hay efectos secundarios como imposibilidad de vómito o las flatulencias. El doctor Antonio María de Lacy, responsable del equipo que realizó la intervención y jefe del Servicio de Cirugía Gastrointestinal del Clínic, explicó ayer que es la primera vez que se pone en práctica esta técnica en España, aunque ya se han practicado con éxito operaciones en otros lugares del mundo, de los que en el 88 de los casos las pacientes han abandonado los fármacos El especialista aclaró que la nueva técnica no está dirigida a todos los pacientes sino a aquellos que presentan los síntomas típicos, que presentan una hernia de hiato menor de dos centímetros y que no son obesos. El paciente intervenido por el equipo del Clínic, Carles Bohigas, de 41 años y transportista de profesión, manifestó ayer sentirse ágil y sin acidez de estómago veinte días después de la operación y dijo que ya ha empezado a trabajar. Sin efectos secundarios El alta médica el mismo día La intervención sólo está indicada para personas con una hernia de hiato menor de dos centímetros y que no sean obesos Más información sobre la intervención: http: www. hospitalclinic. org Más información: http: www. cun. es Una simulación de la intervención permite ver, paso a paso, cómo se corrige el problema. Desde la introducción por la boca del endoscopio hasta la restauración del punto de unión entre el esófago y el estómago, donde se produce el reflujo