Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA www. abc. es economia JUEVES 21- -2- -2008 ABC Galán acusa a ACS de respaldar el acoso del Estado francés contra Iberdrola Pide simetría y está convencido de que el Gobierno español sabrá defender los intereses de sus empresas MIGUEL LARRAÑAGA MADRID. Si hasta ahora se podía hablar de tensión entre Iberdrola, su mayor accionista, ACS, y la eléctrica francesa EDF- -que ha anunciado su interés por hacerse con la empresa presidida por Ignacio Galán- desde ayer se puede hablar de guerra abierta entre los dos bandos. La presentación de resultados de Iberdrola fue el momento elegido por Galán para decretar el estado de guerra y fue contundente. EDF no es bienvenida subrayó el presidente de Iberdrola al responder sobre las manifestaciones del presidente de la francesa, Pierre Gadonneix, quien había asegurado a primera hora de la mañana que no entraría en Iberdrola si su presencia no es bienvenida, desde el punto de vista político, social, sindical, territorial, ni accionarial Y por si quedaba alguna duda sobre la postura de Galán respecto a la posible entrada de la francesa EDF, incidió en la asimetría entre las dos empresas, en el sentido de que difícilmente puedes comprar a un Estado y eso es exactamente lo que estamos viviendo Tampoco se mordió la lengua el presidente de Iberdrola a la hora de enjuiciar la actuación del Gobierno francés. Galán subrayó que algunos Estados incumplen directivas sistemáticamente, con sociedades estatales que controlan empresas en sectores estratégicos, de lo que termina resultando que el regulador es el mismo que el regulado en clara alusión a Francia, y reiteró que no estamos ante un asunto empresarial, sino político Más adelante indicó que no estamos hablando de una empresa, sino de un Estado que actúa por intereses geopolíticos y no empresariales Concluida su toma de posición respecto a EDF, el presidente de Iberdrola entró en detalles sobre su impresión respecto a la actuación de su principal accionista, el grupo de construcción y servicios ACS, que- -como se recordará- -ha admitido mantener contactos con la eléctrica francesa. Para Galán, ACS no es un accionista, sino el principal El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ayer durante la presentación de resultados de la empresa competidor que tenemos en España en alusión a su posición de control accionarial de Unión Fenosa y subrayó que está en conflicto permanente con los intereses de los demás accionistas Advirtió el presidente de Iberdrola que la actitud de ACS está perjudicando la adquisición amistosa de la estadounidense Energy East y fue especialmente duro al manifestar que si nuestros accionistas sufren algún daño por este tipo de actuaciones o por los rumores constantes tiene la intención de recurrir a los Tribunales o a donde sea en defensa de sus intereses. Según el punto de vista de Galán, ACS ha incumplido públicamente con sus comunicados a la CNMV los principios que dijo tener a la hora de entrar en el capital de Iberdrola, motivo que ha llevado a la empresa a solicitar a la CNE que modifique las condiciones impuestas en su día para que ACS ERNESTO AGUDO pudiera tener presencia significativa en el capital de Iberdrola. Precisamente hoy está previsto el debate en la CNE sobre esta cuestión. El presidente de Iberdrola subrayó además que no ha mantenido ningún contacto con ACS desde la entrada en escena de EDF. El máximo ejecutivo de Iber- Y NO SER COMPRADA CON LICENCIA PARA COMPRAR El Gobierno español podría denunciar la ley francesa que asegura la titularidad estatal y vitalicia de EDF POR JOSÉ ANTONIO NAVAS El Tribunal de Luxemburgo acaba de anular la llamada ley Rato destinada a blindar las empresas eléctricas españolas de cualquier invasión procedente de rivales extranjeros de capital estatal. El vicepresidente Solbes, antiguo comisario europeo, ha acatado la sentencia como si tal cosa para evitar nuevos incidentes con Bruselas pero lo cortés no quita lo valiente y algunos ilustres abogados del Estado están incidiendo ante las autoridades españolas para que lleven a cabo medidas legales contra la llamada ley EDF. Dicha normativa, aprobada por el Parlamento francés en 2004, asegura el control estatal del principal national champion energético por los siglos de los siglos. El Tratado de Roma no distingue la naturaleza del capital a la hora de defender la libre competencia, de manera que la singularidad de EDF como empresa pública no puede ser objeto de discriminación para impedir su entrada en nuestro país. Sin embargo, no es menos cierto que el estatuto del que disfruta la multinacional gala contraviene la más elemental doctrina comunitaria desde el momento en que establece que un 70 del capital de EDF no podrá ser nunca enajenado por la República que, además, tendrá facultad para nombrar al presidente, primer ejecutivo y hasta un tercio de consejo de administración de la compañía. Bajo estas condiciones, EDF tiene licencia para comprar y blindaje para no ser comprada, lo que ha permitido crear un gigante monumental sin parangón en Europa que ahora pretende lanzar sus tentáculos en el mercado nacional aprovechando la indefinición del momento político y los intereses encontrados de los diferentes agentes del sector. El tiempo juega en contra de España porque EDF ya ha anunciado su inequívoco deseo de colarse hasta la cocina de Iberdrola en cuanto pasen las elecciones generales. Los más suspicaces piensan que la opa estará lista para el mismo 10 de marzo. Todo un desafío para el futuro Gobierno en funciones y para el que salga de las urnas.