Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 s 2 s 2008 INTERNACIONAL 37 Musharraf se aferra al poder y la oposición se une contra él El partido de Bhutto pasa a ser la principal fuerza política MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL ISLAMABAD. Pakistán empieza a escribir una nueva página de su historia democrática. Tras ocho años de régimen militar, los partidos políticos vuelven a tener en sus manos la posibilidad de dirigir los destinos de un país, que aún no termina de creerse unos resultados electorales que han resultado catastróficos para los aliados de Pervez Musharraf. A falta de los resultados definitivos, con 258 de los 272 escaños ya adjudicados, el Partido Popular de Pakistán (PPP) se convierte en la principal fuerza del país. El viudo de Benazir Bhutto, Ali Zardari, se mostró conciliador en su primera comparecencia pública tras los comicios y alargó la mano a todas las fuerzas para poder formar un gobierno nacional y cambiar el sistema todos juntos Esta invitación no incluye, sin embargo, a la Liga Musulmana Qaid (PMLQ) partido que respalda a Musharraf, y no significa que se piense trabajar con un ex general cuyo futuro deberá decidir el Parlamento Zardari también adelantó que en ningún caso piensa postularse para el cargo de primer ministro, puesto que piensa ofrecer a un miembro destacado del partido Nawaz Sharif, líder de la segunda fuerza más votada, la Liga Musulmana Nawaz (PMLN) fue más explícito que su homólogo del PPP y una vez más insistió en la necesidad de poner fin al poder del dictador La rivalidad entre Musharraf y Nawaz es histórica ya que el ex general fue quien protagonizó el golpe de estado que acabó con el segundo gobierno de Sharif el 12 de octubre de 1999. Pasada la sorpresa inicial, los analistas del país se han lanzado a la quiniela de posibles coaliciones para formar nuevo gobierno. La opción más aceptada es la que une al partido de Bhutto con el de Sharif, dos fuerzas lideradas en estos momentos por personas acusadas en el pasado reciente de graves delitos de corrupción. Un pasado turbio que los electores parecen haber olvidado para castigar a Musharraf. A ellos se unirían los nacionalistas pastunes del Awami Nacional Party (ANP) la formación que sufrió dos atentados suicidas contra sus mítines en En busca de la nueva Benazir Un equipo de 400 profesionales de la organización The Researchers se ha dedicado durante los últimos meses a observar el papel de la mujer en el proceso electoral de Pakistán POR M. AYESTARÁN ISLAMABAD. El vacío dejado por Benazir Bhutto es casi imposible de llenar, fue un gran ejemplo y cada vez más mujeres se adentran en el mundo de la política gracias a ella. Muchas mujeres de este país han acudido a las urnas sólo para votar por la flecha del Partido Popular de Pakistán (PPP) en recuerdo a ella Aazar Ayaz está al frente de un equipo de 400 profesionales de la organización The Researchers que durante los últimos meses se ha dedicado a observar el papel de la mujer en el proceso electoral, tanto el acceso al voto, como las dificultades que se encuentran para competir como candidatas A las últimas elecciones se han presentado 192 mujeres, 72 para la Asamblea Nacional y 120 para las cuatro cámaras provinciales. Quince, dos más que en 2002, han resultado elegidas por el voto directo de los ciudadanos para ocupar un asiento en la cámara nacional. A ellas se les sumarán otras sesenta que se eligen de forma proporcional entre los partidos representados en la cámara alta. En la pasada legislatura 73 mujeres estaban presentes en el parlamento, pero ninguna ocupaba cargos relevantes en el Gobierno. Pese a la buena marcha general de las recientes elecciones, se registraron actos discriminatorios en las áreas tribales, en la provincia fronteriza del Noroeste (NWFP) Baluchistán y algunas ciudades rurales de Sindh donde no se permitió a las mujeres ejercer su derecho al voto denuncia Ayaz. Según el estudio elaborado por The Researchers a lo largo del país ha sido también habitual que fueran obligadas a dar su voto al candidato elegido por el marido También se ha notado falta de personal en los colegios electorales femeninos por lo que se registraron largas colas y, por supuesto, ante todo hay que recordar que los terroristas asesinaron a la que estaba llamada a ser primera ministra del país por tercera vez El último censo oficial de Pakistán data de 1988 y eleva la cifra de ciudadanos a los 130 millones. A finales del presente 2008 se dará a conocer el nuevo censo nacional que algunos expertos aseguran supera ya los 160 millones de habitantes. Para estas elecciones había 81 millones de paquistaníes registrados, de los cuales 35 millones son mujeres. El censo es un paso previo fundamental ya que antes de votar hay que existir. La mujer no existe aún en muchas partes de este país, no está registrada, censada, no cuenta con una tarjeta de identificación y ese es un paso previo obligatorio si queremos que luego voten destaca Anna Fumarola, representante de UNIFEM (organismo de Naciones Unidas que defiende los derechos de las mujeres) en Islamabad. Fumarola considera que para ello es esencial empezar por educar a los maridos, que son quienes ejercen el poder sobre ellas y se niegan a que den este paso En estas elecciones, aunque los colegios son diferentes para hombres y mujeres, en el recuento final no se realiza la separación por sexos, por lo que resulta imposible conocer el color del voto femenino. Es pronto para hablar de relevo, pero por detrás llega una nueva generación de nuevas políticas que han crecido a la sombra de Benazir y pueden llegar a ser alguien en el panorama nacional, habrá que estar atentos y ayudarles en todo los posible. Muchas tratan de imitarle, desde su forma de vestir. Ella demostró que una mujer puede llegar a gobernar en una república islámica recuerda Ayaz, que espera haber abierto un cauce para lograr que en próximas elecciones el voto femenino sea cada vez más libre, en un país donde el peso de la tradición y la religión juegan un papel fundamental en la sociedad. Sin un censo claro Asif Ali Zardari, viudo de Bhutto, delante de un cartel de Benazir AFP Nawaz Sharif Tras ocho años de régimen militar, los partidos vuelven al primer plano de la política paquistaní los últimos días de campaña y que ha conseguido desbancar a los partidos islamistas en el norte del país, y el MQM, formación regional de Sindh. Una alianza encaminada a juntar los dos tercios de la cámara precisos para plantear una moción de censura contra el actual presidente. Mientras en los despachos de los ganadores de las elecciones se discuten las alianzas, en el palacio presidencial Musharraf se aferra a su sillón y asegura que no piensa dimitir. En una entrevista concedida al diario estadounidense Wall Street Journal el ex general se mostró abierto a colaborar con el gobierno de coalición que corresponda y se jactó de haber cumplido su palabra sobre la celebración de unas elecciones limpias y transparentes Justificó la derrota política de su partido debido al masivo voto de simpatía generado por el asesinato de Bhutto, a la complicada situación económica y al conflicto abierto con el poder judicial El informe preliminar de la misión de observadores de la Unión Europea, por otra parte, señala que las elecciones fueron competitivas y con una participación más alta de la prevista. El estudio elaborado por los 131 profesionales desplegados por todo el país advierte sobre pocas irregulares a nivel general y una mejora respecto a las elecciones de 2002 Los enviados de la Unión Europea mostraron su satisfacción por ver cumplida la promesa que Musharraf les hizo en su última visita a Bruselas sobre la limpieza del proceso electoral. Es pronto para hablar de relevo, pero llega una nueva generación de mujeres a la que hay que prestar atención