Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 s 2 s 2008 ESPAÑA 25 Una agresora de la menor de Ermua amenazó con suicidarse La adolescente, de 16 años y que ha sufrido serios desajustes familiares según Educación, dijo que recibió presiones JAVIER PEÑALBA SAN SEBASTIÁN. La brutal agresión que sufrió la menor de 15 años en una cancha deportiva de Ermua a manos de seis adolescentes tiene su origen en una rivalidad entre jóvenes que presentan problemas de adaptación social y, en algunos casos, desequilibrios psicológicos. Así se desprende de las indagaciones que tanto agentes de la Ertzaintza que investigan el caso como responsables de Educación han realizado con la finalidad de esclarecer las circunstancias que desencadenaron la paliza. El Departamento de Educación del Gobierno Vasco hizo público ayer un comunicado en el que precisó que una de la presuntas agresoras, de 16 años, ha sufrido serios desajustes familiares y que la semana pasada amenazó con un intento de suicidio. Asimismo, señaló que la víctima es una adolescente hiperactiva y que su relación con los demás alumnos es conflictiva La agresión se produjo el domingo pasado, en las pistas exteriores del centro educativo Ongarai- -un recinto abierto al público por su carácter deportivo- -y fuera del horario escolar. La víctima fue agredida por media docena de adolescentes, dos de ellas conocidas suyas. Durante los incidentes, la joven fue golpeada con una barra de hierro, le orinaron encima, le quemaron el pelo y le arrollaron con una moto. La Ertzaintza habría ya identificado a dos de las presuntas agresoras, si bien se espera que en breve pueda poner a todos los menores implicados en los hechos a disposición de la Fiscalía de Vizcaya. Entre los agresores se encontrarían chicas que habrían pertenecido a su propia pandilla. El juzgado de Durango que instruye el caso mantiene secretas las diligencias. De acuerdo con las primeras averiguaciones, la agresión tiene su origen en una conflictividad y rivalidad entre adolescentes que presentan dificultades en la escolarización, problemas de adaptación en el entorno familiar y social, además de alteraciones psicológicas, en alguno de los casos. El Departamento de Educación del Gobierno vasco confirmó ayer en parte estas circunstancias. Mediante una nota, la Consejería indicó que una de las alumnas que tomó parte en la agresión ha sufrido serios desajustes familiares Recordó que esta docente llegó al centro escolar Anaitasuna Ikastola hace dos años procedente de un piso de acogida. Educación subrayó que ante los problemas de comportamiento y falta de integración en dicho centro, el curso 2006- 2007 fue enviada a un programa complementario. Imputan a seis guardias civiles y un ex policía por robar droga en Barcelona D. C. BARCELONA. El Juzgado de Instrucción 3 de Martorell (Barcelona) citó a declarar ayer como imputados al menos a cinco guardias civiles y un ex inspector jefe de la Policía Nacional por su supuesta participación en el robo de 500 kilogramos de cocaína en el puerto de Barcelona. Se les acusa de narcotráfico, corrupción, asociación ilícita, soborno y revelación de secretos. La juez seguía tomando declaración por la noche a alguno de los imputados y, según informaron a Efe fuentes del caso, había ordenado prisión para dos de ellos. Para el resto de policías que habían declarado, la juez decretó otras medidas para eludir la cárcel, como la retirada del pasaporte o el pago de fianzas. El caso comenzó en noviembre de 2004, cuando llegó al puerto de Barcelona un contenedor cargado de gambas congeladas en el que se escondían 1.077 kilogramos de cocaína y que fue interceptado por loscuerpos de seguridad. Un grupo de delincuentes dedicado al tráfico de droga asaltó con aparente facilidad el contenedor, precintado por la Guardia Civil, y robó unos 500 kilogramos de la sustancia incautada previamente, lo que levantó sospechas de que podría haber agentes en la trama. A principios de febrero la investigación dio un giro por la declaración de uno de los acusados del robo, lo que permitió a la Fiscalía Anticorrupción presentar un informe ante el Juzgado para instarle a adoptar medidas sobre los agentes supuestamente involucrados. Éstos han seguido trabajando en sus destinos ya que, pese a tener un expediente abierto, no se ha tomado ninguna medida sancionadora a la espera de la resolución judicial. El robo de los 500 kilos de droga fue descubierto en julio de 2006 y procedía del mencionado contenedor, que estaba bajo vigilancia policial en el puerto barcelonés a petición del departamento de narcóticos de Estados Unidos. Seguían trabajando