Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ELECCIONES 9 M ESPAÑA LOS CARA A ACARA DECISIVOS JUEVES 21 s 2 s 2008 ABC El PP asume su fiasco en el debate sobre los debates Rajoy cedió al final para no quedarse sin los cara a cara que considera fundamentales para romper el empate, pero la cadena de referencia será TVE A. COLLADO MADRID. El cierre del debate sobre los debates electorales sólo ha dejado plenamente satisfechos al PSOE, a la Academia de Televisión que preside Manuel Campo Vidal y, en parte, a TVE. En el Partido Popular reconocen que la negociación y el tira y afloja con los socialistas para no pasar en los cara a cara por la corporación pública que controla el Gobierno ha sido al final un fiasco. La inmensa mayoría de los españoles lo verá por TVE- -que será la cadena que tenga que cargar con el grueso de los gastos- -y las dos televisiones privadas con mayor audiencia- -Telecinco y Antena 3- -se han enfadado, con razón por quedar marginadas. Desde el punto de vista estrictamente político, el resultado de la negociación es un éxito para el PSOE. Puede decir que la oposición ha despreciado a la televisión pública y que, además, es el antiguo ente público el que se ocupará de llevar los cara a cara a los ciudadanos. El PP, con tantos problemas para colocar sus mensajes en los medios, añade un motivo de queja más ante las televisiones privadas para el capítulo que se considera más decisivo de los debates: la sentencia que emitan los medios de comunicación después de los programas sobre quién ha resultado vencedor en la liza. El desarrollo de los dos cara a cara -25 de febrero y 3 de marzo- -están tan tasados en contenidos, tiempos y desarrollo, además de planteados como entrevistas en paralelo más que en un debate al uso, que no habrá mucho margen para un fracaso o un éxito claro de los candidatos. Salvo sorpresas, no se espera un ganador objetivamente señalable y la batalla sobre el balance se librará al día siguiente en cada medio según su inclinación. Así lo admiten los contendientes y en ese terreno la ventaja del PSOE es evidente. Aunque los programas en sí mismos no moverán mucho el voto decidido- -un punto o dos, según los expertos de los partido- como el empate técnico se mantiene en el arranque de la campaña pueden ser, a la larga, uno de los factores determinantes en el resultado de las elecciones. Como para este viaje no hacía falta alforjas la única explicación interna que encuentran en el Partido Popular al resultado de las negociaciones sobre los cara a cara es el temor que pudo entrar a última hora de que el PSOE aprovechara las pegas que ellos ponían a ir a TVE para dejarles sin debates y, además, culpar a Mariano Rajoy de ello. Y el Partido Popular no estaba para renunciar a esa baza. En la corporación pública se han apresurado a apuntarse los cara a cara como propios, tanto en la publicidad externa como en la programación, pero ahora surge el problema de hacerse cargo de las facturas de los debates. La señal será gratuita, pero en teoría. Hay que pagar el alquiler de los dos locales previstos, el primero en el Ifema y el segundo en el Palacio municipal de Congresos del Campo de las Naciones. También hay que costear el despliegue de medios y realización: veinte cámaras en los dos escenarios. La Academia de televisión que encabeza Campo Vidal tiene que buscar un acuerdo entre las empresas para repartirse los gastos y, si el criterio es el porcentaje de audiencia que se consiga, TVE se tendrá que hacer cargo del grueso de la factura, pues la Sexta y la Cuatro tienen una audiencia muy reducida. Mediapro, como ayer adelantó ABC, se perfila como encargada de las unidades móviles. Es evidente que a la corporación pública le hubiera salido mucho más barato organizarlo todo. Además, sus presentadores tampoco tienen un historial de servicios o tendencias políticas muy distinto a los elegidos por ambos partidos- -Manuel Campo y Olga Viza- -según admiten en el PP. Al mismo tiempo, el presidente de RTVE, Luis Fernández, recibió ayer un escrito en el que varios miembros del Consejo de la corporación mos- Los equipos de Zapatero y Rajoy PSOE: Dirigido por Alfredo Pérez Rubalcaba y Jesús Caldera, también lo integran José Andrés Torres Mora, ideólogo del partido desde la llegada de Zapatero; Ignacio Varela; Enrique Guerrero y José Enrique Serrano, de Presidencia del Gobierno, y Carlos Hernández. director de Comunicación del PSOE. También está en la sombra Miguel Barroso, ex secretario de Estado de Comunicación. PP: El coordinador de la campaña, Pío García- Escudero, está al frente. También están Soraya Sáenz de Santamaría, que hace honor al calificativo de todoterreno que le ha dedicado Rajoy, además del propio secretario general, Ángel Acebes, el director de Telegenia de los populares, Jorge Rábago, y Pedro Arriola, asesor del presidente del partido. La pública se los apunta Los negociadores de los partidos (Blanco y García Escudero) con EFE los responsables de la Academia Manuel Campo y García Campoy sis de los informativos de la cadena pública desde el 14 de enero, cuya principal conclusión es que el cómputo total de informaciones relativas al Gobierno, PSOE y PP constituyen el 93 por ciento del tiempo. Desde TVE negaron los datos de esa acusación y recordaron que también habrá un debate televisado con representantes todos los partidos menores además de los mayoritarios. Más información sobre los debates en www. academiatv. es traban su preocupación por lo que califican de bipolarización política en TVE. El texto viene firmado por los consejeros a propuesta de IU (Teresa Aranguren) ERC (Francesc Bellmunt) y CiU (Josep Manuel Silva) e incluye un análi- ¿Y QUIÉN PAGARÁ EL MILLÓN DE EUROS? La producción técnica de los cara a cara entre Zapatero y Rajoy arrojarán una cuantiosa factura de la que ninguna cadena parece querer hablar F. ÁLVAREZ MADRID. Apenas se han dejado cabos sueltos en el diseño de los duelos televisados entre Zapatero y Rajoy. Desde la ergonomía del mobiliario a la tonalidad del escenario que acogerá los cara a cara han sido minuciosamente pactados por socialistas y populares. Todo parece atado y bien atado. Todo salvo un pequeño asunto: ¿quién pagará la factura de poner en marcha un espectáculo audiovisual de primer orden cuyo coste puede llegar al millón de euros? La Academia de TV es la organizadora del evento y se responsabilizará de que la señal llegue a cualquier operador que así lo solicite. En los últimos días se han deslizado propuestas como repartir el coste en función de la audiencia que obtenga cada emisora. Dado que Telecinco y Antena 3 se han desmarcado de los cara a cara- -no quieren ser meros postes emisores- las únicas cadenas convencionales con cobertura nacional que los ofrecerán son TVE, Cuatro y La Sexta. Este escenario deja en franca ventaja a la emisora pública, cuya tradicional vinculación con las retransmisiones institucionales sin duda le permitirá batir récord de espectadores y desmarcarse con mucho de sus competidores. Pero, claro, esta situación la convertiría de inmediato en el pagador de la fiesta. Y, claro, no faltan quienes ya se lamentan por los pasillos de Prado del Rey de que para ese viaje no hacían falta alforjas, que lo mejor hubiera sido que TVE lo organizara todo desde el principio y así todos los contribuyentes se habrían ahorrado el coste de alquileres, unidades móviles, técnicos y demás recursos con los que ya cuenta de oficio la Corporación. Además, siempre se podría haber empleado como moderadores a profesionales de la casa. Por cierto, ¿Cobrarán Campo Vidal y Viza? Los cara a cara tendrán cinco bloques temáticos (economía y empleo, política social, política exterior, política insitucional y retos) En total, 90 minutos que sólo podrán incluir un corte publicitario de entre 5 y 7 minutos. Y con eso, claro, no se cubren gastos. Lo dicho. ¿Quién pagará el pato?