Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ELECCIONES 9 M ESPAÑA EL AVE SE ESTRENA EN CAMPAÑA JUEVES 21 s 2 s 2008 ABC El AVE llega por fin a Barcelona entre retrasos en varias líneas de Cercanías Los trenes fueron puntuales, incluso con algunos minutos de adelanto POR ÀLEX GUBERN FOTOS JOB VERMEULEN BARCELONA MADRID. Habituados a la calamidad, la llegada ayer a Madrid- Atocha del primer AVE procedente de Barcelona con ocho minutos de anticipación sobre el horario previsto fue recibida en el interior del convoy casi con vítores de alegría. Sin inauguración política, pero con algún directivo de Renfe en el interior, el primer viaje fue, de alguna forma, un acto de desagravio para los responsables de la compañía, que en estos últimos meses de crisis en Cataluña han lamentado que mientras eran Fomento y el Adif quienes metían la pata, ellos recibían las coces. En los andenes de Atocha, los abrazos de alegría, también en parte de alivio, describían un momento que desde Renfe no se cansan de calificar de histórico 16 años después de estrenarse la Alta Velocidad en España, otros doce después de la colocación de la primera piedra, el momento fue histórico y, a un día de la campaña, evidemente electoral. De manera simultánea al estreno, y como un perfecto dibujo de lo sucedido en los últimos meses, la red de Cercanías de Barcelona volvía a colgarse con tres líneas acumulando retrasos de entre 15 y 45 minutos debido a dos incidencias en la zona crítica de la estación de Sants y Sant Andreu, problemas que se prolongaron hasta media mañana. Como dijo la ministra sobre el AVE, bien está lo que bien acaba en Cercanías le faltó añadir que mal está lo que mal continúa A muchísima distancia, lanzados a 300 kilómetros por hora camino de Lérida, montados en el poderoso Siemens S- 103, los primeros 250 pasajeros del AVE inaugural- -100 de ellos periodistas- -nada sabían de los problemas en Cercanías. Cuando a las 7.16 de la mañana a la altura de Zaragoza el tren se cruzó con el primer convoy procedente de Atocha dejando tras de si un leve zumbido, quienes procedían de Barcelona lo de la Alta Velocidad casi les pareció un milagro. El S- 103, el tren más moderno con los que cuenta Renfe, cortaba el paisaje a los mandos del maquinista jefe Ricardo Durán, que, en un año, y si las pruebas son correctas, podrá pilotar el tren a 350 kilómetros por hora, reduciendo aún más la conexión entre las dos capitales, ahora de 2 horas y 38 minutos para los directos. A espaldas del maquinista, un muestrario tipo, con alguna nota pintoresca, de lo que será el pasajero habitual del AVE. Artur Vilà y Josep Maria Llegada del primer AVE Barcelona- Madrid, a las 8,30 de la mañana, ocho minutos antes de lo previsto Ventura, aposentados en las butacas de la clase Club, respondían al perfecto arquetipo del pequeño empresario catalán, uno dedicado al sector energético, el otro al farmacéutico. Recelosos por principio, aseguraban estar en viaje de prospección uno apreciaba la fiabilidad el otro echaba en falta más frecuencias, por el momento 17 por sentido. Junto a los viajantes de negocios, los de placer, como un matrimonio de Castelldefels y su hijo Nil, que iban y volvían de la capital por el simple gusto de viajar. Y junto a los viajeros de placer, los enfermos de tren, aficionados que no se pierden una inauguración, como los madrileños Alberto García, ex trabajador de Adif y de Renfe, y su sobrino Gonzalo. Superada la conexión Madrid- Barcelona, las obras del AVE en Cataluña pintan sólo un punto y seguido. Ayer, el Adif adjudicó el tramo Sagrera- Nudo de la Trinidad, el último pendiente en todo el recorrido hacia Francia, a donde se tiene que llegar en 2012, tres años después de lo anunciado. En un plazo más corto, y si no se produce un vuelco el 9- M, deberían empezar las obras del túnel bajo la Sagrada Familia. Ahí, la guerra vecinal y política va a ser a cara de perro. CiU, PP y ERC volvían a unirse ayer para presentar una moción pidiendo cambiar el trazado. Y José Montilla señalaba que ya ha mandado por escrito al Gobierno la moción que los mismo partidos, con texto casi idéntico, aprobaron en el Parlamento catalán. Lo de ayer, comparado con lo que está por venir, fue un paseo. Me he quedado en tierra POR Á. MARÍN BARCELONA. Cercanías y AVE no se entienden porque no hay una oficina centralizada para resolver las incidencias de Renfe lamentó Jaime, uno de los pasajeros que ayer perdió el primer tren de Alta Velocidad que salía de la capital catalana por culpa de la avería de un tren a pocos kilómetros de la estación de San Andrés Condal. Durante 45 minutos estuvieron parados en la vía- sin luz y sin ninguna explicación por megafonía resaltó Jaime- hasta que llegó otro convoy para hacer el trasbordo. Me he quedado en tierra decía con cara de circunstancias en el vestíbulo de Sants. Renfe le ofreció otro billete para ir a Madrid tras pedir un justificante del retraso en la ventanilla de Cercanías y presentarlo en la del AVE. Otra hora perdida. La mayoría de los pasajeros que cogieron los primeros AVE Madrid- Barcelona mostraron su satisfacción por la comodidad y el ahorro de tiempo que supone el tren de alta velocidad respecto al avión. El tren tardaba más de 24 horas cuando era pequeño y ahora sólo tarda dos y media, es una maravilla subrayó un jubilado. El pequeño Nil, en brazos de su madre, ayer en el AVE de las seis de la mañana hacia Atocha