Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL CUBA ENSAYA EL CASTRISMO SIN CASTRO DE SIERRA MAESTRA AL CHÁNDAL (Viene de la página anterior) MIÉRCOLES 20 s 2 s 2008 ABC de poner en peligro la vida de 80 millones de personas. El 16 de octubre, el presidente norteamericano, John F. Kennedy nombra el llamado Comité Ejecutivo del Consejo de Seguridad Nacional, que estuvo permanentemente reunido los trece días siguientes. El presidente Kennedy comunicaba el 22 de octubre que se había tomado la decisión de imponer una cuarentena (bloqueo) naval en torno a Cuba para impedir el paso de buques soviéticos con material bélico. Primeras elecciones La primera respuesta de Kruschev llegaría el 27 de octubre. El líder soviético retiraría los misiles si Estados Unidos hacía lo mismo con los instalados en Turquía y Grecia. Kennedy mantuvo el bloqueo. En las siguientes horas, un avión U- 2 norteamericano era derribado y el presidente americano pidió calma a los militares. Un día después, Kruschev comunicaba que los misiles serían retirados en treinta días bajo la supervisión de la ONU. El desencadenamiento de una tercera guerra mundial quedaba enterrado. En 1965, el Partido Unido de la Revolución Socialista cambia su nombre por el de Partido Comunista, y en la persona de Fidel se encuentran los cargos de primer secretario del partido, primer ministro de la nación y presidente del Instituto Nacional de la Reforma Agraria. El Comité Central del Partido Comunista aprobaba, en 1975, una nueva Constitución, y en el mes de octubre del siguiente año se celebraban las primeras elecciones para elegir a los 481 miembros de la Asamblea Nacional Popular. Así se consolidaba institucionalmente la Revolución iniciada en 1959. En 1980 Fidel emprende una reforma profunda en su Gabinete, y él asume varias carteras: Interior, Defensa, Sanidad y Cultura. Se produce, además, una grave crisis económica a causa del descenso en la recolección de la caña de azúcar y a una plaga en las plantaciones de tabaco. Como consecuencia, miles de cubanos se refugian en las embajadas de Perú y Venezuela solicitando asilo en el extranjero. Finalmente, el Gobierno cubano accedió a que aquellos que lo desearan podían abandonar el país. Y la mayoría se traslada a Estados Unidos, donde entraron 125.000 cubanos, que partieron del puerto de Mariel. Poco a poco, Fidel se fue quedando solo. Su más fuerte aliado político, la URSS, no tardaría en darle la espalda. Gorbachov, presionado por Estados Unidos, decidió dar carpetazo En agosto de 2006, Chávez obsequió con este dibujo a Castro, en presencia de su hermano Raúl. Abajo, Fidel en Oporto, en 1998 a la unión política, militar y económica con Cuba el 11 de septiembre de 1991. La vida de los isleños cambió radicalmente ante el nuevo panorama mundial desde principios de los noventa, debido tanto a las transacciones con los soviéticos a precio de mercado como la reducción en el suministro del petróleo. Esta sitación estranguló la economía nacional y obligó a decretar el 29 de agosto de 1990 la implantación del Período Especial en tiempos de paz por la que se impusieron 14 medidas de restricción en el consumo de gasolina y electricidad. sustituye en el papel de benefactor a la antigua URSS, puesto que pasa a suministrar petróleo en condiciones favorables de pago desde el 2000, o el Brasil de Lula da Silva. Castro, que no había faltado a ninguna de las diez primeras Cumbres Iberoamericanas celebradas desde 1991, dejó de participar en las últimas ediciones: Lima 2001, por la devastación de su país por el huracán Mitchell, la dominicana de Playa Bávaro 2002, y la boliviana de Santa Cruz de la Sierra 2003. En estas citas le ha sustituido el vicepresidente Carlos Lage. Desde 1996, su Gobierno ha ido tolerando las actividades de la disidencia interna, a la que permitió la publicación del texto La Patria es de todos (1996) y consentido las peticiones de democracia de la Plataforma Común (1999) y el Proyecto Varela (2001) cuyas demandas fueron incluso presentadas ante la Asamblea nacional en mayo de 2002, Además, permitió a representantes de esta oposición no reconocida mantener entrevistas con políticos extranjeros como José María Aznar (1999) el presidente mexicano Vicente Fox (2002) o el ex presidente norteamericano James Carter (2002) Pero la persecución de los opositores no ha cesado: valga como muestra la detención en marzo de 2003 de alrededor de ochenta disidentes, que al mes siguientes fueron condenados a importantes penas de prisión. Mientras, las relaciones de Castro con España se han movido entre lo entrañable- -por sus orígenes familiares- -y lo diplomático, sin olvidar los momentos de crisis coincidiendo con el Gobierno de Aznar. Hasta 2006 ha estado en cuatro ocasiones en España. La primera, en febrero de 1984, aprovechando una escala técnica en su regreso a Cuba desde Moscú; la segunda, en julio de 1992 para participar en la II Cumbre Iberoamericana. El 15 de junio de 1996 hizo una escala técnica en el aeropuerto de Santa Cruz de Tenerife, ocasión que aprovechó para visitar el Parque Nacional del Teide, y la última, el 20 de octubre de 1998, cuando viajó a Mérida después de participar en la Cumbre Iberoamericana de Oporto. Poseedor de una buena salud, en junio de 2001 sufrió un desvanecimiento durante una de sus habituales y prolongadas alocuciones Para los maledicentes, cinco días después ratificó a su hermano Raúl como su único sucesor. El 20 de octubre de 2004 sufrió una caída al término de su intervención en un acto multitudinario en Santa Clara, fracturándose la rodilla izquierda y fisura en el húmero del brazo derecho. El 31 de julio se produjo la sorpresa, cuando se anunció que el presidente cubano había sufrido una intervención quirúrgica en el abdomen a causa de una hemorragía. Fue la primera señal hacia su fin. Entre entre julio y agosto de 1994 se produjo la crisis de los balseros, cuando Castro permitió la salida a todo aquel que lo deseara, a raíz de la muerte de 40 cubanos en el hundimiento de un remolcador con el que pretendían abandonar el país, y que aprovecharon más de 30.000 personas. Castro decretó festivo el Día de Navidad de 1997, un gesto previo a la histórica visita de enero de 1998 del papa Juan Pablo II a la isla en la que desautorizó el embargo y demandó apertura al régimen. Frente al bloqueo norteamericano y la difícil relación con la UE, restableció relaciones diplomáticas con gran número de países latinoamericanos, destacando los casos de la Venezuela de Hugo Chávez, que Crisis de los balseros Castro decretó festivo el Día de Navidad de 1997, un gesto histórico ante la visita del Papa en enero siguiente En marzo de 2003 produjo la detención de 80 opositores, que serían condenados a fuertes penas de prisión