Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC CUBA ENSAYA EL CASTRISMO SIN CASTRO DE SIERRA MAESTRA AL CHÁNDAL MIÉRCOLES 20- -2- -2008 INTERNACIONAL 41 Sobre estas líneas, Fidel Castro charla con el balserito Elián González, durante la graduación de su clase el 20 de octubre de 2004, en el memorial Ernesto Che Guevara, en Santa Clara. A la derecha, dos instantáneas de la caída que sufrió Castro al día siguiente en el mismo lugar, al tropezar cuando bajaba del escenario tras su discurso ENRIQUE MENESES vimiento 26 de julio nunca ha hablado de nacionalizar las industrias. Es absurdo acusarnos de ello... añadía. Sin embargo, Raúl Castro pertenecía al Partido Comunista desde 1953, y el propio Che Guevara se situaba a la izquierda de la izquierda lucha de guerrillas en un pueblo llamado Chalco. Por su perfil, su larga cabellera negra y su poderoso tórax, a Fidel le empiezan a llamar El Caballo Castro consigue de los cubanos exiliados en Estados Unidos cerca de 50.000 dólares para su causa. Con parte de ese dinero compra un viejo yate, el Granma y embarca con 80 hombres rumbo a Cuba. El plan previsto era que el 30 de noviembre coincidiera el desembarco de Castro con un levantamiento de la población en Santiago, pero el Granma no llegó y el levantamiento fue sofocado por el Ejército. El 2 de diciembre Castro llegaba con sus hombres a la costa. El Ejército cubano les esperaba. Una escuadrilla de aviones atacó al pequeño grupo de revolucionarios, y sólo una docena de ellos pudo salvar la vida. Entre ellos, Fidel Castro, Raúl, el Che que fue herido, y Camilo Cienfuegos. Huyen hacia Sierra Maestra en busca de un refugio seguro. Agazapados en la inexpugnable montaña, consiguen aumentar el número de revolucionarios. Batista les da por muertos. Pero lo cierto es que desde Barbudos en Sierra Maestra Costa Rica, el presidente José Figueres les envía un cargamento de armas; también les llegan desde Venezuela, y las donaciones económicas tampoco faltan. Fidel asegura: No nos afeitaremos hasta que hayamos triunfado Castro consigue traer a un periodista del New York Times hasta su cuartel general, y días después aparecen varios artículos de apoyo a los revolucionarios. Además, Fidel consigue instalar una emisora, Radio Rebelde que llega a toda la isla. Las noticias corren de boca en boca y los barbudos comienzan a ser famosos entre la población. Se instaura una especie de Estado insurrecto que, el 14 de junio de 1957, lanza una proclama con unos objetivos muy definidos. Fidel asegura que sólo pretende restaurar la democracia mediante unas elecciones libres, obligando a Batista a presentar la dimisión. Pero no existe la menor alusión al marxismo. Mi ideal- -aseguraba Fidel Castro- -es la democracia. No estoy de acuerdo con los comunistas... No hay comunistas en nuestro movimiento, a no ser que Adán y Eva fuesen comunistas... Mi hermano Raúl no es comunista... El Mo- En los últimos días de 1958, las tropas guerrilleras de Sierra Maestra habían puesto en marcha la gran ofensiva contra el régimen del presidente Fulgencio Batista. Fidel Castro, al frente de sus hombres, se dirigió a Santiago, mientras Che Guevara se encaminó hacia La Habana. Por su parte, Estados Unidos había comunicado a Batista que le retiraba todo su apoyo y le aconsejaba marcharse del país. El 31 de diciembre de 1958, Batista y varios generales abandonaban Cuba. El 2 de enero de 1959 Che Guevara entraba en La Habana, y seis días después lo hacía Fidel Castro, aclamado por la multitud. Lo primero que hizo Castro fue elegir un presidente de la República, Manuel Urrutia, un antibatista catalogado como demócrata moderado, cuya única misión era firmar leyes, pues el auténtico poder lo tenía el Ejército rebelde encabezado por Fidel. Pero esta situación duró poco, Castro convenció a Urrutia para que el primer ministro, José Miró Carmona, le dejara el cargo. Y así, desde el 16 de febrero Fidel presidía las reuniones del Consejo de Ministros de un Gobierno de transición. En marzo de 1960, Eisenhower autorizó el adiestramiento de una fuerza de exilia- El triunfo de la revolución dos cubanos, y cuatro meses después suspendió la venta de azúcar cubana, que suponía el 50 por ciento del consumo total. La respuesta de Castro fue radical: nacionalizó las fábricas americanas de La Habana y confiscó la inversiones. El 3 de enero de 1961, el presidente Eisenhower rompía las relaciones diplomáticas con Cuba. Ése fue el momento en que Fidel Castro dio el paso definitivo para ampliar las relaciones diplomáticas y comerciales con el bloque comunista, que se habían iniciado un año antes con la visita del viceprimer ministro soviético Anastas Mikoyan. Pero Estados Unidos no acababa de digerir la encubierta presencia del enemigo soviético a tan sólo 145 kilómetros de las costas de Florida, y alentó una sublevación contra Castro. La Administración Kennedy decidió apoyar la invasión de la isla mediante el desembarco en Bahía de Cochinos Batista nunca tomó en serio a los revolucionarios; por esa razón decidió amnistiarlos en 1955 Por su perfil, larga cabellera negra y su poderoso tórax, a Fidel le empiezan a llamar El Caballo Bahía de Cochinos de un grupo de anticastristas. El 15 de abril de 1961, varias instalaciones militares eran bombardeadas por aviones de la CIA. El Gobierno cubano decretó la movilización nacional, y tras 72 horas de combate, el Ejército castrista derrotó a los invasores, de los que un centenar murieron y 1.113 fueron hechos prisioneros. Tres meses después, y con motivo de la celebración del VIII aniversario del Movimiento 26 de julio, Fidel Castro convocó en la plaza Cívica de La Habana al pueblo para que aprobara por aclamación la fusión de todas las organizaciones y entidades políticas del país en una sola: el Partido Unido de la Revolución Socialista. A raíz de esto, el Gobierno proclamó el Estado socialista. Y, en diciembre, Fidel Castro se definió como un marxista- leninista. La preocupación del Gobierno castrista por sufrir una nueva invasión, pero esta vez de grandes proporciones, llevó a Raúl Castro hasta Moscú para pactar con los soviéticos la instalación de armas nucleares en la isla con el fin de disuadir a Estados Unidos. El 14 de octubre, los aviones espías norteamericanos U- 2 consiguen fotografiar, en el área de San Cristóbal, al oeste de La Habana, el emplazamiento de misiles balísticos con capacidad nuclear. Días después, eran descubiertas también otras plataformas de lanzamiento. Las fotografías revelaban que ya estaban instalados 32 misiles capaces (Pasa a la página siguiente)