Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL CUBA ENSAYA EL CASTRISMO SIN CASTRO REACCIONES MIÉRCOLES 20 s 2 s 2008 ABC Los balseros de Mariel En octubre de 1980, miles de cubanos se refugiaron en la embajada de Perú. La crisis desembocó en la salida de 130.000 personas por puerto Mariel. Castro dijo que podía irse de la isla todo el que quisiera. Antes, 3- 12- 1976, Castro había resultado elegido presidente del Consejo de Estado, y, en 1975, en el I Congreso del PCC, había asumido el puesto de primer secretario. Caída de la URSS En 1985, Mijail Gorbachov se convirtió en secretario general de la URSS. Comenzó la perestroika el cambio, que condujo, en noviembre de 1989, a la caída del muro de Berlín, y después de los países de la órbita comunista del Este de Europa. El 2 de abril de 1989, Gorbachov visitó La Habana, pero Fidel Castro reiteró su negativa a la perestroika y siguió en su mundo marxista. Crisis de los balseros En el verano de 1994 se produjo de nuevo una dramática crisis de balseros que concluyó con la salida de más de 30.000 personas. La triste situación condujo a nuevos acuerdos migratorios. Estados Unidos siguió presionando y, en 1996, por la ley Helms- Burton, Washington acordó sancionar a las compañías extranjeras que utilizaran propiedades estadounidenses confiscadas en Cuba. Barco con refugiados que hizo el trayecto Mariel- Florida en 1980 AP Washington y Madrid desean que se abra un proceso que lleve a la democracia Estados Unidos advierte que no tiene previsto levantar el embargo en un futuro cercano s Moratinos asegura que la renuncia de Castro no le cogió de nuevas LUIS AYLLÓN MADRID. El anuncio de Fidel Castro de abandonar la presidencia de Cuba provocó reacciones en todo el mundo, pero se vivió de manera especial en Estados Unidos y España, los dos países donde se encuentra el mayor número de cubanos exiliados. La esperanza de que la noticia sea el comienzo hacia una democratización de la isla fue el elemento común en la clase política de los dos países, aunque nadie espera cambios espectaculares. Desde Kigali (Ruanda) el presidente estadounidense, George Bush, señaló que la renuncia de Fidel Castro debería ser el comienzo de una transición democrática que desemboque en unas elecciones libres y justas Bush, no obstante, precisó que la primera fase, comandada por Raúl Castro, posiblemente no represente ningún cambio para los cubanos. Por su parte, el número dos del departamento de Estado, John Negroponte, advirtió de que Washington no va a levantar el embargo. No puedo imaginarme que eso se produzca en un futuro cercano dijo. Mientras, los tres aspirantes con posibilidades a la Casa Blanca coincidieron en pedir democracia para Cuba y la liberación de todos los presos políticos, pero se mostraron cautos a la hora de decir cuál será su política hacia la isla, informa Efe. El republicano John McCain señaló que la decisión de Fidel Castro no significa que la libertad de los cubanos esté al alcance de la mano. La precandidata demócrata Hillary Clinton recordó a los futuros líderes cubanos que el pueblo de Estados Unidos está listo para acercarse a ellos si avanzan por la senda de la democracia. Y su oponente Barak Obama indicó que si los dirigentes cubanos incian un cambio significativo Estados Unidos debe prepararse para empezar a dar pasos a fin de normalizar las relaciones y flexibilizar el embargo Moratinos lo esperaba En España, la reacción oficial del Gobierno llegó por boca del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que se encontraba en Alicante, y que dijo no mostrarse sorprendido por la noticia, tal vez Protesta contra Fidel Castro, ayer en la Pequeña Habana de Miami porque desde la visita que hizo en abril del pasado año a la isla mantiene unas estrechas relaciones con los gobernantes cubanos. El ministro recordó que el Ejecutivo español siempre consideró que cuando Raúl Castro asumió la presidencia en funciones, se inició una nueva etapa en la isla Ahora- -dijo- -hay que ayudar y acompañar a los cubanos para que decidan su futuro El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, expresó su esperanza en que se abra un proceso de democratización. De todos modos, en el Gobierno se considera que aún es pronto para saber hacia dónde evolucionarán las cosas y se AFP confía en que Raúl Castro comience. al menos, con algunas reformas económicas que den paso a otras de tipo político. Las autoridades españolas tendrán ocasión pronto de conocer una opinión directa sobre lo que está sucediendo en la isla a través del cardenal secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, que tiene previsto hacer hoy una escala técnica en Madrid camino de Cuba y otra a su regreso el día 26, una vez terminada su visita, según fuentes diplomáticas. En el PP, su presidente, Mariano Rajoy, dijo, tras conocer el anuncio de Fidel Castro: Ojalá sea el principio de la llegada de la democracia a Cuba